UN MODELO RACIONAL DE ORGANIZACIÓN TERRITORIAL. APLICACIÓN A CATALUÑA

UN MODELO RACIONAL DE ORGANIZACIÓN TERRITORIAL. APLICACIÓN A CATALUÑA

Josep Maria Franquet Bernis

Volver al índice

 

 

 

 

4. LAS NUEVAS REGIONES RESULTANTES (comarcas nuevas)

El resultado obtenido de la modelización efectuada puede verse en el Anexo nº: 7. En él quedan detalladas las tablas correspondientes de las 7 nuevas regiones resultantes del proceso de cálculo descrito, tanto con las comarcas clásicas como con las nuevas, con diversas especificaciones gráficas y datos sobre las comarcas que las conforman racionalmente atendiendo a los criterios ya expresados de equilibrio económico-espacial, altitud media (metros sobre el nivel medio del mar en Alicante de la capital comarcal), superficie comarcal (Km2), población de derecho, y densidad de población (hab./Km2).

Así mismo, se ha señalado específicamente en cada caso la capital o cabecera de la región o veguería. Su configuración planimétrica, que puede observarse al principio de cada una de ellas, corresponde también con la de los mapas adjuntos núms. 9 y 11 del Anexo nº: 1.

5. DATOS COMPARATIVOS: REGIONALIZACIÓN CON COMARCAS CLÁSICAS / REGIONALIZACIÓN CON COMARCAS NUEVAS

Una vez llevadas a cabo ambas regionalizaciones con las comarcas clásicas y las nuevas, los resultados comparativos entre dichas determinaciones alternativas son los siguientes:

NOTAS:

1) Los datos de la población y de la densidad de población son los referentes al año 1986, cuando se planteó la conveniencia de la elaboración de las cuatro conocidas leyes de organización territorial (LOT-87) a las que ya nos hemos referido en otros apartados de nuestro trabajo.

2) Se observan pequeñas diferencias o discrepancias en los datos referentes a superficies y población en relación a los resúmenes efectuados para el caso de las comarcas clásicas, debidos, probablemente, a la no exacta coincidencia de las diferentes fuentes de información consultadas (I.N.E., IDESCAT, Consorci d’Informació i Documentació de Catalunya, Ayuntamientos, Catalana d’Estudis Econòmics, Departament de Governació de la Generalitat de Catalunya, etc.). Convendría, en su consecuencia, realizar una depuración exhaustiva de los datos mencionados de cara a estudios posteriores que se puedan realizar sobre el tema.