BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales


DINERO - LA AUTODESTRUCCIÓN DEL SER HUMANO

Antonio Morales Berruecos y Edmundo Galindo González



Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (240 páginas, 876 kb) pulsando aquí

 

 

• Transacciones Divinas

Dentro del enorme abanico de escándalos fraudulentos fruto de la corrupción en que estamos inmersos, ahora, asomándonos al poderosísimo sector del mundo financiero hemos escogido una historia que tiene un inicio muy original, increíble e insólito pues se trata nada más y nada menos de un Banco que habiendo sido el segundo banco privado más grande de Italia fue fundado por “Un santo de la Iglesia Católica”.

Dado que vivimos en el mundo global de “lo increíble es creíble” se trata de ¡un santo! actuando en el nada espiritual pero si pecador mundo del sucio dinero. Y así tenemos que en el año de 1895, Guiseppi Tovino fundó el Banco Ambrosiano quien gracias a sus buenas obras y su firme fe, el Vaticano lo hizo Santo, elevándolo a los altares y beatificándolo en el año de 1998.

Con éste celestial antecedente lo menos que pudiera imaginarse nadie es que un súper banco ¡santo por necesidad! cayese en las garras del mal, de la corrupción, considerando además su localización geográfica en el país sede –Roma Italia-, sede asimismo de la poderosa grey católica.

Es una historia de altas finanzas internacionales y de estilos de vida pródigos que Hollywood pudiese rechazar como irreales: había acciones de bancos que cambiaban de manos como si fueran tarjetas de baseball, juramentos con sangre, listas secretas de la logia P2, ataques de la Mafia, agencias de inteligencia Italianas, terroristas, mercaderes de armas, corrupción a los mas altos niveles, y hasta un secuestro falso o simulado.

El colapso del banco Ambrosiano en Junio 1982 es una vívida ilustración de cómo las intricadas barreras y vínculos entre las instituciones financieras pueden causar crisis financieras. La falla del Banco Ambrosiano fue notoria sin embargo, estuvo encubierto por las conexiones estrechas de su presidente, Roberto Calvi, con un grupo político subversivo y con el Vaticano, en el centro de una vasta red internacional incluyendo Europa, El Caribe y Sudamérica.

De inmediato el Banco Ambrosiano se convirtió en el objetivo de un cercano escrutinio de parte del Gobierno y de la prensa, pronto se supo que algunos de los préstamos del banco eran débiles, esto es que carecían de respaldo o garantías. Esta revelación ocasionó la huida de los depositantes.

El banco central Italiano, el Banca d’ Italia, estableció un consorcio con los bancos más grandes que tomaron posesión de muchos de los activos y pasivos del Banco Ambrosiano y establecieron un nuevo banco, Nuovo Banco Ambrosiano. El Banco d’ Italia ejerció sus funciones para asegurarse de que Nuovo Banco Ambrosiano pagase a residentes locales y extranjeros que habían tenido depósitos en el Banco Ambrosiano. El banco central sin embargo, no garantizó los pasivos de sus sucursales en el extranjero, éste y sus subsidiarias alegaban tener extensas conexiones con el Instituto de Trabajos Religiosos perteneciente a la Iglesia Católica (también llamado el “Banco del Vaticano”). Como resultado de las muchas quejas resultantes de la falla del Banco Ambrosiano, las finanzas de los bancos del Vaticano cayeron bajo investigación.

Estos escándalos involucraban a toda una elite de personajes del alto mundo de cuello blanco y no tan blanco y así aparte de Calvi se vinculaban Michele Sindona al Papa Pablo VI, al obispo Paul

Marcinkus y el Banco Vaticano, la Mafia, Licio Gelli y la logia P2, al Franklin National Bank y desde luego al Banco Ambrosiano así como a compañías usadas como escudos muy numerosas para mencionarlas.

El banco Ambrosiano no era un banco marxista. Conocido como “la banca del preti” el banco de los sacerdotes, el Banco Ambrosiano terminó teniendo accionistas no bautizados. Este no era la única institución bancaria con ligas con la Iglesia. El Banco del Espíritu Santo, fundado por el Papa Pablo V alrededor de 1605, había cesado de producir milagros financieros para el beneficio de los poderes divinos, dado que había pasado a las manos del Estado Italiano, pero el Vaticano poseía, como lo sigue poseyendo, su propio banco oficial papalmente llamado el Instituto para Obras Religiosas. Sin embargo, el Ambrosiano era el segundo banco privado más importante de Italia, y el naufragio del barco fue descrito por el Financial Times como la más grave crisis en toda la historia de la banca Occidental. La colosal estafa dejó un déficit de más de mil millones de dólares, directamente comprometiendo al Vaticano, uno de sus principales accionistas y uno de los principales beneficiarios de sus préstamos.

Muchos camellos pasaron a través del ojo de ésa aguja. El Ambrosiano prolongó una telaraña universal para el lavado de dólares provenientes de las drogas y del mercado de armas, operando de la mano con las mafias Sicilianas y de EU y con las redes de drogas en Turquía y Colombia. Actuaba como un vehículo para la desaparición de botines proporcionados por la Cosa Nostra del contrabando y secuestros, y era lugar de inundación del mercado de dólares enmarcados por los sindicatos Polacos luchando contra el régimen comunista. También sirvió generosamente a los Contras combatiendo al Gobierno Sandinista en Nicaragua, y a la Logia Masónica P-2. Los Masones se aliaban con la Iglesia su tradicional enemigo, a efecto de formar un frente común contra el antagonista, peligro rojo, y recibir un millón de dólares del Banco Ambrosiano, contribuyendo así a su prosperidad familiar y permitiéndoles a ellos establecer un gobierno paralelo en Italia y llevar al cabo ataques terroristas para castigar a la Izquierda y atemorizar a la población.

El vaciamiento de los fondos del Banco fue efectuado a través de los años sin que nadie se percatara de ello dejando una cantidad de boquiabiertos financieros en Suiza, las Bahamas, Panamá y otros paraísos fiscales. Las cabezas de gobierno, ministros, cardenales, banqueros, capitanes de industria y burócratas de alto rango fueron cómplices en el saqueo organizado por Calvi, Sindona y Marcinkus.

Los tres contribuyeron a la mayor gloria de Dios y de sus propios bolsillos. Puede confiadamente decirse que ellos gozaron exitosas carreras. Pero ninguno de ellos fue capaz de escapar al destino de persecución y martirio predichos por los evangelistas a los apóstoles de la fe.

En la última noche del año 1970, tres banqueros de Dios se reunieron en un hotel de Nassau en las Bahamas. Acariciados por una brisa tropical inmersos en un paisaje de tarjeta postal, Roberto Calvi, Michele Sindona y Paul Marcinkus celebraban el nacimiento del nuevo año bebiendo y brindando por la destrucción del Marxismo. Doce años después, ellos mismos destruirían el Banco Ambrosiano.

Calvi quien administraba los fondos de la Sagrada Silla y encabezaba el banco Ambrosiano, fue famoso por su helada sonrisa y por sus mañosas habilidades contables.

En 1981, Calvi fue encontrado culpable de violar las leyes Italianas sobre cambios internacionales. Al mismo tiempo, investigadores del gobierno obtuvieron una lista de nombres o membresía de una fraternidad secreta de ala derecha correspondiente a una logia de Masones Libres conocida como Propaganda-7 (o P-7). Este enumeraba entre sus miembros a Calvi y a muchos influyentes italianos, incluyendo a dos miembros del gabinete. El gobierno del primer ministro Arnaldo Forlani fue forzado a renunciar, y el P-7 fue declarado fuera de la ley.

El mismo Calvi nunca vio las ramificaciones del colapso de su banco. A mediados de Junio 1982 desapareció de Italia. Poco después fue encontrado muerto, colgando del Puente Blackfriars en Londres, con sus bolsas llenas de rocas y $15,000 dolares. Había arribado a Londres bajo fianza, habiendo sido condenado de corrupción en Italia. La policía Italiana cree que fue asesinado por la Mafia como castigo por robarse dinero que le habían confiado para lavarlo, esto en contra de la teoría del suicidio. Triste fin de un célebre banquero que tenía el apodo de “El Banquero de Dios” por sus conexiones con el Vaticano.

Sindona, rey de la bolsa Italiana de Valores y el hombre encargado por el Vaticano de sus propiedades e inversiones financieras, también actuaba como el vehículo para las contribuciones de la Embajada de los EU a los partidos Italianos de derecha. El poseía bancos, fábricas y hoteles en varios países, y era también el dueño del edificio Watergate en Washington, cuya notoriedad escandalosa fue alcanzada gracias al Presidente Nixon. Michele Sindona nació en 1920 en Sicilia, Italia y murió en 1986 en Voghera, Italia respectivamente, fue un financiero Italiano cuyo imperio financiero se colapsó por cargos de fraude, soborno y asesinato. El llamado “Banquero de San Pedro” fue dueño del Franklin Bank, Director del Banco del Vaticano y miembro de la logia masónica P2. Michele Sindona se encontraba en una prisión de alta seguridad en Pavía. Pidió un café con azúcar lo malinterpretaron, y le sirvieron café con cianuro.

Tan pronto como Albino Luciani (1912-1979) se convirtió en Papa ordenó una investigación del Banco Vaticano y de su americano director Paul Marcinkus. Éste encabezaba un enorme escándalo financiero que terminó con pagos por $244 millones del Vaticano a encolerizados acreedores del Banco Ambrosiano, una institución vinculada con el Obispo Marcinkus que se encubría en medio de $3.5 billones en tinta roja.

El mezclarse con el Banco significó para éste Papa su muerte garantizada pues recibió la taza envenenada poco tiempo después. Albino Luciani fue Papa por tan sólo 33 días.

Paul Casimir Marcinkus nació el 15 de Enero de 1922 en Cícero una pequeña población cerca de Chicago Illinois, en el mismo barrio de Al Capone. El 3 de Mayo 1947 fue ordenado sacerdote de Chicago, el 24 de Diciembre de 1968 fue nombrado Arzobispo Titular de Horta además de Secretario de la Curia Romana, en 1972 Presidente de la Curia Romana y a sus 59.7 años de edad en Septiembre de 1981 fue elevado al puesto de Pro-Presidente de la Ciudad Estado del Vaticano o Presidente Emérito de la Curia Romana puesto que mantuvo hasta el 30 Octubre 1990 fecha en que renunció.

Fue Presidente del Banco Vaticano de 1971 a 1989, también llamado Instituto de las Obras Religiosas. Un hombre musculoso, siempre con un puro en la boca, Monseñor Marcinkus fue guardaespaldas de los Papas antes de que se le pusiera a cargo de los asuntos de negocios. Fue el creador de una frase que figura en el libro de frases célebres que dice:

“You can not run the Church on Hail Marys”

“No puedes gobernar la Iglesia con Aves Marías”

Cómo presidente del Banco mantenía los resortes de la bolsa de la iglesia internacional. Léase “todo el dinero de la iglesia en el mundo” Fue visto constantemente acompañando a los Papas Pablo VI, Juan Pablo I y a Juan Pablo II, y fue considerado por muchos como el segundo hombre más poderoso de la iglesia.

Este americano mantuvo el mayor poder en la Iglesia Católica que cualquier otro en la historia.

Pero a principios de 1980, Marcinkus fue implicándose en forma creciente en escándalos financieros masivos, escándalos que se mantenían por meses en la primera plana de periódicos y revistas en toda Europa. Sus manejos fueron tema de varios libros publicados en los años 80s. A mediados de estos, las autoridades Italianas trataron de arrestar a Marcinkus en relación con una asombrosa cadena de crímenes, incluyendo asesinatos financieros, contrabando de armas, tráfico de oro robado, falsificación de monedas y materiales radioactivos.

