BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales


CAUSAS Y CONSECUENCIAS DE LA MIGRACIÓN DE MEXICANOS A LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA

Horacio Mercado Vargas y Marisol Palmerín Cerna



Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (169 páginas, 552 kb) pulsando aquí

 

 

CAPÍTULO IX. “MICHOACÁN: PRIMER LUGAR A NIVEL NACIONAL, POR LA MIGRACIÓN DE MEXICANOS A LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA Y POR EL ENVÍO DE REMESAS”

9.1.- LAS REMESAS Y SU IMPORTANCIA EN EL ESTADO.

En Michoacán, como en el país, la migración se ha constituido, como un elemento importante por el ingreso de divisas, gracias al envío de remesas. Cabe señalar que, en el año 2006, habrían ingresado a México unos 24 mil millones de dólares por esa vía. Michoacán percibió la cantidad de 2 mil 594 millones de dólares, con ello, se encuentra entre las diez entidades federativas con mayor recepción de remesas familiares. De tal forma que Michoacán, ocupa el primer lugar, en el año de referencia, le siguieron Guanajuato con mil 700 millones de dólares; en tercer lugar Jalisco; en cuarto el Estado de México y en quinto el Distrito Federal.

Las remesas que se envían al estado superaron, durante algunos años, el presupuesto estatal. El setenta por ciento, de esas remesas fue para uso familiar, empleándose en necesidades básicas como comida, ropa, educación y salud; el restante 30 por ciento, se gastó en reparaciones y construcción de vivienda, arreglo de iglesias, escuelas y mantenimiento de campos deportivos.

9.2.- PODRÍAN GENERAR ESTRATAGOS EN EL ESTADO DE MICHOACÁN LA BAJA EN LAS REMESAS.

De continuar la tendencia de menor flujo de remesas a la entidad habrá efectos negativos en los municipios y comunidades más marginadas de la Meseta Purépecha y de Tierra Caliente, cuya economía se basa en los envíos que realizan los michoacanos radicados en Estados Unidos.

Las remesas son el principal motor de la economía en diversos municipios y comunidades que son exportadoras de mano de obra, por lo que al reducirse los envíos las familias enfrentarán fuertes limitaciones económicas.

De continuar la crisis en EUA, los consumidores michoacanos podrían encontrarse sin el amortiguador económico, que es en lo que se han convertido las remesas para muchas familias, lo que afectará los niveles de vida de las localidades y por ende agravará la incidencia de la pobreza en el estado.

No obstante que el estancamiento de las remesas se empezó a registrar en el estado desde el 2005, fue hasta el año pasado cuando el envío registró una tasa negativa muy importante, lo que evidenció que esta fuente de ingreso para millones de familias se estaba afectando, poniendo en riesgo el sustento de un grupo importante de la población michoacana.

Según datos del Banco de México al cierre del 2007 el estado captó por este concepto un total de dos mil 263 millones de dólares, lo que representó una caída del 8.4 por ciento comparado con el año 2006, cuando se recibieron poco más de dos mil 472 millones de dólares.

La tendencia de captación de remesas en el estado sigue a la baja, pues durante el primer trimestre del 2009, Michoacán recibió por este concepto cerca 533 millones de dólares, lo que equivale a una caída del tres por ciento comparado con el mismo periodo del 2007.

Como ya se ha mencionado Michoacán, es el estado del país que más remesas recibe de los migrantes y esas divisas ayudan a incrementar los niveles de bienestar de la población de muchas comunidades marginadas, por lo que ahora que están disminuyendo causarán un efecto negativo a muchas familias michoacanas.

Las remesas que mandan los connacionales radicados en Estados Unidos, constituyen un subsidio o un apoyo para muchas familias, puesto que les permite adquirir bienes y servicios, pagar sus gastos de salud, educación e incluso rehabilitar o mejorar sus hogares.

La caída de las remesas que los migrantes envían a Michoacán ya empieza a arrojar sus primeros efectos, tal y como lo platicó María Consuelo Ávila, quien cada vez recibe menos dinero de su esposo, el cual vive desde hace más de tres años y medio en Estados Unidos.

Oriunda de la comunidad de San Nicolás Tumbastatiro, del municipio de Villa Madero, comentó que las cosas para los connacionales que viven en la Unión Americana cada vez resultan más difíciles, luego de que tienen menos oportunidades de acomodarse en un trabajo. “Ya he intentado pasar al otro lado varias veces pero no he tenido éxito, estoy buscando reunirme con mi esposo, pues hace dos años tuvo un accidente y ya casi no trabaja porque quedó mal de una pierna y cada vez me manda menos dinero”, dijo.

Cuando las cosas estaban mejor, doña María recibía cada quincena hasta 200 dólares, pero desde hace dos años recibe un envío cada cinco o seis meses, pues la salud de su esposo no es muy buena, y trabaja de manera temporal en lo que puede.

“Mi esposo me comenta que las cosas no están nada fácil para los paisanos en Estados Unidos, pues cada vez hay menos trabajo, todos los migrantes viven atemorizados, ya les da miedo salir a las calles porque luego los detienen, además de que ya no los quieren contratar en las empresas por instrucciones del gobierno”, opinó.

María Consuelo, quien trabaja vendiendo productos naturistas casa por casa, explicó que el dinero que gana apenas le alcanza para subsistir, pues además de sus gastos personales tiene que mantener a sus papás que ya están en edad avanzada. “Mis papás reciben una ayuda del programa federal para las personas de la tercera edad y con lo que gano y lo que manda mi esposo de vez en cuando pues medio llevamos las cosas”, relató.

