OAXACA: LA ACTIVIDAD PRODUCTIVA MAGUEY ¿ MEZCAL

OAXACA: LA ACTIVIDAD PRODUCTIVA MAGUEY ¿ MEZCAL

Miguel Enrique Berumen Barbosa

Volver al índice

 

 

Problemática

• El proceso de Dictaminación y Certificación del Mezcal.

Como sucede en la mayor parte de las cosas, todo lo que inicia cuesta, se dificulta más, y este caso no es la excepción, en primer lugar debido a los altos costos económicos que implicaba optar por el dictamen de viabilidad y la certificación del mezcal, bien para venderlo envasado y/o a granel, provocó que muy pocos productores de mezcal iniciaran con este proceso; es por ello que los que se integraron al proceso fueron los que de una u otra manera mantenían presencia en los mercados regional, estatal, nacional e internacional, es decir, productores que habían crecido, sin embargo para los pequeños y fundamentalmente los que tenían palenques trabajados de una manera artesanal-tradicional-familiar y por sus precarias condiciones se fueron rezagando.

Como estos últimos conformaban un número mayor, inconformes o renuentes con el proceso, dejaron de correr el tiempo para posteriormente irse integrando o reforzando su adhesión en organizaciones, como lo fue el caso del Consejo Oaxaqueño del Maguey-Mezcal, A.C. (COMAC), que a su vez se integra al Consejo Mexicano del Maguey-Mezcal, a través del cual se realizaron una serie de gestiones ante diferentes instituciones gubernamentales estatales y federales, hasta conseguir recursos económicos que se canalizaron hacia el proceso de Dictaminación de Viabilidad y Certificación de todos aquellos productores que lo quisieran hacer en grupo, apoyándolos con el 75 por ciento y el resto corría a cuenta del o los grupos que tenían el interés y el deseo de certificar su producto.

No obstante a lo anterior continúa observándose, cierto desconocimiento en torno a la aplicación de la NOM-070-SCFI-1994, bebidas Alcohólicas-Mezcal-Especificaciones, así como sus requisitos y beneficios, por lo que se ha procedido a implementar una serie de talleres por cuenta del COMAC, para capacitar a los productores interesados.

Independientemente de lo anterior, el ICAPET promueve por su parte la difusión de la Certificación del Mezcal, sobre todo con aquellos productores que se acercan al instituto para recibir por parte de la Unidad de Capacitación 089 Santiago Matatlán, el servicio o el curso de capacitación de análisis de Azúcares Reductores Totales (ART), así como para la graduación del grado alcohólico y el grado de acidez, requisitos elementales con la finalidad de garantizar la Certificación del producto, al momento de enviar sus respectivas muestras para su análisis en el laboratorio con sede en la Ciudad de México; anteriormente se ubicaba otro en la ciudad de Orizaba, Veracruz, que a la fecha ya no opera.

Pese a lo anterior, no dejan de existir productores de mezcal que mantienen una postura renuente a la certificación, por lo engorroso de los trámites, así como por los requisitos para la comercialización de sus productos, como son los altos pagos derivado de los impuestos ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, así como los permisos ante la Secretaría de Salud, entre otros, lo que generan una atmósfera de incertidumbre y lo peor, posibilitan los espacios para deteriorar la imagen del mezcal que con tanto trabajo lo ha venido obteniendo.

A este panorama, se puede agregar un punto que ha generado cierto grado de inconformidad en los productores de mezcal, que es el hecho de volver a certificar, aunque sea documentalmente, los lotes de mezcal, que después de seis meses, no hayan podido ser desplazados o comercializados, lo que significa volver a realizar los trámites y los desembolsos económicos, ello quiere decir que, la cantidad de mezcal que se haya certificada, sólo es amparada por seis meses, término que se les da los productores para sea comercializado y si no encuentran clientes para su realización, ello les generará problemas burocráticos y económicos, de ahí que prefieran abaratar o malbaratar su producto, situación que es aprovechada por mayorista productores y/o envasadores, que tienen presencia en el mercado.