LA INVERSIÓN EXTRANJERA Y EL SUBDESARROLLO DEL PERÚ 1990 ¿ 2000

LA INVERSIÓN EXTRANJERA Y EL SUBDESARROLLO DEL PERÚ 1990 ¿ 2000

Deymor Beyter Centty Villafuerte

Volver al índice

 

 

 

 

1.4 EL CRECIMIENTO ECONÓMICO Y EL DESARROLLO

TEORÍAS DEL CRECIMIENTO ECONÓMICO

Las Teóricos del Desarrollo por muchos años atribuyeron una relación directa casi igual a 1 entre el crecimiento económico y el Desarrollo; que por muchos años se midió por el crecimiento económico que registraba un país año a año y que finalmente era expresado por el crecimiento del PBI per cápita.

A pesar de que no estamos de acuerdo con ese concepto es necesario analizar desde una perspectiva mesurada como este conocimiento colabora con el Desarrollo. Por lo que analizaremos algunas técnicas y modelos planteados por economistas ortodoxos.

1.4.1. EL CRECIMIENTO A LARGO PLAZO

El PBI de los EEUU en los últimos 100 años a crecido a una tasa anual de promedio de 3.2% y el PBI per cápita a 1.8% anual. En el caso del Perú después de los datos negativos del 92, 98 y 2001; alcanzo el PBI picos altos de cerca de 13% en el 94 de mas de 8% en el año 95 y con respecto al PBI per cápita después de el bajón de los años 88, 89, 90, 91 y 92 se recupera registrando cifras superiores a los 4 500 soles (soles constantes de 1994) a partir de 1995 y proyecciones que apuntan a más de 5 000 soles a partir del año 2004. Sin embargo y a pesar de que por ejemplo un estudiante de los EEUU puede estimar que al concluir su etapa laboral su PBIpc se ha duplicado; la sensación con respecto a su calidad de vida.

En los años 80 en los EE UU el aspecto mas importante referente a la política económica se refiere al crecimiento económico; en el caso Perú el MMM estima que para el presente periodo debemos de alcanzar el 4%, mientras que los especialistas afirman que debemos de superar el 5% anual para superar los problemas de Empleo y Pobreza.

El hecho es que a pesar de que registramos las mejores cifras de la región en términos macroeconómicos, la sensación de bienestar en la población no se hace sentir, y la polarización de los que mas tienen y los que menos tienen se profundiza cada vez más y el descontento popular se expresa en la baja popularidad del Presidente y su actual modelo económico, además de las convulsiones sociales desde Ilave en Puno, las constantes paralizaciones en Arequipa y la huelga de cocaleros entre otros.