Pero para la pareja de esposos Avalos Cortés la situación no es menos favorable, pues a pesar de que tienen dos hijos viviendo en Santa Ana, California, desde el año pasado han empezado a recibir menos dólares, ienen que apretarse el cinturón para sobrevivir. Federico Avalos, habitante de la comunidad de San Juan Benito Juárez del municipio de Cuitzeo, señaló que el mayor de sus hijos radica en Estados Unidos desde hace dos décadas, y aunque siempre los había apoyado con recursos, ahora cada vez les envía menos dinero dada la difícil situación en la que viven.

“Muchos paisanos se quedaron sin empleo y los que sí trabajan, como es el caso de mi hijo, ahora los contratan por menos horas y pues por eso ya no pueden mandar tanto dinero a México”, dijo. Explicó que desde el año pasado entre sus dos hijos les envían cada mes 100 ó 200 dólares, según puedan, lo que representa su único ingreso ya que por su edad y sus enfermedades ya no pueden trabajar. “Sabemos que las cosas ya no son nada fáciles para nuestros hijos, ellos nos dicen que nos vayamos a vivir con ellos, por eso estamos buscando en la Secretaría del Migrante su apoyo para tramitar la visa haber si nos podemos ir a los Estados Unidos”, finalizó.

La disminución de los recursos enviados por los trabajadores mexicanos para mitigar la pobreza de sus familias radicadas en el país, se explica por el debilitamiento que ha experimentado la economía estadounidense, aunque existen otras causas que influyen como el deterioro del sector de la construcción estadounidense.

El sector inmobiliario afecta a otros sectores que ocupan mano de obra mexicana, como la industria de alfombras y tapices, fabricación de telas, por mencionar algunos. De acuerdo con datos oficiales la construcción ocupa a cerca del 20 por ciento de los inmigrantes mexicanos, y la quinta parte trabajan en el sector agropecuario, el cual también se ha debilitado por la crisis económica.

Existen otros factores que influyen en el declive de las remesas en la entidad, como el fuerte control migratorio en las fronteras con Estados Unidos para evitar la internación de los migrantes, así como la composición demográfica de los mexicanos que radican en el vecino país del norte, quienes al permanecer más años en ese país tienden a reducir el monto de sus envíos hacia sus hogares.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) estima que la cantidad de personas que viven en Estados Unidos y que envían dinero a sus países de origen descendió en un 25 por ciento el 2008.

El envío de remesas se ha convertido en una fuente de ingresos fundamental para el estado de Michoacán, toda vez que hubo años en los que estos recursos superaron los que la federación envió al estado como presupuesto, consideró la ex titular de la Secretaría del Migrante del Gobierno del estado de Michoacán, Alma Griselda Valencia Medina, dijo que la crisis económica que vive Estados Unidos provocó que el envío de remesas disminuyera en un 2.3% en relación al año pasado.

Es decir, mientras en el 2007 llegaron a Michoacán mil 252 millones de dólares en el primer semestre, en el mismo periodo del 2008, se recibieron mil 135 millones de dólares, lo que representan 17 millones de dólares menos”. Dijo que si bien se espera un retorno de los migrantes que salieron de sus comunidades de origen hace un par de años y no han podido colocarse en un empleo estable, hay connacionales que prefieren pasar la crisis en Estados Unidos.

Aún así, apuntó que el gobierno del estado cuenta con apoyos y subsidios para aquellos que regresen con la idea de poner algún pequeño negocio o bien reactivar la producción en sus tierras. En ese sentido señaló que, estos mismos subsidios están disponibles para los familiares de los migrantes que, por la crisis, ha dejado de recibir la misma cantidad de remesas que en años anteriores. “Es lamentable que las familias no hayan aprovechado los tiempos de bonanza, que no hayan ahorrado para crear un taller, un invernadero, cría de ganado o bien algún pequeño comercio con las remesas que se enviaron, sin embargo, el gobierno del estado tiene los mecanismos para apoyarlos”, apuntó la titular.

Por otro lado, consideró que la migración en Michoacán es un fenómeno social y se ha expandido de las zonas rurales a las zonas urbanas, y que obedece principalmente a la necesidad de buscar mejores condiciones de vida, aunque también se habla de una cultura de migración, cuando los hijos esperan tener la edad adecuada para emigrar y “alcanzar” a su padre o a su tío en Estados Unidos.

Explicó que los flujos migratorios en Michoacán cada vez se presentan en edades más tempranas y, de acuerdo a la funcionaria, se puede observar con la deserción escolar en secundarias y preparatorias ante un panorama poco positivo para encontrar empleo. Lo anterior genera una pérdida de personas capacitadas y que, de quedarse, podrían contribuir al desarrollo del estado. Esta mano de obra se concentra en otro país y aporta para la economía de Estados Unidos y para el estado. Con la migración hay un cambio en la estructura familiar; las mujeres se convierten en cabeza de familia y comienzan a ejercer roles que antes no tenían y estos roles, conllevan más responsabilidades. Los núcleos familiares cambian cuando los padres varones forman una familia en Estados Unidos. No obstante, la mayoría, si bien, no tiene posibilidades de regresar, envía remesas a sus familiares y este recurso se ha convertido en el sustento de las familias michoacanas y de la entidad en un marco más amplio, concluyó la funcionaria.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet