EL CONFLICTO ENTRE ARGENTINA Y URUGUAY POR LA INSTALACIÓN DE LAS PAPELERAS:
UN CASO DE ESTUDIO

EL CONFLICTO ENTRE ARGENTINA Y URUGUAY POR LA INSTALACIÓN DE LAS PAPELERAS: UN CASO DE ESTUDIO

Valeria Llamas

Volver al índice

 

 

La Corte Internacional de La Haya

La Corte Internacional de La Haya es el órgano judicial más importante de las Naciones Unidas, creado en 1946. Resuelve controversias jurídicas entre los Estados parte y también emite opiniones consultivas para la ONU y sus organizaciones. Es el tribunal natural de las controversias planteadas en torno al Estatuto del Río Uruguay.

El órgano esta integrado por quince magistrados elegidos por la Asamblea General y el Consejo de Seguridad de la ONU. No puede haber dos jueces de un mismo país, y sus mandatos duran nueve años, con posibilidad de reelección. Se encuentra presidido actualmente por un representante del Reino Unido y el tribunal está integrado por jueces de Jordania, Madagascar, China, Sierra Leona, Venezuela, Estados Unidos, Japón, Alemania, Eslovaquia, Francia, Nueva Zelanda, México, Marruecos y de la Federación Rusa.

El procedimiento luego de la presentación y su aceptación, hay una fase escrita en la que las partes hacen sus solicitudes e intercambian alegatos y una segunda de audiencias públicas. Después del procedimiento oral la corte delibera en cámara y presenta su sentencia en público. Los fallos, en inglés y francés, son finales y no apelables. Si una de las partes no acata, la otra puede recurrir al Consejo de Seguridad de la ONU.

Se han realizado dos presentaciones de ambos países, las medidas cautelares exigidas por Argentina, la suspensión de las obras y la de Uruguay, para frenar con los bloqueos en los puentes, ambas han sido rechazadas en ambas ocasiones e incitado a que se abra el diálogo entre ambos países. Actualmente, se espera el fallo, el cual se estima que se presente a fines del 2008, y es no apelable.

Ence, el gobierno español y la mediación

La administración de Rodríguez Zapatero tenía al menos dos fuertes razones para dirigir su atenta mirada hacia Sudamérica: Kirchner y Tabaré Vázquez, los cuales son dos amigos ubicados en las cercanías ideológicas del PSOE y, además, una de las empresas involucradas está integrada por capitales españoles.

Hasta que dejó de ser semi pública en 2001 para convertirse en sociedad anónima, Ence era la sigla de Empresa Nacional de Celulosa de España. La privatización la transformó en Energía Celulosa, pero como toda compañía con radicaciones en el exterior, sus contactos con el gobierno eran fluidos y permanentes. Más aún en este caso, donde el conflicto superó el plano de las razonables dificultades de una inversión industrial y escaló políticamente hasta la cima del poder de dos países entrañables para España.

Esto supone que, ante la eventualidad de decisiones trascendentes de la empresa, como fue la temporaria paralización o no de las obras que solicitó el presidente Kirchner a su colega uruguayo, la opinión del gobierno español no estaba ausente.

Ence continuaba sosteniendo que seguiría trabajando de acuerdo con lo que establecían los permisos de radicación otorgados por Uruguay, y que no había recibido ningún pedido formal de nadie para detener las obras. Pero sus directivos advertían con énfasis que cualquier modificación en las características o plazos del proyecto debería ajustarse a lo que contemplaba la seguridad jurídica para garantizar los intereses de la inversión, sin pérdidas de ningún tipo.

Para Ence, que se mostraba sorprendida por la escalada del conflicto, el debate carecía de toda seriedad técnica. Y aseguraba que “... en el plano técnico la discusión se resolvía en no más de 10 minutos...” .

La empresa afirmaba que se encontraba abierta a todo tipo de monitoreos de sus mecanismos de producción, que utilizaba en sus plantas la mejor tecnología disponible en el mundo y que se ajustaba a las severas normas internacionales en materia de controles para evitar la contaminación. Pero se negaba a realizar comentarios sobre las alternativas políticas que podían evaluarse para diluir la crisis.

Los ejecutivos españoles criticaban abiertamente a Greenpeace de Argentina porque su postura era diferente a otras delegaciones de la misma organización en el mundo, y que también se advertía en ellos una incomodidad por la cercanía del emprendimiento de Botnia, con su planta ubicada justo al frente de la costa entrerriana. Además consideraban que los finlandeses habían tenido algunas actitudes que habían exacerbado el conflicto.

En celulosa de eucaliptos, Ence es la empresa líder con el 21 por ciento de las ventas en el mercado europeo y es el segundo mayor productor mundial con un 12 por ciento del total , con lo que justifican su responsabilidad ante las leyes medioambientales europeas.