BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales


CONTRATIEMPOS Y AFORISMOS IV. FORMAS DE RESISTENCIA Y GRUPOS SUBALTERNOS BRITÁNICOS

Edgardo Adrián López



Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (255 páginas, 1.01 Mb) pulsando aquí

 

 

6. En nombre del oficio

Hemos supuesto tener plus ou moins, claras las formas de organización, los modos de acción, sus alcances, pero en realidad, debiéramos sopesar que el hermetismo de los “luditas” sea de tal magnitud, que queden interrogantes sin diluir. F. e., el más obvio es ¿qué objetivos políticos perseguían?

El culturalista analiza entonces, las distintas posturas historiográficas en redor del movimiento. Para el matrimonio Hammond, los luditas no contaban con metas ulteriores; o bien eran espontaneístas o bien, se limitaban a lograr satisfacer reclamos laborales. Dudan que haya existido algo como una alucinada práctica de los secretos, la juramentación, etc.

Sobre el último ítem , es verdad que no tenemos fuentes directas; sin embargo, están los rumores, el parecer de los magistrados, entre otros indicios. El “ludismo” algo posterior al de Nottingham , suponía poner en riesgo la vida por lo que es altamente factible, que haya habido algún tipo de juramento en tanto protección.

El peso de una conjura , es mayor en las comunidades donde todos se conocen; es en esas poblaciones donde los luditas hacen mayor fuerza. Ser un informador, un delator, quebrar el juramento, implicaba no únicamente la proscripción de la comunidad , sino faltar a la moral económica precapitalista. Hasta para las autoridades , el “buchón” podía resultar inoportuno.

En lo que se refiere a sus objetivos políticos , por más que la Corona haya podido ennegrecer el panorama, los “luditas” (al menos, una fracción) sí querían revolucionar el país (los magistrados estaban convencidos). Ante ello , los funcionarios comenzaron a procesar a supuestos juramentados, tratando de ejemplarizar con una deportación o un juicio a los insurrectos.

No obstante , por lo enunciado respecto a lo vinculado con los propósitos sediciosos de los luditas, no se debe imaginar que los inspiraban tratados políticos: este lugar lo ocupaba en más de una circunstancia, la moral del Antiguo Testamento.

Haciendo una pausa en la exposición, es dable ofrecer una descripción de los pliegues del “ludismo”. Se desgaja de la “gran tradición de resistencia”, que desemboca en la clandestinidad de las trade unions. Amanece en Nottingham en 1811, con el apoyo implícito de la comunidad. Se acuna en medio de un clima de guerra, que había consumido más de diez años, y que dejó poco margen de libertad civil y ninguna libertad sindical. En ese contexto , el hambre y la desesperanza eran tales que muchos juzgaban que era más fructífero arriesgar la vida volcando una carreta con papas, que aguardar a que la Constitución fuera respetada de nuevo y restablecida.

Este primer “ejercicio” ludita, se extiende a Lancashire (Manchester, Bolton, Blackburn) y Yorkshire. Allí , lo reciben diferentes “líneas” de opositores al orden vigente. En Yorkshire, los painitas.

El movimiento en esa región , asoma de las quejas de los acondicionadores de paños y abraza objetivos revolucionarios globales.

Como ya lo apreciamos, en Lancashire el ludismo es “inorgánico”, espontáneo e “intuitivo”, pero es hondamente político . Uno de los elementos que incidió en ello, es que la zona fue un lugar de resistencia continua a la guerra y en pro de la reforma, desde 1790. Casi imperceptiblemente, esta sorda oposición se desliza hacia el reclamo por un ingreso mínimo, protesta que no cejará.

El tercer factor es que en Lancashire, en especial, en distritos como Manchester, se cuenta con una gran sindicalismo, en particular, “ilegal”. El cuarto componente es que era una región de irlandeses, los que no tenían demasiado para perder si exigían algo y los enjuiciaban. Of course, es inadecuado procurar dividir el campo entre “reformistas, allí” e “irlandeses o extranjeros radicales, aquí”.

Pero sea que nos ajustemos al “ludismo” de Nottingham, de Yorkshire o de Lancashire, antes o después de 1816, lo comprobado es que era un movimiento sin una dirección nacional y sin metas nacionales convocantes, allende el deseo de reemplazar al gobierno. Sin embargo , por eso mismo es que la Corona no podía descubrir a sus “líderes”; era un fluir del pueblo que resultaba coherente, cuando se fijaban acciones laborales locales.

Es más que posible que los “luditas” de zonas alejadas estuvieran en contacto; mas, esto los hacía presa de las infiltraciones. Por la efectividad del gobierno (doce mil soldados, ejecuciones sumarias, etc.) y a causa de una lenta mejora al abolirse las normas que prohibían el comercio con el continente, en abril de 1812 el movimiento cesa. Pero más tarde vendrá mejor organizado, más contundente, con mayor experiencia, una conciencia política más afinada y con menos analfabetos en sus asociaciones.

El ludismo fue lo más parecido a una vieja revuelta “campesina”, ejecutada por los miembros de los conglomerados dirigidos afectados por la Revolución Industrial, las leyes clasistas contra la asociación, la erosión del paternalismo, el avance de un “Estado policial” , la imposición violenta de la economía de mercado y la oclusión de los valores precapitalistas que intervenían en las relaciones económicas cotidianas. Resultó por igual , una de las tantas manifestaciones de la cultura de los grupos subalternos, cultura de gran complejidad e independencia. Fue también , una etapa de transición en la que el sindicalismo añejo, que se abrió camino de manera sinuosa desde el setecientos, adquirió confianza y luego, se volvió una presencia constante.

El agotador capítulo termina con la observación alrededor que entre Despard y la “Linterna Negra”, y Peterloo hubo en simultáneo, una transición: los 3 enclaves “luditas”, volvieron a ser protagonistas de la agitación, casi en el mismo punto donde el ludismo la había dejado.


 

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet