FACTORES CRÍTICOS QUE AFECTAN EL POSICIONAMIENTO COMPETITIVO DE LAS PRINCIPALES CADENAS AGROALIMENTARIAS DE LA PROVINCIA DE LA PAMPA

FACTORES CRÍTICOS QUE AFECTAN EL POSICIONAMIENTO COMPETITIVO DE LAS PRINCIPALES CADENAS AGROALIMENTARIAS DE LA PROVINCIA DE LA PAMPA

Gabriela Marina Iturrioz

Volver al índice

 

IV.2.3. Eslabón industrias molineras

IV.2.3.1. Estructura productiva/empresarial

En la provincia de La Pampa (2007), existen 4 molinos harineros (3% del total del país), ocupando el quinto lugar a nivel nacional en cantidad de molinos. De acuerdo con la clasificación del INDEC (2006), todos corresponden a la categoría pequeña empresa (facturación mensual entre 2-50 mill. pesos).

Dos molinos, corresponden a empresas de capital provincial, mientras que otro está conformado en un 25% por capital de la provincia de Buenos Aires y el resto local. La cuarta industria pertenece a una importante empresa de capital extranjero, que cuenta con siete plantas en el país.

La antigüedad de las firmas presenta una amplitud que va desde los cuatro años la de más reciente creación, hasta los 21 años.

Tres molinos tienen industrias anexas, como puede ser una fábrica de alimentos balanceados y la industria de pastas. Otras actividades realizadas son el acopio de cereales, la siembra de trigo en campos arrendados y la venta de semillas y agroquímicos; actividades de articulación vertical dentro de la misma cadena de trigo.

En cuanto al abastecimiento de la materia prima, dos de los cuatro molinos sólo trabajan con materia prima comprada, mientras que los restantes se autoabastecen parcialmente (entre el 5 y 20%).

Entre un 70 y un 85% del trigo utilizado es producido en La Pampa, mientras que el resto es comprado fuera de los límites provinciales. El cuarto molino es el que más se abastece de materia prima extra provincial (30%), comprando a corredores y acopiadores principalmente y en menor medida (3%) a productores. Los otros tres compran directamente a productores agropecuarios de la zona, uno en un 50% y de manera exclusiva los otros dos. Todas las compras son realizadas mayoritariamente en procedencia, excepto el caso del molino más grande (cuarto molino, que compra la totalidad de la materia prima, puesta en destino (cuadro Nº 36).

El principal criterio de compra para los cuatro casos es la calidad panadera. A este criterio le siguen el precio y la calidad comercial, las que tienen similar importancia. En cuarto lugar se ubica la relación comercial con el proveedor, generalmente un productor agropecuario. La distancia (flete) y la financiación no son criterios importantes a la hora de decidir una compra, mientras que la variedad se tiene en cuenta sólo para restringir la compra de lotes de “genética francesa”, los que en general no son aceptados por los molinos por su inferior calidad panadera.

La capacidad de almacenamiento de materia prima que poseen los molinos provinciales es de 67.000 ton., en general en silos de chapa y hormigón (con capacidades que van entre las 250 y las 1000 tn.) y celdas con capacidades que rondan las 4000 tn. El 4º molino posee la mayor capacidad de almacenamiento (52% del total provincial).

La principal limitante que encuentran los molinos para el abastecimiento de la materia prima es la baja calidad panadera, lo que se manifiesta en el parámetro W (fuerza de masa), como consecuencia de una inadecuada calidad del gluten presente. Esto se atribuye principalmente a los problemas de fertilidad de los suelos, sumado a un insuficiente uso de fertilizantes. (Chimeno et al; 2005).