SISTEMAS LOCALES DE INNOVACIÓN:
LAS EMPRESAS PYMES METALMECÁNICAS DE TANDIL (1995 ¿ 2005)

SISTEMAS LOCALES DE INNOVACIÓN: LAS EMPRESAS PYMES METALMECÁNICAS DE TANDIL (1995 ¿ 2005)

Sergio Farinelli

Volver al índice

 

 

 

 

3.2.2 El Default y la Caída de la Actividad Económica

A partir del año 2000, y ejerciendo la Presidencia de la Nación el Dr. Fernando De la Rúa en representación de la “ALIANZA”, fuerza política que representaba la unión del Frente País Solidario (FREPASO) la Unión Cívica Radical (UCR) y sectores progresistas de nuestro país, puso en práctica un plan ortodoxo que mantuvo a la economía en la recesión heredada, provocando la caída de los ingresos públicos y agravando el déficit fiscal. Los inversores privados del exterior perdieron confianza en la Argentina y retiraron el financiamiento, el Estado pasó a depender del crédito de organismos internacionales y del sistema financiero interno. (Diario Clarín, 2005)

Este estado de cosas provocó un aumento del riesgo país y un estado de incertidumbre que profundizó la recesión y se tradujo en pérdida de depósitos bancarios y de reservas. Entre enero y diciembre del 2001 los depósitos en pesos del sistema cayeron un 41,75% y los depósitos en dólares un 11,33%.

A mediados del 2001 comenzó a ser evidente que los organismos internacionales tampoco estaban dispuestos a seguir financiando al sector público. A partir de ese momento, el gobierno decidió financiarse ofreciendo elevadas tasas de interés a los bancos locales y extranjeros, lo cual constituía, a la vez, una fuente de ganancias para el sistema y un indicador del riesgo involucrado en las operaciones. En los últimos meses de ese mismo año, la salida de depósitos se aceleró y el sistema financiero quedó al borde de la insolvencia. La incapacidad del propio del Presidente Fernando De la Rúa para establecer una política económica que permitiera la materialización de los objetivos que habían favorecido su elección terminó por erosionar la “alianza política” que lo sustentaba. (Berlinsky, J., 2005)

En abril del 2001 es designado nuevamente Domingo Cavallo como Ministro de Economía, quien fue el responsable de la implementación del Plan de Convertibilidad durante el gobierno de Carlos Menem.

Cavallo por su parte, intentó salvar su Plan de Convertibilidad el cual consideraba desde siempre como la opción mas viable y única para la Argentina de estos tiempos. Para ello trató de evitar a toda costa la devaluación del peso en la esperanza de que el FMI desbloqueara un préstamo de 1.264 millones de dólares que evitaría la suspensión de pagos de Argentina a sus acreedores externos y permitiría los pagos de los salarios de los empleados públicos, las pensiones, etc.

La inoperancia de las medidas económicas y el establecimiento del “Corralito Financiero”, (materializado después de la fuga masiva de capitales) implementado por el Ministro de Economía Domingo Cavallo, que impedía a los ahorristas retirar dinero en efectivo de los bancos para evitar la quiebra del sistema bancario, fue el final de todo un proceso que como corolario dejó a la Argentina inmersa en un “Default Financiero”, lo que provocó una rebelión popular conocida como “El Cacerolazo” y la suma de todos estos hechos dieron como resultado la caída del Presidente de Argentina, Fernando De la Rúa.