DE LOS RELATOS QUE SORPRENDEN A LOS HECHOS QUE INDIGNAN. ACERCAMIENTO A LA HISTORIA CULTURAL DEMOLÓGICA DE CELAYA

DE LOS RELATOS QUE SORPRENDEN A LOS HECHOS QUE INDIGNAN. ACERCAMIENTO A LA HISTORIA CULTURAL DEMOLÓGICA DE CELAYA

Ricardo Contreras Soto

Volver al índice

 

 

Guerras prolongadas

En el panteón de Celaya es interesante, en uno de los pasillos vas viendo cruces e imágenes religiosas cuando de pronto salta a la vista un caballo encima de un pilar, te preguntas por la interrupción de imágenes religiosas, cuando te das cuenta que el caballo en sí mismo ¿Qué representa?, pues de que es de un general, y que supongo estuvo participando en la guerra cristera, la ausencia y desplazamiento de imágenes parecía ser renuencia y la postura iconoclasta religiosa dentro de este evento histórico.

A los héroes populares

Había escuchado recientemente de Valentín Mancera que hizo justicia en la región a los hacendados y gachupines que abusaban de los indios y campesinos, encontré un corrido en el ciberespacio con dos versiones y una película que se llama “la feria de las flores”, pensé que era un personaje del mundo mítico, pero mi sorpresa fue mayor cuando descubrí su real tumba que dice así: “Aquí yacen los restos de Valentín Mancera. Benefactor de los pobres” (1840-1882). Héroe prerrevolucionario: “Escucha prenda amada hermosa flor de jazmín, escucha los tristes versos del valiente Valentín, día lunes 13 de marzo que desgracia sucedió se balearon con la escolta y Cipriano Méndez murió, era Cipriano era el segundo de la gente de Mancera, que odiaba a los gachupines en Acámbaro y por fuera. Su madre triste decía: válgame Dios Valentín hasta cuando te reduces, cuando será tu último fin, Valentín le contestó no lloré madre adorada, vale más morir peleando que correrle a la cornada…”. Termina el relato con una traición (como en muchas otras historias: Cristo, Zapata, Atahualpa, etcétera) de su novia la Sanjuana, por 200 pesos vendió a Valentín a catalán de Dionisio quien lo mató el 19 de marzo.

La puerta de lo oscuro

Cuenta versiones de esta capilla, una de ellas es que habitaba una tía que era cruel con sus sobrinos y que abusó de su autoridad, que por eso la fueron a encerrar ya muerta con ese cerrojo y candado en forma de diablo, para que no salga. Miedos, suspenso e intriga, nos preguntamos ¿Qué hay después de vida?

En fin la experiencia social ante la muerte es extraña, dejamos su enigma y misterio, para que otros lo resuelvan, lo que puede ser nada.