DE LOS RELATOS QUE SORPRENDEN A LOS HECHOS QUE INDIGNAN. ACERCAMIENTO A LA HISTORIA CULTURAL DEMOLÓGICA DE CELAYA

DE LOS RELATOS QUE SORPRENDEN A LOS HECHOS QUE INDIGNAN. ACERCAMIENTO A LA HISTORIA CULTURAL DEMOLÓGICA DE CELAYA

Ricardo Contreras Soto

Volver al índice

 

 

Principios de fundación

De acuerdo al manifiesto de fundación, se planteó que los primeros colonizadores congregados (para esta exposición, me apoyo en la información del trabajo de Alberro 1988) bajo un gran mezquite donde se repartieron equitativamente las tierras que iban hacer suyas, recibieron las familias más o menos las mismas facilidades. El Virrey Don Martín Enríquez declara entre otras cuestiones en su acta de fundación:

“…me fue hecha relación que en el dicho mezquital había tierra cómoda y de la disposición para fundar una villa de españoles a los cuales se pudiese dar tierras de riego y sequedad, para sembrar trigo, maíz, viñas, olivares y otras cosas, y solares y suertes de tierra para huertas, …, donde se proveerá de bastimentos de las minas de Guanajuato, Zacatecas, y villas de San Felipe y San Miguel y otras partes, redundaría gran bien y que por ser en tierras donde andan levantados y rebelados del servicio de su majestad los indios Chichimecas, Guachichiles y Guamares y de otras naciones, fundando la villa sería mucha causa para pacificar los dichos indios y asegurar los caminos…”.AGN, Tierras vol.674, f47 v.,48. En (Alberro 1998: 284).

Hasta el momento se plantean dos cuestiones fundamentales en la fundación de Celaya: la primera el reparto de la tierra de manera equitativa a los pobladores (españoles) y la segunda la “pacificación” de los indios levantados, ninguna de estas cuestiones se cumplió en este cuadro romántico.