BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

LAS REFLEXIONES DE FIDEL CASTRO: EXPRESIÓN DE UNA ÉTICA REVOLUCIONARIA

Raúl O. Quintana Suárez




Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (141 páginas, 661 kb) pulsando aquí

 


“Habrá que darlo todo si fuere necesario, hasta la sombra, y nunca será suficiente” (Poeta cubano Fayad Jamis)”

En su reflexión “Hay que darlo todo”, escrita el mismo 1ro de mayo del 2009, el líder cubano valora los acontecimientos ocurridos en la Plaza de la Revolución “José Martí”, en la Habana, en el acto central por la festividad, celebrada a su vez, a lo largo y ancho del país. En la misma se pone especial énfasis, independientemente de la acostumbrada participación entusiasta de nuestro pueblo, a la presencia en la misma, entre los invitados, de Miguel d´Escoto, Presidente pro témpore de la Asamblea General de las Naciones Unidas y quien librase titánicas batallas, como Canciller del gobierno sandinista en la etapa de 1979 a 1989, contra la política agresiva del entonces Presidente Ronaldo Reagan (1980/1988) y de sus incondicionales aliados en Centroamérica, sin contar las batallas libradas contra el Vaticano, que se oponía a que por su condición de sacerdote, ocupara ningún cargo político.

Otro momento destacado en la reflexión es el homenaje rendido a dos grandes poetas cubanos: Manuel Navarro Luna y Fayad Jamis, de indeclinable posición revolucionaria hasta su muerte.

Referente a Miguel d´Escoto refiere como…“…lo conocía desde que triunfó la Revolución en Nicaragua y Daniel Ortega lo designó Ministro de Relaciones Exteriores, cargo en que se mantuvo hasta que la guerra sucia de Reagan, los miles de jóvenes sandinistas que en ella murieron y el daño económico ocasionado, condujeron a la victoria de la contrarrevolución en Nicaragua.

El retroceso que esta ocasionó a lo largo de 17 años y el desastre económico y social que la <<democracia>> de Estados Unidos impuso al noble pueblo de Nicaragua, llevaron de nuevo a los sandinistas al gobierno del país; esta vez con limitaciones constitucionales y gran dependencia de Estados Unidos. Daniel (Ortega) lo denunció el 17 de abril en la Cumbre de las Américas, en Puerto España, donde con tanta dignidad condenó el bloqueo a Cuba…” (195).

Su prestigio internacional le permitió ser elegido por un periodo de dos años, como Presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en el 2007, posición desde la que mantuvo sus ideas, regidas por una profunda ética y avanzado pensamiento revolucionario y latinoamericanista.

En la misma valora Fidel Castro, respecto a su presencia como invitado en la tribuna, en el acto de los trabajadores que…“…me satisfizo mucho saber que allí presenciándolo todo estaba Miguel d´Escoto. Tres días antes en su discurso a los cancilleres y representantes del Movimiento de Países No Alineados, expresó:

“…El orden mundial existe basado en la cultura capitalista que equipara el ser más con el tener más, promueve el egoísmo, la codicia, la usura y la irresponsabilidad social. Estos antivalores de la cultura capitalista han sumido al mundo en un enjambre de crisis convergentes que, de no ser eficazmente atendidas de inmediato, ponen en peligro la continuación de la propia especie humana y la capacidad de sostener la vida en la Tierra.

En el fondo de todas las diferentes crisis que enfrentamos yace una enorme crisis moral, una gran crisis de valores y principios éticos. Todos hemos traicionado los valores emanados de nuestras respectivas tradiciones religiosas o ético filosóficas. Nos hemos traicionado a nosotros mismos al caer en la tentación capitalista y al asumir sus valores anti vida, de odio y egoísmo, nos hemos convertido en los peores depredadores, enemigos de nuestra Madre Tierra, nos hemos deshumanizado” (196).

En su justo reconocimiento a los poetas cubanos, ya fallecidos, pero siempre recordados, recuerda el dirigente cubano…“…los versos de Fayad Jamis, dedicados a Manuel Navarro Luna, poeta revolucionario y comunista que vivió desde los seis meses de edad en Manzanillo e incorporarse a realizar varios oficios. Fue mozo de limpieza, limpiabotas, buzo, sereno y procurador público. Estudiaba por su cuenta para superarse.

En 1915 publica sus primeros versos. En 1919 su primer libro. En 1930 se une al Partido Comunista”. (197)

Respecto a la impresión causada en él por el desfile popular describe…:“…los colores rojo, azul y blanco de nuestra bandera, ondeada por las manos laboriosas de miles de jóvenes de la Universidad de las Ciencias Informáticas que cerraban el desfile; de las escuelas de Instructores de Arte, de Ballet; las federaciones de estudiantes de la capital, los disciplinados y activos jóvenes estudiantes que se forman como Trabajadores Sociales; los niños de la Colmenita y otras expresiones de la obra de nuestra Revolución, saben que son portadores de un fuego que nadie podría jamás apagar”. (198)

Para finalizar su reflexión, se rememoran los versos finales del poema de Fayad Jamis dedicado a Manuel Navarro Luna, que simbolizan el espíritu imperante en los trabajadores cubanos y todo nuestro pueblo en general, que expresan que…“…habrá que darlo todo/ si fuere necesario/ hasta la sombra/ y nunca será suficiente”. (199)


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet