BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

CATARSIS POR BARRÍOS

Mario Antonio Turcios Flores


 


Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (70 páginas, 2,01 Mb) pulsando aquí




 

Capítulo 8 Alfonso

Isidro Alfonso Turcios Flores fue el número 12 de mis hermanos, nació en el año 1964, en el Caserío Barríos. Era un joven introvertido y observador, muy aplicado en el estudio, aunque callado tenía muchos amigos, era especial, el mejor en matemáticas y muy bueno en el futbol, era muy admirado por ello. Nunca faltaba en los campeonatos, compañeros y aficionados lo clamaban, la victoria dependía en gran parte de él, era el mejor delantero, comenzamos a ser compañeros de escuela, cuando yo inicié mi segundo grado de estudio, en la escuela de San Pedro Carrizal. El hacia su cuarto grado, era mi ejemplo y yo lo admiraba, mi héroe era mi padre, pero él fue mi protector, cuidaba mucho de mí, creo que por ser yo su hermano más chico y muy tímido.

Era muy cauto y pacifico. Pero fue cambiando poco a poco, le parecía injusto, la condición en que vivíamos y el trato que recibíamos de parte de los hacendados, el estudio recibido en las aulas le abrieron el entendimiento y despertó en él la idea de hacer algo por cambiar la situación adversa en la que nos estábamos hundiendo, mostró su descontento y con frecuencia enfrentaba a los terratenientes en defensa de los trabajadores, sus argumentos en contra de la desigualdad económica e injusticia social, eran irrebatible, y los capataces, mandadores de las haciendas lanzaban amenazas en su contra.

Se ganó la reputación de rebelde, he insubordinado se ganó enemigos por defender a quienes no eran capaces de exteriorizar su descontento. Por un tiempo nos mudamos a Osicala, donde conoció su primera novia llamada Emérita, quien le enseñó el por qué Luchar, así que no tardó en hacerse de amigos y participar en las actividades deportivas, ganó muchos amigos, pero también enemigos, fue reclutado por el comandante cantonal de El Tablón y llevado al Destacamento Militar 4 (DM4) de San Francisco Gotera para que se le incorporara al ejército y cumpliera con su servicio militar obligatorio, lo “pelonearon” y le ordenaron hacer lagartijas, como era rebelde se negó a obedecer y por ello el oficial lo golpeó con un garrote, juro vengarse, y con la ayuda de la niña Polita Perla, una señora muy adinerada y amiga de mis padres, logró salir del cuartel.

Lo que le hicieron no lo perdonaría nunca y se vengaría al encontrar la ocasión. Así que no quería saber nada del ejército y de los cuerpos de seguridad, y les declaró la guerra, y como fuimos perseguidos por la Guardia decidimos volver a Barríos, reinició sus clases en la escuela, pero en octubre de 1980, fue desparecido mi hermano Armando, el menor de Alfonso, días después apareció muerto en la cuesta El Capulín, con señales de tortura. Alfonso indignado e inspirado en el ejemplo de nuestro hermano, pasaría a ser “Rodolfo” se sometió al curso de entrenamiento político y militar, impartido por instructores del Ejército Revolucionario del Pueblo (E.R.P.) que fueron entrenados en Cuba y en Vietnam.

Regresó a Barríos y se incorporó a los jóvenes revolucionarios de Río Seco. Se preparaban para su primera experiencia bélica, se trataba de la ofensiva del 10 de enero de 1981. Mientras el combate arreciaba en San Francisco Gotera, él y sus compañeros atacaban los puestos de soldados y guardias ubicados en el kilometro 18, entre Río Seco y el Llano Santiago. Más de 10 horas duro el enfrentamiento. Herido de bala en el pie derecho, Rodolfo fue auxiliado por una brigadista, y llevado a Barrios, fue su primera experiencia, terminaron con los soldados apostados en los cerros y controlaron la zona, por un buen tiempo mientras los que atacaron el DM4, se retiraban.

Sin duda estábamos en momentos muy difíciles y los enfrentamientos fueron cada día más frecuentes en la zona, en julio de 1981, entro el ejército de nuevo a Barríos, robaron comida, mataron animales y golpearon a la gente y al final se llevaron a Julia Umaña, esposa de Javier, mi hermano y la asesinaron en Valle Nuevo, cerca de Río Seco, el oficial le ordenó que se metiera abajo del camión, y cuando caminaba, el oficial le disparo en la cabeza, estaba embarazada, si para muchos eso generaba miedo, para Rodolfo significaba más odio y rencor contra los militares y el gobierno.

Entre tiroteos y tiroteos, la sentencia de muerte final a Barríos se aproximaba. El 18 de abril de 1982, el batallón Atlacatl, atacó Barrios, dejando terror, luto y cuarenta y nueve personas asesinadas, en su mayoría niños y niñas, cincuenta personas fueron rescatadas por mi hermano Rodolfo, personas que estaban a punto de ser ejecutadas por los militares, esa vez se convirtió en héroe, y la gente se lo agradeció.

Sus ojos habían ya presenciado el terror que sembraron los asesinos de más de mil personas en el cantón El Mozote de Morazán, 10 de diciembre de 1980. De esa masacre también fue responsable el Batallón Atlacatl, comandado por el coronel Domingo Monterrosa Barrios. Rodolfo decidió a morir y luchar arduamente, viajó al cantón El Limón, cerca del cerro Cacahoatique en MORAZAN.

El 7 de agosto de 1982 incursionó a Ciudad Barríos de San Miguel, eran las 4:00 am. Logró tomar el control a las 9:00 am. Muchos soldados, guardias y defensas civiles murieron, la cancha de futbol y las calles estaban llenas de cadáveres de soldados, algunos guardias huyeron vestidos de mujer, 160 soldados y 8 guardias fueron capturados con vida. La guerrilla no acostumbraba torturar, ni matar soldados que voluntariamente se rindieran, así que los prisioneros fueron llevados al campamento del Cantón El Limón, los heridos fueron entregados de inmediato a la Cruz Roja Internacional (C.R.I.). El comandante guerrillero habló con el coronel de la 3a. brigada de Infantería, de San Miguel a través del radio de comunicación y le advirtió que si les pasaba algo a los prisioneros heridos, entregados al C.R.I. él sería responsable.

Los demás prisioneros fueron llevados y luego intercambiado por prisioneros políticos resguardados en las cárceles clandestinas del gobierno; donde eran torturados brutalmente, muchos de ellos eran sindicalistas, estudiantes, obreros, profesores y campesinos. El intercambio se hizo con el apoyo de la Cruz Roja Internacional, el proceso de intercambio tuvo éxito. Los militares acostumbraban a matar a aquellos prisioneros liberados por las fuerzas revolucionarias, argumentando que la guerrilla les había hecho un “lavado de cerebro”, al hacerles conciencia de la injusticia gubernamental contra el pueblo SALVADOREÑO.

Sabido es que agentes del gobierno se encargaban de investigar y asesinar a los exiliados en otros países, se dieron casos en Honduras, Guatemala y otros países. Después de severos combates en la zona de Morazán Rodolfo, regresó a San Antonio Chávez, no había tregua, los combates en el área eran frecuentes y la posibilidad de una paz negociada era incierta, debido a la negativa del gobierno al dialogo, la guerra se prolongaría.

Decidí reunirme con Javier, mi hermano mayor, quien era el encargado del área política en San Antonio Chávez, su trabajo consistía en concientizar al pueblo sobre la situación que en el momento se vivía , luchar por una causa justa era la prioridad. En más de una ocasión consideramos la posibilidad de irnos al exilio, y apoyar el proceso desde el exilio. Pero Rodolfo además de su compromiso con la revolución se había enamorado de su novia Elsy, una linda joven de cabello largo ,con 18 años de edad morena y ojos color miel.

Rodolfo era del criterio que el gobierno nunca estaría dispuesto a negociar, por lo tanto la única opción eran enfrentarlos bélicamente. Yo le hice ver que su novia estaba embarazada, y que no era justo que su niño naciese en esas condiciones, que lo mejor sería el exilio, lo pensó por un par de horas y luego aceptó, los documentos de identidad de Javier, mi hermano mayor estaban listos pero no los de Rodolfo y su novia, así que sería el próximo paso.

Una vez tomada la decisión, yo tendría que irme a San Miguel, me despedí de Javier, quien me quería mucho, pero Rodolfo, era especial, no puedo explicar porque yo era su hermano preferido, nunca lo supe, ese día se levantó, me vio directamente a los ojos, me abrazo fuerte, besándome en la mejía me dijo.- “ Te quiero hermano.” Quise llorar, y compartir su dolor y sufrimiento en las montañas, ambos sentíamos la misma congoja, nos unía la misma causa, y nuestro sueño ere volver a ser una familia, pero esa esperanza se apagó, cuando el 12 de junio de 1983, por la mañana, un fuerte operativo, lanzado por el DM4. De Francisco Gotera, la Tercera Brigada de Infantería de San Miguel y Batallones de Reacción Inmediata, se tomaron la zona desde diferentes posiciones, Rodolfo acostumbraba caer por asalto al puesto de mando del ejército, el cual estaba integrado del oficial, el radista operador y una escuadra de artillería pesada, cuando se logra destruir el puesto de mando, la victoria era segura.

Es una acción suicida. No solo depende de ser estratégico, debía tener convicción. Cuatro horas de combate en el campo de batalla, los cerros entre “Altomiro y San Antonio Chávez,” fueron el escenario donde murió Rodolfo un valiente guerrillero de apenas 19 años de edad, que en plena adolescencia y con ansias de vivir y ser libre murió por la causa.

Fue él quien primero cayó herido de bala; a los pies de su novia, ella se lo alzó a la espalda pero recibió una ráfaga de balas en su abdomen mientras lo cargaba, ambos agonizaron juntos y hasta el final lucharon, Rodolfo mientras se debatía entre la vida y la muerte disparaba y al menos seis soldados fueron alcanzados por su fusil.

Años después irónicamente yo tuve que auxiliar en San Miguel a soldados que desertaron del cuartel, los mismos que mataron a mi hermano. Javier decidió irse a EE-UU. Y apoyar la guerra desde el extranjero, y así lo hizo en honra a la revolución y a su esposa Julia, quien estaba embarazada cuando la asesinaron. En la masacre de Barríos perdió a sus dos hijos y a mi padre.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet