BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales


NUESTRA FILOSOFÍA DEBIDA

Andrés A. Correa



Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (206 páginas, 673 kb) pulsando aquí

 

 

CUANDO UNO MISMO SE PONE VIEJO ( es decir: se llama a uno mismo : “viejo”) LA COSA SE PONE FEA.

El escritor- Pero toda esta historia que les conté sobre el cuerpo humano y la del Jesús encarador , tiene que ver con nuestro actual envejecimiento.

Si quieren decir que la forma argentina de envejecer es una cuestión cultural casi hereditaria, no hay problema.

La cuestión es que nos cuesta desarrollar nuestra propia espiritualidad y esta debilidad aflora en nuestra vejez.

No me importa como son los argentinos viejos, ¡ para qué van a perder tiempo ahora con ellos, si ya se mueren de viejos!

El tiempo y la plata hay que gastarla en ellos pero antes de que lleguen a ese estado deprorable.

Lo que sí me importa es la espiritualidad argentina, que aflora en estos argentinos porque ya están viejos, me entienden?

Tronco- No.

El escritor- Te explico: cuando se torna muy común que aparezcan “viejos chotos” por todos lados, ya no es un problema de qué hacer con ellos, sino peor aún: “qué fue lo que no hicimos por ellos antes de que terminen como terminan , y qué estamos haciendo por nosotros mismos que somos sus sucesores”.

Y en esto entra a jugar eso de la espiritualidad . Si de viejos, estamos débiles o casi vacíos de ella, es porque no la cultivamos como Dios manda, sino como ” esos tipos” mandaron. Y en esto Dios no manda mucho que digamos.. Apenas nos manda “una pizquita” de su Espiritualidad. Que es “pura”, “concentrada” no lo discuto, pero que es una pizquita, es una pizquita.

¿O ustedes cree que Dios en zonso?... Es Bueno, pero no gil...

.”seréis como dioses”...dicen que dijo, pero hasta ahí nomás.

Somos los únicos (que el escritor conozca por ahora) seres de este planeta que hasta el momento recibimos ese tipo de “soplo divino” - como le dicen los eclesiásticos - desde que nacemos. Si le digo por dónde , cómo y cuándo se nos mete ese soplido en nuestro cuerpo, les miento.

Fermín- ah! Por eso hoy los de la iglesia discuten lo del aborto?

El escritor- Y ése es uno de los motivos principales.

Lo que sí les aseguro es que apenas entra “se mezcla con nuestro cuerpo”. No existe como otra cosa, encapsulada dentro de vaya a saber qué órgano nuestro. No. Somos Uno Mismo desde el vamos.

Pero ¡Vieron como son los dibujantes de iglesias y estampitas!...si miran esas imágenes, verán que unos nos meten el soplo de Dios por la cabeza, otros en el pecho,... en forma de paloma, o como si fueran rayos del sol, algunos hasta en forma humana tipo “angelitos” bien gorditos, ...en fin , se imaginan tener una cosa de esas dentro de Uno Mismo! . Si lo piensa dos veces empiezan a vomitar. Pero, en temas de dibujos, la libertad es libre. Lo que sí es que “soplo hay”, quizás poco, pero hay.

Nunca nacemos “Cuerpo” por un lado y “Alma” por el otro. Lo que ocurre es que uno de los dos puede crecer en desmedro del otro, pero siempre mezclados desde el vamos.

Si le crece uno mas que el otro, eso se verá con mas claridad cuando el cuerpo se le gaste.(de viejo o por otra causa) Allí se verán los pingos. Si no queda nada,...la culpa no la tiene el chancho... sino el que nunca le dio de comer. Ahí hubo algo que los hombres hicimos mal o no quisimos hacer para que esa espiritualidad no se desarrolle como la gente. Y le aseguro que se va al tacho con cuerpo y todo ...a veces ya ni siquiera tiene una pizca de espiritualidad a la hora de expirar su cuerpo. Depende de Uno Mismo..

Ahora si usted quiere quedarse hablando de ese agujerito por donde Dios, la Fuerza Divina, la Conciencia Cósmica, la Energía Universal, la Genética Evolutiva, el Conocimiento Puro; o como corno quiera llamarle a lo que nos proporciona la “capacidad de trascendernos a nosotros mismos” , allá usted.

Yo ya estuve unos cuantos años, tratando de encontrar al autor y al final perdí los mejores años de mi vida en eso, en ver de dedicarme a construir realmente mi propia espiritualidad con la “pizquita” que ya tenía dentro y dedicarme luego a “cultivar” mi cuerpo para que la pizquita germine como “Dios manda”.

Diga que me pasó lo que me pasó y recuperé algunos años de crecimiento, ...pero eso fue muy peligroso y no se lo recomiendo a nadie.

Así que , no hagamos como hicieron “esos tipos” del Vaticano, metiendo el dedo en el agujerito de Dios desde hace mas de 2.000 años para tratar de ver y decirles a los demás qué es lo que ellos ven desde afuera. La verdad es que no ven nada, para saber de que se trata hay que estar adentro. Pero algo tienen que decirnos para mantenerse como se mantienen, y vestirse con todas esas cosas que se ponen encima para parecerse al del agujerito.

Por mí que sigan tratando de espiar, pero se van a quedar como los avestruces, con la cabeza metida en el agujerito por donde El Autor nos concede su espíritu y descuidan totalmente el resto del Cuerpo (místico) como le dicen ellos. Así hicieron las macanas que hicieron. Yo no quiero ser su cómplice.

Yo Creo. Y sabe qué. Creo en el que se mete por el agujerito humano, y chau. Sé que por él me entró la suficiente capacidad espiritual como para hacer de este cuerpo que tengo un buen trampolín hacia situaciones de mayor “calidad de Vida”.

De lo que me tengo que encargar es de las otras cosas que tengo en mi cuerpo y que aparentemente son permeables a esa irresistible “pizquita” condensada de lo que llamamos espiritualidad. Y las otras cosas que encuentro en mi cuerpo es pura “química”, es pura “física”, es pura “anatomía”, es pura “biología”, es pura “Filosofía”; es pura “religiosidad”, es pura” sociología”, es pura “psicología”, es pura “política”,..y unas cuantos cosas “puras “ mas.

Le aclaro: mi cuerpo no es una Universidad....lo que le quiero decir, es que yo soy un componente de muchas cosas , no soy un masacote de carne y hueso. Y me debo atender y asistir a Mi Mismo en cada una de ellas para crecer en “armonía”, o equilibrio, como quiera, pero crecer bien, normal...(”normal” e “inteligencia” generalmente no duran mucho juntas, uno de las dos abandona el nido.)

No por eso voy a estudiar matemática cuántica para saber administrar mi sueldo y no endeudarme al cuete, pero tengo que entender que a veces dos mas dos no son cuatro, para no gastar mal ni dejarme engañar .

Tampoco tengo que doctorarme en física o en Filosofía para saber cuando tengo que “arremangarme” y usar mi cerebro para ser coherente con mis propios valores de vida, pero al menos tengo que saber pensar lo suficiente para no vivir “sin sentido” cotidianamente.

Ni tengo que estudiar ciencias políticas para saber diferenciar los poquísimos políticos honestos de la sarta de corruptos que me rodean , para votar bien; y para esto tengo que saber lo suficiente de política y no mirar para otro lado, usted me entiende .

El cuerpo de uno no es cualquier cosa, no son víceras solamente, tiene todas estas facetas incluyendo la espiritual.

Todos estas cosas “puras” que le dije recién, fueron y son inventados por nosotros, los hombres argentinos ( y otros). Nó por Dios. A medida que pasan los siglos, le vamos agregando mas de estas cosas a estas “cosas” que conforman nuestra existencia humana. Lo hacemos para seguirle el tranco a lo que nos fluye de dentro. Porque la misma existencia humana nos corre con sus demanda de crecimiento constante. Antes con arrodillarse ante el sonido de un trueno bastaba para convencernos de que “ese extraño poder del cielo” no nos haría daño...y volvíamos a la caverna tranquilos, manteníamos el fuego bien encendido, una provisión de leña, un cuarto de costillar de mamut y a dormir con el ruidito de la lluvia hasta que amaine. Hoy para lograr lo mismo (la tranquilidad en uno mismo) tenemos instalados cientos de satélites en la órbita terrestre, un montaje tecnológico de la gran flauta en distintos puntos de nuestros cinco continentes, personal técnico especializado cumpliendo horarios de control permanente, sistemas evacuación de rápido montaje... y apenas podemos pronosticar cuando se nos va a venir encima una tormenta, y si mañana va a salir el sol o van a caer... de punta. Hemos avanzado mucho en la creación de estas cosas cada vez mas complejas que se van incorporando a nuestra existencia, pero “queremos tener mas complejidad ” para sentirnos mas seguros en Nosotros Mismos. El afuera actúa de “motivador” de nuestra verdadera complejidad humana. Cada dia, cada año, cada siglo avanzamos mas hacia la preservación total de nuestra verdadera dimensión. En los hechos Cuerpo y Alma ya se van disolviendo en una simbiosis inevitable para nuestra especie. Vivir, significa cada vez mas “seguir gozando de una estabilidad existencial donde lo corporal es conscientemente deseable . Y la lucha contra nuestros arcaicos condicionamientos culturales (creencias sin sustento y mitos disfrazados de ciencia) se ha desatado, pese a Uno Mismo.

Por causa de todas estas cosas “puramente humanas”, nuestra calidad de vida puede ir en aumento o en caída, según les demos bolilla .

En medio de esta lucha interna, tenemos una irresistible tendencia a aferramos a nuestros miedos ante nuestro propio cuerpo, que aferrarnos con confianza a las posibilidades que nos ofrece él, desde estas cosas puras.

Ya se lo dije y se lo repito: “nos enseñaron más a despreciarlo, a dejarlo solo, a no educarlo, a no informarle, a no formarlo, a no complacerlo y a no exigirle. Un cuerpo descuidado, siempre es presa fácil de otro bien desarrollado.

Nuestra principal amenaza no es la Muerte, sino nuestros cuerpos.

Y cuando ya de viejos, nos damos cuenta que hicimos de nuestro cuerpo un masacote inerte, un pedazo de carne que se cae a padazos dia a dia por falta de “un espíritu fuerte”, “esperanzado”, decidido a vivir por si sólo ante la finitud del cuerpo, entonces comenzamos el calvario de nuestra existencia ( y la de nuestra familia).

Nos volvemos viejos con el cuerpo, quedamos atrapados en él. Y el cuerpo hace la suya. Comenzamos con en el “Anzeimer”. Después nos escapamos de nuestras casas o del asilo para viejos.... como sonámbulos...por todo el barrio, humillando a toda nuestra descendencia que ”pone la cara religiosamente” pidiendo disculpas hasta al más odiado de sus vecinos porque nos metemos en su casa sin pedir permiso y delirándo conque “alguien nos quiere asesinar” o cosos por el estilo...¡ qué vergüenza! ¡qué vejez nos espera jefe!...

Cuando ya no nos aguantan las piernas nos trasladamos a una silla de ruedas; y alli terminamos con la cabeza casi colgando y la mirada totalmente lejana, ajena a “las circunstancias” de Ortega y Gasset...pobre Ortega....Este es el inicio “del desalojo indigno” de Uno Mismo...

Y por último, es tal “el cagaso”(con perdón de la palabra) que le tenemos a la muerte por falta de un espìritu como la gente, que al sentirla dando vueltas a nuestro alrededor de uno mismo, nos cagamos encima..., encima de nosotros mismos (literalmente, o sea: en serio); encima de los seres que más nos aprecian, como si la cosa fuera “retornar al seno materno” cuando en realidad esa “caca” tiene Historia...¿me entiende?... no es pura psicología la cuestión de la vejez...también es caca pura.

Desgraciadamente terminamos haciendo bolsa a toda la familia.

Se pelean entre ellos por nuestro maldito miedo de morir... Porque nunca se nos enseñó a morir,... algo tan natural como vivir., ahora esa privación destruye lo que tanto nos costó construir...¿o nunca construimos nada?..no sé...pero si de grandes nos cagamos encima, seguro que salpicamos a la familia...y eso está mal.

Fermin- -Perdón que lo interrumpa jefe, pero me parece que hablar asi de nuestros viejos... es un poco...

.El escritor- Perdón...¿qué me dijo?(el escritor es sordo de una oreja...una vieja historia)...¿ que lo que dije recién es una falta de respeto a nuestros padres?

Fermin- Y sí, (replicó con tono fuerte y a la vez contradiuctorio) mire profe., yo tengo a mi viejo en una situación parecida!”... y por mas choto que esté lo voy a cuidar hasta su último suspiro porque es mi padre! ¿qué quiere que haga? ¿qué lo meta en un asilo? ¿qué le dé una pastilla y lo pase para el otro lado?...la verdad que no es fácil...pero es mi viejo es. -.

El escritor- Mirá fermin,... no digo esto para ofender a nadie y menos a vos que ya nos conocemos .

¡Pero no embromemos!, ...vos tenés toda la libertad que puedas (que no es lo mismo que tener la libertad que quiere) para amar a sus progenitores como mas le cuadre, le guste o aguante ( según el caso).

Pero yo ahora no estoy “en hijo” sabés?. Estoy hablando desde mi vejez, la que tengo dentro mío, en potencia, es decir, que si o si voy a ser viejo siempre que no me caiga un piano encima hoy a la tarde.

Ustedes y yo, ya tenemos esa vejez que aún no ganó nuestro cuerpo, ni nuestra mi mente ni nuestro espíritu.

Pero que lo va a hacer dentro de unos pocos años. Y en ese momento ya no podremos pensar y sentir como pensamos y sentimos ahora. Esto será tan cierto como que al menos yo no estaré en estas víceras de mi cuerpo en el año 2050.

Y lo digo ahora, antes que esa vejez no me deje hablar mas que desde mi situación de hijo. ¿entendés?

Fermin - ¡Cómo es que no lo va a dejar hablar como hijo, si de viejo, se supone que ya sabe lo que es ser un niño,un adolecnete, un adulto, etc,...no es esa la sabiduría también?

El escritor- No, estimado Fermín,... la verdadera sabiduría es saber decir a tiempo las cosas. La vejez no es sinónimo de Sabiduría.

Y cuando uno es un viejo choto, es un viejo que todavía no se quiso morir, a pesar de su chotez.

Y eso es lo preocupante. Porque en la chotez humana lo primero que se pierde es la capacidad de trascenderse a uno mismo.. De salirse de si y verse en la situación real en que se encuentra .

La chotez nos impide ver cómo sufren nuestros seres mas queridos por prolongar un segundo más nuestra permanencia corpórea hechas pomo por el tiempo.

Y eso sí que es una desgracia. La pérdida de la Conciencia de los demás.

A mi no me diga que eso es lo que su padre estaba desesperadamente deseando que pasara con su vida y la de sus hijos...

No me diga que estaba desesperado por gozar del momento en que usted le pondría sus manos debajo de su traste para que él defeque sin ensuciar la cama.

Yo no creo eso.... Lo que si creo, porque lo compruebo, es que las cosas no caen del cielo. Las cosas que nos suceden nacen y se construyen sobre tierra firme por obra y gracia de nuestra libertad. No construyamos un Dios como si fuese un tacho para tirar las consecuencias de nuestra falta de responsabilidad, errores, desgracias; o para pedir “milagros” imposibles incluso para la verdadera Sabiduría Divina.

Esto de “ver lo que realmente nos pasa”, en filosofía se llama “existencialismo”.

No hablo de lo que vos Fermín, sentís por tu padre...hablo de lo que un padre no se siente cuando llega al estado de chotez.

La vida de sus padres y la suya ,hoy están asi de relacionadas, porque esa relación la construyeron entre los dos desde que se conocieron... (¿ se conocieron ?).

No me vengas a decir que te resulta hermoso ponerle las manos debajo del culo de tu padre para recoger su mierda hasta que éste se digne a abandonar su cuerpo...(por más que le pagués a otro para que lo haga).

Aquí lo que está en juego en nuestro cuerpo es “lo que aparece”, “lo que sale a la luz” porque ya no hay cuerpo que la sostenga: y eso es el Sentido de nuestra existencia individual”. Sea nuestra madre, padre, vecino o Uno Mismo.

En la “declinación corporal” (siempre que no se le caiga un piano encima) Lo que queda sale a la luz ...y si lo que queda de ese cuerpo es “puro cuerpo” y poco espiritu, eso es lo que es. No volvamos otra vez a mirar para otro lado.

Yo todavía no soy un “viejo choto”, mis padres ya dejaron sus respectivos cuerpos hace mas de 30 años, gracias a Dios y a su vida normal, no anduvieron con vueltas...se ve que tenían suficiente espiritualidad al momento de tener que abandonar sus cuerpos y se las tomaron sin jorobar a nadie.

Esa fue la mejor herencia y testimonio de trascendentalidad que me dejaron. Mi viejo nunca pisó un Iglesia... pero mucho menos nos pisó el camino que ya estábamos caminando sus hijos. Nos hizo volar a tiempo y después nos mostró como se vuela para el otro lado sin romper lo que hizo con tanto esfuerzo, su familia. Fue un antichotez. No se entregó a ella.

Ahora me toca a mi. Ya empecé por ser abuelo y en cualquier momento estoy en el terreno de la chotez avanzada... asi que hablo mas por mi que por mis padres, y menos por los suyos muchachos, descuiden.

Tronco-- Si,… ahí estoy de acuerdo con lo que usted nos dice.- …”que para vivir como un viejo choto es mejor pegarse un tiro en la cabeza y ya está”...

Fermin-- ¡ Pero eso no está permitido por la ley!

Tronco -¿qué decís? ¿Qué la ley no nos deja morir como uno quiere?...¿me estás cargando Fermín? Que nos deje vivir como uno quiere, vaya y pase, pero que tampoco nos dejen morir! ya se pasa esos turros!

El escritor- Muchachos, no les estoy hablando de “lo que nos rodea” ( como muchos mal interpretaron a sus amigos: Raúl, Ortega y Gasset, son dos )… es decir, no les hablo de los jueces ni de la sociedad.

Les estoy hablando de Uno Mismo ¿ entienden?....Uno mismo construye su propia muerte y allí no hay “circunstancias” jurídicas, ni sociales ni económicas que valgan,… la cosa está entre Usted y Uno Mismo, como dice en la tapa de este libro.

Si a esta relación ,ustedes la quieren ver como una “circunstancia interna” , eso podría aceptárselo. Pero la cuestión de la muerte de uno mismo se arregla en casa.


 

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet