POTENCIALIDADES Y PROBLEMAS EN EMPRESAS DE PARTICIPACIÓN FAMILIAR EN LAS MIPYMES
(ESTUDIO LOCAL EN CELAYA GUANAJUATO)

POTENCIALIDADES Y PROBLEMAS EN EMPRESAS DE PARTICIPACIÓN FAMILIAR EN LAS MIPYMES (ESTUDIO LOCAL EN CELAYA GUANAJUATO)

Ricardo Contreras Soto y Rafael Regalado Hernández

Volver al índice

 

 

Experiencia y enseñanza

Hay un capital cultural acumulado en los saberes técnicos o empíricos de las personas que han desarrollado empresas, es necesario volverlo ese saber tácito en explícito, socializarlo a los miembros de la familia y a los interesados, si bien a veces el saber empírico es sospechoso de construirse sin fundamento, no se debe de rechazar, hasta ver saber y probar si en realidad tiene cierto nivel de eficiencia (yo creo que sí, habría que ver). Una de las observaciones que hemos hecho en muchas de nuestras participaciones es manifestar la importancia de retomar la experiencia de los empresario (por muy rústica que parezca ser), y analizarla con cierta cautela (sin tampoco mistificar esa especie de sabiduría). El siguiente testimonio hace referencia a la perdida de una persona, pero también de un saber.

Cuando el papá de mis esposo falleció, para el fue algo difícil sacar adelante el negocio, ya que no tenia experiencia necesaria, y lo que hizo fue ponerle empeño y como ya ve logró sacar adelante el negocio. (Entrevista 120) (Micro) (Industrial, 4 personas, 55 años).

Una fuente de aprendizaje laboral en una empresa es la experiencia de algún miembro familiar (padre, abuelo, hermano mayor, primo, madre, etcétera).

Yo aprendí, desde mis padres que le sabían muy bien al oficio y me gustaría aprender a hacer repostería, porque creo que es más elaborado que hacer pan tradicional. (Entrevista 163) (Micro) (Panadería, 7 personas, 3 años).

Aprendí gracias a mi mama quien fue la que me enseño todo el proceso. (Entrevista 168) (Micro) (Dulces regionales, 6 personas, 10 años).

No he tenido ninguna empresa ya que yo hago la producción, estoy enseñando a un nieto y mi hijo ya mayor de edad y casado me ayuda a cuidar el negocio, mientras estoy en mi casa horneando el pan. (Entrevista 262) (Micro) (Panadería, 3 personas, 1.5 años).

Lo que pasa es que, o sea esa empresa si es familiar y tuve que enseñar a mis hijos a trabajar conmigo y a mi esposa y esa es la manera en la que hemos podido salir adelante. (Entrevista 98) (Micro) (Panadería, 6 personas, 20 años).

Para que siga funcionando la empresa, es necesario trasmitir ese conocimiento acumulado que hay sobre ella, las organizaciones no deben de ser cajas huecas sin resonancia, deben ser orquestas generadoras y reproductoras de los saberes aprendidos. Organizaciones inteligentes que aprenden de su práctica de su medio, que están abiertas y atentas a lo que sucede. La transmisión del conocimiento.

Lo que pasa es que, o sea esa empresa si es familiar y tuve que enseñar a mis hijos a trabajar conmigo y a mi esposa y esa es la manera en la que hemos podido salir adelante. (Entrevista 98) (Micro) (Panadería, 6 personas, 20 años).

Pues los problemas básicos mas que nada no son tantos de organización sino de que son de una tradición, y ya sabemos que tenemos que hacer. Pero nos son en si problemas es mas que nada mm inculcarle a nuestros hijos que se vayan metiendo de lleno a lo que es el negocio. (Entrevista 345) (Micro) (Tortillería, 2 personas, 30 años)

No basta la experiencia, si se quiere ser inteligente y competitivo se requiere también el conocimiento que se ha sistematizado y comprobado, la profesionalización del capital cultural en las organizaciones.

Aprendí en base a la marcha, este, como este es un negocio familiar bien me gustaría aprender mas administración y eso es todo. (Entrevista 329) (Medina)(Elaboración de trajes, 70 personas, 20 años).

Acumular, organizar y buscar conocimiento afín: explícito e implícito, externo e interno, construido o adaptado, empírico o de un campo, todos estos como patrimonio intangible en la organización, va ser una pieza estratégica en la construcción de una conciencia colectiva competitiva y colaborativa que sabe jugar, como jugar y para que jugar. La experiencia y su enseñanza a los hijos y dependientes crean un nexo y una responsabilidad de continuar, y se detecta la importancia de adquirir conocimientos de propios del giro de la empresa, sino también de administración. No descartar el saber tradicional, en el puede estar el secreto del negocio.