PLAN ESTRATÉGICO DE DESARROLLO DEL CASERÍO MONTECASTILLO 2006 ¿ 2015

PLAN ESTRATÉGICO DE DESARROLLO DEL CASERÍO MONTECASTILLO 2006 ¿ 2015

Víctor Enrique Antón Antón

Volver al índice

 

 

1. PLAN ESTRATÉGICO: INSTRUMENTO DE GESTIÓN DEL DESARROLLO

1.1. El Desarrollo Local y la Planificación Estratégica

Según la Constitución Política del Perú, Ley de Bases de la Descentralización y Ley Nº 27972, las Municipalidades constituyen el nivel de Gobierno Local donde se instalan las relaciones más cercanas entre la Sociedad Civil y el Estado, cuya misión se centra principalmente en impulsar y promover los procesos del desarrollo económico, social y ambiental sostenibles, asumir la representación de los ciudadanos, prestar servicios públicos y fomentar el bienestar de las comunidades de su jurisdicción.

En el marco de este contexto, potenciar las capacidades de gestión y el desarrollo de las potencialidades son condiciones vitales para alcanzar el desarrollo integral del distrito y de sus caseríos. Este desafío conlleva a desarrollar una cultura política y gestión estratégica que incorpore como elemento central la Concertación Institucional y Participación Ciudadanía para fortalecer el tejido social y las instancias de poder local, para la construcción consensuada de la Dirección del Desarrollo Local con una Visión de Futuro Sostenible.

El Desarrollo Local Sustentable, debe entenderse como un proceso de ampliación y mejoramiento de las capacidades, derechos y oportunidades de la población como actores centrales del desarrollo, así como de sus instituciones y organizaciones para lograr sus aspiraciones y la construcción de un porvenir integral, compartido y competitivo. El desarrollo local, que tiende a mejorar las condiciones y la calidad de vida de la población, comprende diferentes dimensiones interdependientes y complementarias: económico, productivo, social, cultural, sustentabilidad de los recursos naturales y preservación del ambiente, que debe ser promovido a nivel distrital, sin exclusión alguna en concertación con los actores estratégicos del caserío.

La estrategia para propiciar la construcción del Desarrollo Social – Económico y Ambiental Sostenible del caserío de Monte Castillo, se centra en la apertura e institucionalización de un proceso de Planeamiento Estratégico Participativo y Concertado.

La Planificación Estratégica, es un instrumento para construir y conducir el cambio deseado, en base al análisis participativo de la situación presente y de su posible evolución, y de la definición de estrategias de inversión que optimicen el uso de los recursos municipales en la ejecución de proyectos integrales y sostenibles de desarrollo.

Para construir la ruta estratégica del desarrollo, es necesario tener en cuenta el estudio de las tendencias y sus impactos; así como el análisis del diagnóstico estratégico. Este último permite establecer una acertada identificación de los factores estratégicos del desarrollo y las estrategias para abordar las soluciones. Esta percepción permite precisar ¿Cómo estamos?, ¿Qué queremos? y ¿Cómo hacer realidad el Desarrollo Sostenible?

La concertación y la construcción de consensos entre los diferentes actores es clave para viabilizar el proceso de Planeamiento y Gestión Concertada del Desarrollo Local Sostenible y consecuentemente viabilizar la implementación del Plan Estratégico y la concreción de los acuerdos y compromisos sociales para el desarrollo humano.

Por consiguiente, la Planificación Estratégica, es una herramienta de diagnóstico, análisis, reflexión y toma de decisiones concertadas, acerca del quehacer actual y el camino que deben recorrer en el futuro las Comunidades, Organizaciones e Instituciones, de un determinado espacio. No sólo, responde a los cambios y a las demandas que le impone el entorno para lograr así el máximo de eficiencia y calidad de sus intervenciones, sino también, para proponer y concertar las transformaciones que requiere el entorno. La Planificación es un instrumento que ayuda no únicamente a reaccionar frente a los cambios, sino y sobre todo, proponer y delinear propuestas de cambio sostenibles, que tienda a unir nuestro presente con el futuro deseado, sobre la base de nuestras posibilidades, aspiraciones y capacidades.