DERECHO: ¿CUÁL DERECHO?
DE LA CONSTITUCIÓN BURGUESA A LA CONSTITUCIÓN DE NUEVA DEMOCRACIA

DERECHO: ¿CUÁL DERECHO? DE LA CONSTITUCIÓN BURGUESA A LA CONSTITUCIÓN DE NUEVA DEMOCRACIA

Álvaro Bedoya Salazar

Volver al índice

 

 

 

 

 

4.12 Asesinato de Jorge Eliécer Gaitán

El 9 de abril de 1948, en pleno gobierno de Ospina Pérez, se cometió en Colombia uno de los crímenes mas calculados y apátridas que se registre en nuestra historia. Porque era la voz de Jorge Eliécer Gaitán la real expresión del pueblo en defensa de sus derechos y libertades, incluyendo la defensa de la soberanía nacional. Era él quien denunciaba a los que entregaban nuestros recursos naturales y los derechos de los trabajadores al querer de las agencias de los monopolios norteamericanos.

Este crimen se comete en medio de la Conferencia Panamericana y la fundación de la OEA, con la presencia del general George Marschal, quien vino con el objetivo principal de someter a los pueblos de América Latina a los planes imperiales sobre la reconstrucción y modelo económico de la posguerra, imponiendo como política impulsar el macartismo y la persecución de los luchadores patrióticos que, como Jorge Eliécer Gaitán, denunciaban la entrega de la soberanía nacional a los planes del imperio. Y siendo así, todo apunta a las acciones policíacas norteamericanas y a un pequeño reducto de cipayos, quienes veían en Gaitán, al patriota, al defensor de los derechos del pueblo, como su principal enemigo.

Sobre este episodio, que marca nuestra historia, dice el Dr. Juan Pablo Arango Posada:

Gaitán, fue el más importante líder nacionalista y democrático de la primera mitad del siglo XX. Como tal lo reivindicamos. La lucha por culminar sus propósitos nacionalistas y de justicia social continúa al orden del día. Corresponde proseguirla al más amplio frente conformado por los sectores sociales y políticos genuinamente comprometidos con una transformación estructural de nuestra patria que permita superar muchas falencias y sentar las bases para un desarrollo acelerado, independiente y al servicio de la mayoría de sus gentes. Las condiciones internas y mundiales favorecen esta brega, en razón de la exacerbación de las contradicciones ocasionadas por la apertura, así como por la mejor comprensión de cada vez más amplios sectores sobre la naturaleza imperial, antipopular y pauperizadora que el neoliberalismo esta mostrando en los planos nacional e internacional.

También durante el gobierno de Ospina Pérez, en julio de 1949, inició su intervención la misión del Banco Internacional para la Reconstrucción y el Fomento, BIRF, una agencia del Banco Mundial, dirigida por el norteamericano Lauchlin Currie, cuyo principal documento fue publicado con el título Bases de un programa de fomento para Colombia o simplemente Informe Currie. De hechos como este puede deducirse que las llamadas misiones preparadas por Washington, y fletadas por el Banco Mundial, aparecen en nuestra patria cada vez que el imperio viene a someter a nuestro pueblo a un saqueo más esclavizante.