BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

OCIO Y VIAJES EN LA HISTORIA: ANTIGÜEDAD Y MEDIOEVO

Mauro Beltrami




Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (250 páginas, 730 kb) pulsando aquí

 

 

EL TURISMO, SU HISTORIA… Y SU PREHISTORIA

El trabajo actual se sitúa en aquellos viajes circulares anteriores a la aparición de los viajes turísticos mencionada, es decir, se centra en los viajes preturísticos, no sólo considerándolos como migraciones temporales que ponen en juego relaciones sociales, ideológicas, ambientales y económicas, sino también enfocándose también en las transformaciones de las relaciones humanas y la problemática del cambio cultural –aculturación, resignificación y resistencia- inherente a los desplazamientos humanos.

Como se ha dicho, es durante la segunda mitad del siglo XIX cuando puede comenzar a hablarse del turismo como fenómeno social. El origen de los cambios sociales que se produjeron en ciertas sociedades de Europa occidental en el siglo XIX, se debieron fundamentalmente a dos procesos históricos: la Revolución Industrial y la Revolución Francesa. Por ende, puede decirse que el turismo es hijo directo de esta doble revolución burguesa.

Pero si el turismo tiene su historia, y ésta comienza tras la doble revolución burguesa… ¿qué sucedía anteriormente a ellas? Previamente al siglo XIX, la dificultad de las comunicaciones, los sistemas político-económicos arcaicos, y las condiciones socio-culturales impedían el desarrollo de flujos de viajeros que puedan considerarse turísticos. No obstante, no es extraño encontrar autores -muchos de ellos, de gran prestigio- que aluden a la existencia de turismo en sociedades preindustriales. La Roma clásica es citada muchas veces como la civilización donde comenzó a desarrollarse el turismo, como lo han hecho Angelo Mariotti o A. J. Norval. Obviamente se cae en un anacronismo si se considera al turismo en éste sentido, y es así que aquellos otros fenómenos vinculados a los viajes que se sucedieron en las sociedades preindustriales deben ser analizados y estudiados como algo distinto del turismo. Y aquí es donde aparece la utilidad del concepto de viaje preturístico.

¿COMO HAN ESTUDIADO EL PROBLEMA HISTÓRICO LOS INVESTIGADORES DEL TURISMO?

Desde distintas disciplinas variados investigadores han sostenido sus posturas teóricas, acercándose hacia distintas épocas para explicar el surgimiento del turismo. Las diferencias se dan fundamentalmente por las diferencias conceptuales en cuanto a los términos utilizados para el estudio del fenómeno turístico. En este trabajo, se parte de la aparición del viaje turístico durante el siglo XIX; sin embargo, no son pocos los investigadores que observan el nacimiento del turismo en la antigüedad y, antes aún, en la prehistoria. De este modo, se ha decidido mostrar rápidamente a aquellos investigadores que sitúan más antiguamente el viaje turístico, para terminar con aquellos que lo hacen mucho más cerca de nuestros días, aunque siempre situados dentro de la Antigüedad. Los autores que sitúan el nacimiento del turismo fuera de estos tiempos históricos estarán ausentes en este recorrido; no obstante algunos son mencionados oportunamente en otros capítulos del presente trabajo.

Desde los orígenes de las investigaciones en turismo, se ha intentado abordar el aspecto histórico. Algunos han incluido la historia en trabajos más amplios de turismo; otros se han abocado a la tarea de escribir exclusivamente sobre el tema. Al estudiar muchos de los trabajos, aparece notoriamente el hecho de la falta de desarrollo metodológico. Pocos investigadores han encarado científicamente la tarea, y es así que muchas veces las cuestiones formales prevalecen por sobre las cuestiones significativas y profundas de la sociedad histórica estudiada. No pocos son los autores que muestran en su desarrollo histórico del turismo simplemente una sucesión de hechos, cronológicamente colocados, aunque aislados de todo contexto y carentes de desarrollo metodológico. Quizá uno de ellos sea la mexicana Griselda Álvarez Ponce de León , no presentando ninguna fundamentación del trabajo histórico. Además, la falta de referencias presenta el problema de acceder a las fuentes y continuar el trabajo a partir de ellos.; una simple cita podría haber aclarado varias afirmaciones del texto.

