EMPRENDURISMO, CULTURA, CLIMA Y COMUNICACIÓN ORGANIZACIONAL Y SU APLICACIÓN A LA PEQUEÑA Y MEDIANA EMPRESA EN LA ZONA METROPOLITANA DE GUADALAJARA, MÉXICO

EMPRENDURISMO, CULTURA, CLIMA Y COMUNICACIÓN ORGANIZACIONAL Y SU APLICACIÓN A LA PEQUEÑA Y MEDIANA EMPRESA EN LA ZONA METROPOLITANA DE GUADALAJARA, MÉXICO

Coordinador: Rigoberto Soria Romo

Volver al índice

 

 

3.2.7 Desarrollo de competencias del personal

Con el objetivo de identificar las necesidades de entrenamiento, educación, desarrollo de habilidad y conocimientos, desarrollo organizacional, realiza una medición de estos aspectos en la trayectoria laboral, comparando el perfil de puesto vigente versus la competencia real del colaborador, adicionalmente aplica una detección de necesidades de capacitación al personal que ingresa a la “asociación”.

3.2.8 Plan de formación Individual

La formación que se le otorga al colaborador se divide en 3 vertientes: a) Formación para cubrir las necesidades del puesto (básica); b) formación para cubrir las necesidades de la “asociación” (institucional); y, c) desarrollo del colaborador.

Los medios utilizados para cubrir las necesidades de formación de los colaboradores son, de acuerdo al requerimiento que se tenga:

1) Entrenamiento en aula: cuando el colaborador asiste a un curso estructurado y diseñado para adquirir conocimientos teórico - prácticos a través de un curso específico.

2) Entrenamiento en campo: es utilizado cuando el colaborador requiere conocimientos que necesita adquirir en la práctica, y usualmente saliendo de la “asociación”.

3) Formación espejo: encaminada a que el colaborador adquiera habilidades específicas y que es proporcionada por un colaborador que las domina.

4) Lectura e investigación de casos particulares: que la formación que requiera el personal sea particularmente especializada o necesaria para desarrollar nuevos proyectos, se facilita al personal bibliografía acorde al tema, o los medios electrónicos correspondientes.

Los aspectos a tomar en cuenta son los siguientes:

1) Necesidades primordiales del colaborador: En este rubro se toman en cuenta los aspectos señalados en la “Pirámide de Maslow” como los esenciales a cubrir en una persona y se identifican áreas de oportunidad,

2) Aspecto laboral: En este aspecto se consideran los intereses a nivel laboral del colaborador, así como su crecimiento “horizontal” en la organización, esto a través del programa de multihabilidades.

3) Necesidades de autorrealización: Se toman aspectos enfocados al desarrollo personal del colaborador, metas a nivel personal que desee conseguir, siendo el objetivo ofrecer un acompañamiento de la “asociación” en los planes personales del colaborador.