ADMINISTRACIÓN FINANCIERA II

ADMINISTRACIÓN FINANCIERA II

Jesús Dacio Villarreal Samaniego

Volver al índice

 

Cálculo de los Flujos de Efectivo No Operativos

Además de los flujos de efectivo operativos, se deben considerar los flujos de efectivo no operativos (FENO) asociados con el proyecto. Un FENO son flujos de efectivo que –a diferencia del FEO– no proviene de las operaciones de producción y venta asociadas con el proyecto; más bien son flujos que se generan ocasionalmente por otras circunstancias. Desde luego, se podría argumentar que la inversión inicial cae dentro de esta categoría de flujos de efectivo; sin embargo, como ya se explicó este desembolso se considera en un apartado especial. Las dos categorías de flujos de efectivo no operativos principales son las inversiones adicionales netas en capital de trabajo y los flujos de efectivo terminales.

Inversiones Adicionales Netas en Capital de Trabajo

En muchos proyectos (sobre todo en el caso de los proyectos de expansión), es necesario incrementar la cantidad de inventarios y cuentas por cobrar para poder alcanzar el crecimiento en ventas planeado. De esta manera, eventualmente habría que hacer una o varias inversiones adicionales en capital de trabajo.

Suponga, por ejemplo que los administradores de Eléctrica del Norte consideran que se tendrán que realizar inversiones adicionales en capital de trabajo neto de $20,000 al finalizar el primer año de operaciones del proyecto y otros $10,000 al finalizar el tercer año. Esta situación se refleja en el Cuadro 1–9. Cabe aclarar, sin embargo, que estas cifras son todavía preliminares para el cálculo completo de los flujos de efectivo, ya que aún falta considerar el flujo de efectivo terminal.