POTENCIALIDADES Y PROBLEMAS EN EMPRESAS DE PARTICIPACIÓN FAMILIAR EN LAS MIPYMES
(ESTUDIO LOCAL EN CELAYA GUANAJUATO)

POTENCIALIDADES Y PROBLEMAS EN EMPRESAS DE PARTICIPACIÓN FAMILIAR EN LAS MIPYMES (ESTUDIO LOCAL EN CELAYA GUANAJUATO)

Ricardo Contreras Soto y Rafael Regalado Hernández

Volver al índice

 

 

Consideraciones críticas y propuestas para el estudio de las llamadas “empresas familiares”

Modalidades de participación en las empresas familiares

De acuerdo a los resultados de nuestra investigación encontramos que de 420 entrevistas en Celaya Guanajuato la mayoría de las empresas se auto perciben 71% como “empresas familiares”, el 24.3% “empresas de un solo dueño” y “empresas de socios (no familiares)” el 4.5%. Consideradas por tamaño las empresas familiares son: micro el 71.26%; pequeñas 76.63%; mediana el 64.51% y grande 1.25% de la muestra.

Aún cuando los empresarios consideren a sus empresas familiares, vamos a encontrar diferencias en las formas de relación que se dan en ellas.

A continuación vamos a ver las diferentes configuraciones tipológicas de las relaciones familiares que se dan en las empresas, de acuerdo con los datos analizados:

Empresas de participación de familia solo matrimonial

Una de las modalidades que hemos encontrado en las empresas familiares es donde solo participan solo marido y esposa, en algunos casos están distribuidas las funciones de la empresa de acuerdo a ciertas capacidades, se supone que toman decisiones relativamente consensuadas

Nada más la trabajamos mi esposa y yo y no hemos tenido problemas, bueno al menos en el trabajo. (Entrevista 199) (Micro) (Panadería, 2 personas, 22 años).

Afortunadamente solo somos dos mis esposa y yo, y no hay problemas. (Entrevista 379) (Micro) (Tortillería de harina de trigo, 10 personas, +3 años).

En el caso siguiente vemos como a un miembro de familia de género femenino no se le incorporó como miembro activo de la empresa para la sucesión, ya supone que en esta región a la mujer la debe mantener un hombre (su esposo), y que al casarse ella, la familia delegó la responsabilidad económica.

Pues ¿cómo familiar? No pues es mía y de mi esposa, ya vez que Alejandra se casó y ella tiene su marido, y yo no comparto el negocio con nadie. (Entrevista 283) (Pequeña)(Panadería y Artesanías, 21 personas, 34 años).

En esta forma de relación familiar exclusiva del matrimonio en la empresa, señala los límites de la participación de los géneros de manera cultural, al no tener otro miembro de familia que supiera desarrollar las actividades concretas (conocimientos y habilidades técnicas) para resolver y afrontar el trabajo. Con esto quiero decir, que si hay apoyo de la esposa, pero que en este caso, ella no puede realizar ciertas operaciones técnicas en la empresa por falta de conocimiento y adiestramiento (asociado con su rol).

Como yo manejo todo esto, una vez me fracture un brazo y el negocio estuvo estancado hasta que me recupere, y únicamente somos mi esposa y yo. (Entrevista 144) (Micro) (Herrería, 5 personas, 14 años).

Queda claro que hay empresas familiares que de acuerdo con la calificación o dominio técnico laboral se podrá compartir o no la responsabilidad de la empresa, por parte del matrimonio. Es determinante en mucho de ello, la cuestión de género en la cultura.