COOPERACIÓN Y CONFLICTO EN EL MERCOSUR

COOPERACIÓN Y CONFLICTO EN EL MERCOSUR

Coordinadora: Noemí B. Mellado

Volver al índice

 

 

 

 

5. Foros alternativos para la solución de la controversia

Uruguay no ha querido considerar a la discusión con Argentina como una .controversia” – ello mucho ha tenido que ver con su falta de disposición para admitir las consecuencias jurídicas que tal situación conllevaría – prefiriendo ubicar la cuestión en el ámbito de lo establecido en el Estatuto del Río Uruguay, o bien en el del MERCOSUR27 .

Toda otra .internacionalización” le resultaba extremadamente incómoda, especialmente, la eventual sumisión a la Corte Internacional de Justicia (CIJ)28 .

A fines de enero de 2006, después que fuera imposible alcanzar una solución común aceptable en el GTAN, el 22 de febrero de 2006, Uruguay hizo saber a Argentina que acudiría al sistema del .Protocolo de Olivos para la solución de controversias.29, iniciando las negociaciones directas que prevé en marzo de 2006.

Atento a que MERCOSUR es ámbito adecuado para dirimir cuestiones comerciales pero no ambientales, demandaría a Argentina por los más de cuarenta días de cortes de las dos vías de comunicación de los puentes mencionados30 .

Uruguay había señalado en nota de 22 de febrero de 2006 que demandaría a Argentina ante el Tribunal Permanente de Revisión del MERCOSUR31 por violación a la libre circulación comercial y convocar ía a reunión extraordinaria del Consejo Mercado Común32 .

Argentina señaló con relación a ambas manifestaciones que, de conformidad al Art. 1 del Protocolo de Olivos, dispone que una vez iniciado un procedimiento de solución de controversias, ninguna de las Partes podrá recurrir a los mecanismos establecidos en otros foros respecto del mismo objeto.

A la par de esa tentativa de búsqueda de solución en el ámbito del MERCOSUR, Uruguay hizo saber su intención de acudir a la Organización de Estados Americanos (OEA).

Con relación a ello, el Secretario General de la OEA, Miguel Insulza aclaró que toda eventual mediación de la OEA debería ser solicitada por los dos países33 .

Ello, independientemente de la demanda ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos34 .

Se ha pensado también en la posibilidad de solicitar a Brasil o España para que actúen como mediadores, lo que éstos informalmente se adelantaron a rechazar.