Alfredo Ascanio observa que “los manuales de turismo suelen contener un capítulo dedicado a reseñar la aparición del turismo como fenómeno individual y social, entendido siempre como el desplazamiento realizado por una persona (o grupo de personas), que reside permanentemente en una localidad, a otra localidad. Anotemos de inmediato, que la historia del fenómeno se hace desde la perspectiva de esta noción pero señalando que la visita se realiza por puro gusto y placer. Sin embargo, añadir el calificativo de un desplazamiento realizado por gusto no es un rasgo, sino un elemento básico del fenómeno”. Del análisis de Ascanio se desprende que una historia del turismo debe tener como objeto de estudio el viaje por placer fundamentalmente. Claro que entonces debe encararse la historia desde una perspectiva del ocio y del significado social de la recreación en una dada sociedad. Así, la visión de Ascanio se ve plasmada en la historia que desarrolla Boullón, en la que se centra precisamente en el ocio y la recreación, mostrándolos íntimamente relacionados al viaje turístico.

El aporte de los historiadores al desarrollo teórico del turismo no ha sido relevante en comparación con los científicos sociales que realizaron sus aportes proviniendo de otras ciencias, como los sociólogos o los economistas. Elio Chaves Flores ha realizado un trabajo valioso buscando el modo de abordar el estudio histórico desde la turismología. Remarca la importancia del marxismo en un estudio histórico del viaje turístico y preturístico –donde señala, además, la contemporaneidad de Marx y de Thomas Cook, quién fuera el responsable por la “transición del turismo romántico hacia la economía turística”- ; y trabaja fundamentalmente sobre la aplicación de la historiografía de Braudel y de Hobsbawm al estudio turístico, por considerar que estos son “representativos de los grandes debates historiográficos –capitalismo, revoluciones, cultura material y modernidad- en el recorrido de la segunda mitad del siglo XX”. Claro que Chaves Flores trabaja sobre como estudiar a las sociedades turísticas, no sobre las sociedades preturísticas.

Tratándose el presente trabajo sobre el viaje preturístico, los historiadores del turismo que se incluyen en el análisis a continuación, son aquellos que hayan tratado al viaje preturístico o hayan estudiado los viajes de las sociedades europeas occidentales anteriores al siglo XIX. Es así que quedaron excluidos muchos turismólogos e historiadores que han abordado la historia del turismo moderno o de sociedades no europeas, como -por ejemplo- la argentina Regina G. Schlüter.

Angelo Mariotti es uno de los primeros científicos estudiosos del turismo que realiza aproximaciones históricas hacia los orígenes, afirmando que "un estudio sistemático del turismo no puede prescindir de un análisis histórico". Lo que intenta Mariotti es dilucidar los orígenes históricos del turismo, presentando un hecho que se repite en varias de las historias del turismo: la estrecha vinculación entre turismo y hospitalidad. Es así que Mariotti piensa que si existían forasteros en una sociedad determinada era porque debía practicarse la hospitalidad.

El economista A. J. Norval tiene lo que puede llamarse una visión optimista del turismo. Desde las sociedades antiguas observa la existencia de una cantidad importante de viajes de tipo turístico, especialmente en Roma. Es de destacar la diferencia que realiza Norval entre el turismo y la hotelería: de este modo, decide escribir dos historias diferentes, una del turismo y otra de la hotelería.

El marco geográfico de su obra no se reduce únicamente a la Europa Occidental; aunque su historia corre fundamentalmente por estas sociedades. El comercio y el tráfico de mercancías adquieren una importancia relevante para Norval; no debe extrañar, por ende, el papel que toma la infraestructura y el transporte dentro de la obra.