Las autoridades también querían hablar con Marcinkus en relación con lo que él sabía sobre numerosos asesinatos. A través de los años de 1970 a principios de 1980, la mayoría de los implicados en esquemas con Marcinkus terminaban muertos. Un periodista que lo investigaba así como al Banco Vaticano y sus ligas con la mafia también fue asesinado en ése tiempo.

Pero Marcinkus nunca fue entrevistado o arrestado. El Papa Juan Pablo II lo cuidaba en el Vaticano, protegiéndolo por siete años con la inmunidad soberana de la ciudad del Vaticano, una inmunidad otorgada al Vaticano en 1929 por Benito Mussolini.

Posteriormente fue enviado a Chicago, su hogar. Después se mudó o lo mudó la Iglesia a Sun City. Para ofrecer misas en las iglesias de Sun City dentro de la diócesis de Phoenix, con el cabal conocimiento del Obispo Thomas O Brien, mientas investigadores alrededor del mundo continúan luchando con la inmunidad que goza del Vaticano. O’ Brien estaba dispuesto a usar el alto rango de estrella de Marcinkus para atraer patrocinadores de fondos y organizadores de eventos de la iglesia en Phoenix.

Marcinkus vivio en Sun City bajo la protección de un pasaporte diplomático de la Ciudad Estado del Vaticano, que lo protegía igual que cuando se escondía tras las rejas del Vaticano. Ninguna policía ni mucho menos abogados podían ni siquiera acercársele. “Marcinkus fue un ladrón, un criminal un hombre que en el mundo normal hubiera purgado largas sentencias de prisión por su participación en una serie completa de crímenes financieros”, alega el autor británico David Yatlop quien escribió acerca de su miríada de escándalos en su famoso libro de 1984 “In Gods Name” - “En el Nombre de Dios”.

Quien lo ha salvado de la justicia? Pregunta retóricamente Yatlop. “El Vaticano”. Es la respuesta que recibe. O’ Brien, actúa como actúa la iglesia Y la iglesia tiene una historia de mil quinientos años de encubrir sus pecados y a sus pecadores, y nadie ejemplifica más ésta verdad que Paul Casimir Marcinkus.

En los últimos seis meses del 2003 su caso tomo un renovado interés alrededor del mundo. Abogados de victimas croatas del holocausto querían que Marcinkus declarara sobre su caso de un billón de dólares. Querían saber lo que él conocía acerca de cientos de millones de dólares robados a los croatas por los Nazis durante la segunda guerra mundial. Autoridades han descubierto que mucho del dinero pasó a través del Banco Vaticano durante el tiempo que él fue presidente del banco.

Un reporte del Departamento de estado Norteamericano de 1998, confirmó que por lo menos $47 millones de dólares de oro Nazi fueron lavados por el banco de Marcinkus. El dinero fue originalmente retenido en el Vaticano antes de ser movido a España y Argentina” dice el reporte. “El es la primera persona que quisiera deponer en éste caso”, dice Jonathan Levy, quien dirige el monumental juicio. ¡Pero no se si nunca sucederá! Está fuertemente protegido, y el no tiene voluntad de hablar acerca de de la increíble cantidad de cosas que sabe”. Ha sido perseguido por abogados en Italia, Luxemburgo, Suiza y las Bahamas. Marcinkus, entretanto, después de su cirugía de la cadera, ha estado jugando mucho golf en Palmbrook Country Club, atrás de su casa.

Es la clave de muchas cosas pero nadie puede acercársele se queja Calvi. Y el Arzobispo Marcinkus estuvo de acuerdo con esto. Y el Obispo O’ Brien estuvo de acuerdo con esto. Y el Papa Juan Pablo II estuvo de acuerdo con esto. Tanta autoridad moral haciendo nada moral en éste caso.

