PLAN ESTRATÉGICO DE DESARROLLO ECONÓMICO LOCAL DE LA PROVINCIA DE ESPINAR PARA EL MEDIANO PLAZO 2006-2010

PLAN ESTRATÉGICO DE DESARROLLO ECONÓMICO LOCAL DE LA PROVINCIA DE ESPINAR PARA EL MEDIANO PLAZO 2006-2010

Percy Mosqueira Lovón

Volver al índice

 

 

CAPITULO II: CARACTERIZACIÓN: IMAGEN INTEGRADA DE LA PROVINCIA

2 CARACTERIZACIÓN: IMAGEN INTEGRADA DE LA PROVINCIA

2.1 Procesos y tendencias del contexto

2.1.1 Contexto internacional

A despecho del tipo de crecimiento polarizado, jerarquizado, uniformizante y concentrador a que ha dado lugar la creciente globalización económica; hoy somos testigos, por paradójico que parezca, de un proceso de resurgimiento de lo local sobre lo global, de un reclamo universal por un desarrollo más equilibrado, basado en el territorio, donde se impulse la descentralización y la defensa de las comunidades locales. Ahora que podemos consideramos ciudadanos del mundo; a la vez somos testigos que la necesidad de reclamarse originario de una comunidad, se ha convertido en una urgencia vital.

La globalización, la mundialización de la economía, la digitalización de las comunicaciones, han determinado que hechos, actividades y decisiones que se desarrollan en un punto del planeta tengan inmediatas implicancias sobre la vida de individuos ubicados lejos de esos lugares. La globalización ha redefinido nuestras concepciones del tiempo y el espacio. Determinados ámbitos de acción como la economía, los medios de comunicación, la tecnología, la gestión del medio ambiente, el crimen organizado, funcionan como unidad en tiempo real en el conjunto del planeta. Las distancias y los tiempos se han acortado provocando la sensación de que vivimos en una aldea global.

La consolidación del mercado financiero mundial, ha debilitado los Estados, provocando una crisis del Estado Nación, el que ya no decide soberanamente sobre muchos aspectos del intercambio económico y otros, de la vida de sus Estados.

Ahora bien, no hay que olvidar que, esta caracterización del escenario mundial está íntimamente ligado al modelo neoliberal imperante, que propuso un modelo económico basado en nuevas relaciones de producción como la flexibilidad, la tercerización, la precarización del trabajo, su subutilización, la subordinación de la producción a la especulación financiera, la distorsión del desarrollo científico y tecnológico que se orienta a la ganancia y la especulación, en lugar de la atención de las necesidades humanas.

El resultado no ha sido otro que la ampliación de la explotación del trabajo humano, el crecimiento de la inequidad a niveles nunca antes vistos, la pobreza absoluta es endémica en muchos países, mientras el mundo es más rico y desarrollado tres quintas partes de la humanidad se encuentran más postrados que nunca, las desigualdades sociales son más intensas cuando se trata de mujeres, de trabajadores rurales y de pueblos indígenas.

En este escenario, y en contrario a lo que sostenemos en la presente propuesta en el sentido que la asociatividad es clave para mejorar nuestra capacidad de negociar los precios de nuestros productos; en nuestro país, se discute un tratado de comercio bilateral con Estados Unidos, antes del cual deberíamos consolidar los acuerdos regionales, CAN y MERCOSUR, y enfrentar las negociaciones con ALCA, la OMC, la Unión Europea; previo acuerdo con nuestros vecinos; en lugar de un acuerdo desigual y asimétrico como el TLC con EE. UU., que solo beneficiará a un pequeño sector y tendrá efectos nocivos traumáticos especialmente para los agroproductores del interior del país.

Una referencia mayor al Tratado de Libre Comercio (TLC) con los Estado Unidos se hacer en el siguiente apartado del presente capítulo.