Miguel Ángel Acerenza sitúa explícitamente el nacimiento del turismo en la segunda mitad del siglo XIX. Realiza la siguiente división temporal:

1. Antecedentes remotos (hasta siglo XVI)

2. El turismo a partir del siglo XVI

3. El turismo a partir de mediados del siglo XIX

4. El turismo después de la primera guerra mundial

5. El turismo después de la segunda guerra mundial

6. El turismo en las últimas décadas (a partir de 1970)

El significado del viaje, la masividad del acceso al mismo y la incorporación de nuevos actores es lo que va marcando el paso de una etapa a la otra. El autor señala, antes de desarrollar su trabajo, que “no se trata, por tanto, de una historia del turismo, sino más bien de una presentación, en forma cronológica, de aquellos hechos y acontecimientos que han sido verdaderamente significativos en este proceso evolutivo, referidos fundamentalmente al mundo occidental”. Es de destacar la consideración del mundo occidental como marco espacial del trabajo; sin embargo, falta un desarrollo metodológico que permita contextualizar socialmente al viaje histórico.

El economista español Muñoz de Escalona desarrolla su análisis histórico tras formular su “esquema técnico de desplazamiento circular”, que consta de 5 elementos fundamentales: la motivación del sujeto, los lugares físicos –de residencia y de destino-, el período de tiempo, los recursos del sujeto y los medios instrumentales (infraestructura, transporte, seguridad, etc.). Tras este desarrollo introductorio, despliega no una historia, sino varias historias de aquellos elementos que se vinculan a los viajes turísticos -o preturísticos-. Así, hay una historia de infraestructuras, una de equipamientos y hospitalidad, etc. La historia así planteada pierde unidad, y no representa una historia del turismo en sí, sino fragmentos de historia universal, formalmente colocados como una sucesión de hechos contingentes. Finalmente, quizá se centre más en cuestiones formales que en cuestiones funcionales y de significación social.

La turismóloga Margarita Barreto encara el análisis histórico desarrollando una diferenciación conceptual entre viaje y turismo. Sin embargo, su cronología histórica es uno de los aportes más interesantes. Barreto divide la historia del turismo del siguiente modo:

1. Proto-historia del turismo

2. Viajes obligatorios (siglos II-X d.c.)

3. Antecedentes del turismo moderno (siglos XVI-XVIII)

4. Turismo moderno (siglo XIX)

5. Turismo contemporáneo (siglo XX)

Barreto claramente realiza una cronología que marca las diferencias de significado histórico entre los distintos desplazamientos, independientemente de las cuestiones formales. Su historia se centra específicamente sobre los viajes circulares, y espacialmente, en la Europa Occidental.

Entre los especialistas argentinos, Roberto Boullón , une al turismo y a la recreación en su historia, centrándola también en las sociedades occidentales y occidentalizadas. Específicamente, le llama “Retrospectiva del turismo y la recreación”. Ambos elementos van acompañados a lo largo de la historia, en donde se los muestra como una unidad inseparable. También se hacen referencias al urbanismo a lo largo de su historia.

Por último, Miguel Khatchikian es un turismólogo que ha emprendido la tarea de realizar una historia del turismo, desarrollando el aspecto metodológico. Quizá sea quién más profundamente ha trabajado -en Latinoamérica- el desarrollo histórico del turismo. Su historia se centra más que nada en el viaje de ida y vuelta, desarrollados en “los países que han participado en la construcción de la sociedad occidental”. Khatchikian afirma que debe interpretarse el fenómeno del turismo y de la recreación a través del tiempo, y el modo en que han conducido a las modalidades actuales existentes. Cronológicamente, divide su obra en los siguientes períodos histórico-turísticos:

1. La era preindustrial (antigüedad a fines del s. XVIII)

2. La era moderna (siglo XIX; aprox. 1815-1914)

3. Momento de transición (período entreguerras)

4. El turismo masivo (desde la segunda guerra mundial hasta nuestros días)

La historia de Khatchikian se asemeja a la aquí planteada en la importancia que se asigna a la doble revolución francesa e industrial, además de considerar como una unidad a toda la etapa anterior al surgimiento del turismo en el siglo XIX: mientras que aquí se la llama era preturística, Khatchikian la denomina era preindustrial.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet