INFORME DE LA POBREZA HUMANA DE AREQUIPA METROPOLITANA ¿ 2006

INFORME DE LA POBREZA HUMANA DE AREQUIPA METROPOLITANA ¿ 2006

Deymor Beyter Centty Villafuerte y otros

Volver al índice

 

 

3. La Personalidad y la Pobreza Humana

Nosotros siguiendo la línea de investigación del PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo) y reconociendo las limitaciones de sus indicadores para medir el desarrollo o la pobreza en este caso, hemos utilizado y mejorado el índice de pobreza humana – 1 (IPH -1) propuesto por ellos que considera tres componentes: una vida larga y saludable, conocimientos y un nivel de vida decoroso; para proponer un nuevo indicador que incorpore la medición de la personalidad del individuo y su relación con los factores sociales y económicos.

Creemos además que es muy importante el reconocer que la pobreza abarca aspectos de orden cualitativo, que van más allá del mero calculo economicista que se queda en niveles cuantitativos de medición; y que influyen en este fenómeno de la pobreza con mayor incidencia y que nos ayudarían a explicarlo mejor, como es el caso de la personalidad del individuo, la que por ejemplo Luís Eduardo Daza en su libro “Autorrealización y Personalidad” menciona de que la pobreza esta influenciada de forma importante por el desarrollo de la personalidad del individuo, reconociendo la relación existente entre estas variables que aparentemente y hasta hoy no tienen ninguna relación causal.

Como equipo de investigación hemos construido una proposición metodológica que permita medir la Pobreza Humana, incorporando el desarrollo de la personalidad a nivel familiar para estimar La Pobreza Humana de arequipa metropolitana. Indicador que estaría compuesto por tres variables: Bienestar Económico, Bienestar Social y Desarrollo de la Personalidad; que a nuestro entender superaría las limitaciones del IPH – 1, utilizado por el PNUD en sus informes del desarrollo humano; y que por otro lado nos daría una mayor perspectiva y comprensión de este fenómeno y del por que las diversas políticas sociales aplicadas por el gobierno, tienen un impacto nulo o negativo, en los grupos de beneficiarios de sus programas y proyectos.