MERCOSUR Y UNIÓN EUROPEA

MERCOSUR Y UNIÓN EUROPEA

Manuel Cienfuegos Mateo y otros

Volver al índice

 

 

 

 

5. Conclusiones

Sumando, se puede concluir que, por sí sola, la entrada de Venezuela al MERCOSUR implica que la comunidad se transforme en un proyecto con un contenido más político que antes. Al mismo tiempo, los principios económicos del Nuevo Regionalismo van a perderse.

Aparentemente, el resultado definitivo de la transformación de la región depende de la voluntad política de los miembros originales del MERCOSUR de seguir o de sancionar las actividades de Chávez, y de la estabilidad misma del régimen Chavista.

En esta época, ambos centros de poder no se quedan en un estado de equilibrio. En cuanto a Brasil, por ejemplo, es interesante observar que el Congreso tarda intencionalmente en ratificar el tratado de entrada de Venezuela al MERCOSUR.

En cuanto a Venezuela, un discurso público reciente del General Baduel indicaba que la situación política en el país tampoco es tan clara como aparece a primera vista. El General indirectamente prevenía al gobierno que un socialismo autocrático es incompatible con el socialismo moderno (democrático). En la misma ocasión insistió que Venezuela tiene que establecer una economía productiva y rechazar cualquier enfoque rentista. Ambas declaraciones son plenamente contrarias a las políticas practicadas en la actualidad.

Bajo estas condiciones no hay más que notar que la región se encuentra en una época de transformación política y económica profunda.

Hay que esperar que las decisiones políticas necesarias vendrán sin demora, y que pondrán a disposición de los actores un régimen económico que permita al MERCOSUR crecer y avanzar más dinámicamente que antes, si bien la bonanza de las primeras épocas termine.