CARACTERIZACIÓN DEL MERCADO DEL ASEGURAMIENTO EN SALUD PARA EL RÉGIMEN CONTRIBUTIVO EN COLOMBIA

CARACTERIZACIÓN DEL MERCADO DEL ASEGURAMIENTO EN SALUD PARA EL RÉGIMEN CONTRIBUTIVO EN COLOMBIA

Consultor: Julio Mario Orozco Africano

Volver al índice

 

 

 

 

1.1. El crecimiento es concentrado e inequitativo

El crecimiento de la economía colombiana ha sido muy inequitativo. Las ganancias de las empresas aumentaron más que los salarios, el sector financiero se concentró más, la distribución de la tierra empeoró, los impuestos son más regresivos, el pago de servicios públicos es más inequitativo, etc. Mientras tanto, el empleo apenas si crece por encima de la población. Y los costos laborales han disminuido en términos reales.

Colombia tiene una distribución del ingreso muy desigual. En América Latina los países que tienen la peor distribución del ingreso son Brasil (0.591) y Colombia (0.576). Les siguen Chile (0.571), Panamá (0.564), Nicaragua (0.551). En medio de este panorama, la ubicación de Colombia es muy negativa. La alta concentración del ingreso es un mal intrínseco. Las sociedades liberales han sido muy críticas de la concentración excesiva del ingreso y de la riqueza. La mala distribución que existe en Colombia no corresponde con los patrones de una sociedad liberal. Los gobiernos liberales siempre han considerado que la distribución favorece el consumo, la producción, la inversión y el empleo. Sin redistribución estas perspectivas favorables no se consolidan.

Por otro lado, el desbalance fiscal norteamericano se acerca a los US$ 650.000 millones. A medida que la guerra de Irak se complica, y que los Estados Unidos tienen más dificultad para salir de aquel país, el desbalance fiscal se agudiza. La apreciación de las monedas de América Latina frente al dólar ha estimulado las importaciones y ha contribuido al desequilibrio de la balanza de pagos. En el caso colombiano, el impacto de los flujos internacionales se ha acentuado por la entrada de divisas provenientes del lavado de dólares. preocupa el posible estancamiento de la economía norteamericana que recientemente reveló un desempleo del 4.8% lo cual contribuirá de alguna forma a contraer la demanda interna, esencial para las perspectivas de negocios con países como el nuestro.