Otro asunto acerca del cual Marcinkus nunca hablo fue la muerte de Juan Pablo I, quien fue papa por 33 días en 1978 después de la muerte de su amigo íntimo, el Papa Pablo VI. En los primeros de sus 33 días como Papa, Juan Pablo I, Albino Luciani, prometió una detallada investigación del creciente escándalo involucrando a Marcinkus, Roberto Calvi, Michele Sindona y el Banco Vaticano. De acuerdo con el libro de David Yallop, Juan Pablo I quería removerlo inmediatamente de su cargo en el Banco Vaticano.

Pero días antes de que esto ocurriese, Juan Pablo I murió en su cama de lo que oficialmente se describe como accidental sobredosis de medicamentos. El cuerpo del papa fue embalsamado ése mismo día, extendiendo un bizarro puente en el protocolo, lo que también significaba la no autopsia para determinar si el veneno pudiese haber sido la causa de la muerte. La muerte de Juan Pablo I fue de lo más fortuito en la carrera de Marcinkus. Puesto que este conservó su puesto en el Banco Vaticano hasta el día que fue echado de Italia una década después.

Ese no era el Paul Marcinkus que la gente de Sun City conocía. No les habían dicho nada de su pasado. Como es costumbre la diócesis de Phoenix evito decir a los feligreses la historia completa acerca de un hombre presentado ante ellos como emisario del Dios Amado. La diferencia entre el hombre descrito por feligreses y vecinos y el hombre descrito por periodistas investigadores, abogados y jueces es una dualidad asombrosa. Es una dualidad que se ve en el espejo de las acciones de una Diócesis bajo la cual a Marcinkus le era permitido decir misa.

Tan cariñoso por una parte y tan guardado de negros secretos por la otra. Paul Marcinkus recibió continuas visitas de periodistas y jueces buscando comentarios y respuestas. Y una de las preguntas que necesitaba hacerse, y seguramente no será contestada, es una simple pregunta de “integridad”. Es su continuo silencio en relación a escándalos que afectaron a tantos miles, una forma para un hombre de actos de Dios? Es una pregunta no solo para hacerse a la puerta del Arzobispo Marcinkus. Es una pregunta para hacerse también a la puerta del Obispo Thomas O’ Brien y a cualquier otra autoridad de la iglesia que le han dado puerto, y proveído de un velo de silencio a sacerdotes con pasados escandalosos.

Solo la parca que se lleva a todos sin miramientos, el martes 21 de Febrero 2006 recogió el alma de Paul Marcinkus guardando en la tumba, uno y mil secretos de todo lo que sucedió en sus épocas en el Vaticano.

Conclusión:

Es casi imposible de entender que ésta sórdida historia no sea el producto de un brillante escritor de ficción. Para los aún poseedores de mentes limpias e inocentes debemos decirles que tanto los escenarios descritos cómo los actores, incluidos los papas, son de carne y hueso, son reales y sin duda los aún vivos esperan estar en el reino de los cielos por su espléndido sentido espiritual y bendecido comportamiento terrenal, mientras que los ya fallecidos pasaron a ser huéspedes del caliente infierno o ¿estarán en el purgatorio? No lo sabemos, pero debemos aclararles que ésta historia aún no termina pues como todos los asuntos relacionados o vinculados con la Santa Sede toma su tiempo, ¡mucho! ¡pero mucho! tiempo en descubrirse la verdad, por lo que sugerimos mucha, pero mucha paciencia.

Pero si de algo estamos seguros es del hecho de que las bendiciones del santo Guiseppi Torvino que inauguró el Banco Ambrosiano no fueron suficientes para salvar al banco ni a todos los involucrados en su colapso. Lo más notable es que los actores del drama eran y son egresados de universidades europeas con títulos suficientes para tapizar algunas paredes del Vaticano que fueron elegidos para ocupar sitios de mucha responsabilidad en el sector bancario en Europa o sea, personas de muy alto nivel cultural y de buenas cunas victimas todos del enemigo implacable del mundo civilizado “El poder y el dinero”


 

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet