EN TORNO A LAS UNIVERSIDADES EMPRENDEDORAS: EDUCACIÓN, VINCULACIÓN, DESARROLLO Y REFORMULACIONES

EN TORNO A LAS UNIVERSIDADES EMPRENDEDORAS: EDUCACIÓN, VINCULACIÓN, DESARROLLO Y REFORMULACIONES

Coordinadores: Ángel Rosales Torres y Ricardo Contreras Soto

Volver al índice

 

 

El nuevo paradigma de las universidades en la economía del conocimiento: emprendurismo y propiedad intelectual

Dra. Berta Ermila Madrigal Torres

La Economía del Conocimiento se refiere a la contabilidad y gestión estratégica de la totalidad de elementos de valor percibidos y apropiados por una sociedad. Denota una transición de la producción industrial hacia una creación basada en la ciencia y tecnología, siendo estos los principales motores de las economías en desarrollo. La economía del conocimiento demanda nuevas competencias vinculadas con las necesidades de la sociedad, involucra la capacidad de aprendizaje de las instituciones, el sector productivo y académico, así como la generación de redes interinstitucionales para la solución de problemas y el uso intensivo del conocimiento en el espacio social. Ante esto ¿Cuál es el nuevo rol de las universidades? ¿Cómo contribuyen al capital social y la solución de los problemas de una región? ¿Cuáles son las características de cada universidad (docencia, investigación y/o emprendurismo)?

Al hablar del emprendurismo vinculado con la investigación existen varias corrientes y enfoques, como aquellos que afirma que ser emprendedor es una vocación, el que dice que es un aprendizaje, es una forma de vida entre otros. Lo que es una gran realidad es que organismos internacionales como la ONU, UNESCO, BID, OMS, han sugerido e implementado políticas para fomentar el desarrollo de emprendedores en las universidades e industria y el apoyo del gobierno, además hay apoyos financieros para fomentar el emprendurismo con énfasis en ciencia y tecnología que lleva a generar ciudades del conocimiento. Tal es el caso de Los Estados Unidos, Panamá, India, Europa Italia, Alemania etc. En México se cuentan con más de 100 programas de apoyo al emprendurismo; Fenómeno que las Universidades Mexicanas y el gobierno ha impulsado a partir de los 90´s con gran auge en el 2000 con el fomento de incubadoras de base tecnológica, aceleradoras de negocios y programas de apoyo a emprendedores.

Andrea Bonacoorsi (2007) menciona que el emprendurismo es la tercera función de la Universidad. Para desarrollar esta función se requiere identificar cual es la característica principal de cada universidad. ¿Cómo está midiendo el conocimiento que se genera en la misma? ¿Cómo fomenta el emprendurismo? Como innova, registra, comercializa y gestiona su propiedad intelectual?

Se ha preguntado usted ¿Qué hubiera pasado si la Universidad de Harvard logra comprobar que el diseño del sistema operativo de Windows que patento Bill Gates, lo realizo en las aulas de la Universidad mediante algún curso y/o asesoría de un docente. Las innovaciones, creaciones, adaptaciones fueran propiedad de Harvard ¡sería la Universidad más rica del mundo? y no Bill Gates. Pero, la Universidad ¿tenía la capacidad de emprender, administrar, registrar su propiedad intelectual y defenderla, sobre todo la capacidad de comercialización y venta, la vinculación como la industria como lo realizo Bill Gates?. Este es uno de los múltiples ejemplos que se pueden citar como referencia para ver el papel que juega el emprendurismo y registro de la propiedad intelectual en las Universidades. Este nuevo paradigma de emprendurismo y propiedad industrial no es nuevo en los países como Canadá, Los Estados Unidos, Brasil, Alemania, países Europeos y algunos asiáticos. En México es un fenómeno muy incipiente que se requiere fortalecer y las Universidades son y serán una pieza clave para ello.

El Capital Humano que se genera en las universidades es el primer componente de Capital Intelectual es el resultado de una efectiva a administración del Capital Humano y el conocimiento que este genera. Los investigadores que hacen y definen los descubrimientos; proveen de capital humano, intelectual que define la tecnología de la universidad o empresa. El registro del capital humano genera ingreso a la Universidad, además permite la captura de conocimiento al establecer los derechos de propiedad, evolución del conocimiento. Esto a la vez recompensa las invenciones comerciales, hasta que la patente expira, sin embargo después de su expiración sigue un recogimiento de marca. El éxito de las patentes también impacta en la habilidad de la firma para innovar y desarrollar

El emprendurismo y la propiedad intelectual en las universidades se esta considerando como uno de los nuevos indicadores no bibliométricos de productividad científica, se toma como referencia el número de empresas que surgen espontáneamente, por iniciativa de los investigadores, alumnos para producir y comercializar algunos descubrimientos científicos generados en universidades o en centros de desarrollo donde tenga presencia la universidad. Se mide la capacidad para el desarrollo de nuevas actividades económicas y empresariales de las citadas instituciones y de su personal investigador. Así como el uso de redes electrónicas en laboratorios de Innovación y desarrollo que miden la capacidad de conexión y uso de dichas redes en la investigación, para conseguir más rápidamente la difusión de conocimientos y resultados científicos. Casos exitosos donde participan las universidades, gobierno, empresa y centros de investigación se localizan en los países de: Australia, Bélgica, Alemania, Italia, Japón, Corea, Suiza, Estados Unidos, Rusia y Canadá entre otros .

Para dar respuesta a este nuevo paradigma se requiere:

Una estructura empresarial, fomentar la cultura emprendedora, el espíritu emprendedor de la universidad que le permita hacer investigación, innovación, difusión, emprender, registrar, patentar y comercializar sus innovaciones. Con una estrategia que nos lleve a fomentar, desarrollar y tener comunidades emprendedoras con amplia vinculación con la industria, gobierno y parques industriales y generación de los que demanda la región.