LA ECONOMÍA MEXICANA. CRISIS Y REFORMA ESTRUCTURAL. 1984-2006

LA ECONOMÍA MEXICANA. CRISIS Y REFORMA ESTRUCTURAL. 1984-2006

Hilario Barcelata Chávez

Volver al índice

 

 

 

 

XALAPA: SE RENTA O SE VENDE UNA CIUDAD

26 de octubre de 1995

La severa recesión económica que vivimos se manifiesta de formas diversas y peculiares en la ciudad de Xalapa. Lo cual no es sino sólo un ejemplo de lo que está sucediendo en todo el país.

Una de esas formas que llama poderosamente la atención se manifiesta en la gran cantidad de locales comerciales y casas habitación con un letrero al frente que reza “Se vende o se renta”. Lo que de ningún modo sería extraño de no ser porque la ciudad entera se encuentra tapizada con esos letreros. La disponibilidad de estos espacios nos habla de una quiebra masiva de múltiples empresas que al no tener ventas tuvieron que cerrar sus puertas. Pero, también nos dice que nadie está dispuesto a abrir nuevas empresas o ampliar las ya existentes por la misma razón. Y eso es obvio cuando vemos que existen locales comerciales, por ejemplo, que tienen más de un año con el susodicho letrero y siguen vacíos. Ello a pesar de que muchos propietarios están dispuestos, incluso, a abaratar el precio de la renta de dichos espacios con tal de poderlos rentar.

Similar suerte corren las casas habitación que se encuentran en venta. Sus propietarios, se enfrentan ante la urgente necesidad de obtener recursos para salvar compromisos, en buena medida, provocados por la crisis económica. Sin embargo, no hay compradores. Y no los hay porque no hay liquidez en la economía. Lo cual es producto de la severa contracción económica provocada, en buena medida, por el programa de ajuste económico a que nos tiene sujeto el actual gobierno.

De modo que las metas de ajuste macroeconómico se han estado alcanzando. Se están pagando los compromisos de deuda externa, se ha estabilizado el tipo de cambio, se ha reducido el crecimiento de los precios. Pero todo ello se ha logrado a costa del desmantelamiento de la actividad económica. Si la ciudad entera “se vende o se renta” es porque quien ocupaba esos espacios, ahora disponibles, tuvo la mala suerte de tener una empresa que para subsistir requiere consumidores. Los cuales, por cierto, son, también, otra especie en extinción.

Y es que la lógica del programa de ajuste se fundamenta , precisamente, en este hecho. Para poder controlar la inflación hay que contener la demanda. Es decir, entre menos consumo haya, menos posibilidades habrá de que crezcan los precios. Y efectivamente, nadie puede subir los precios de sus productos si no hay demandantes. De hecho ante la reducción del consumo, la tendencia lógica del mercado es hacia la reducción de los precios. Pero sucede que si el precio de un producto no cubre los costos que implica llevarlo al mercado, entonces, nadie estará dispuesto, ni a producirlo, ni a comercializarlo. Cosa que en estos momentos está ocurriendo en nuestra ciudad. Por eso han cerrado muchas empresas. Por eso nadie quiere abrir nuevas empresas.

Lo anterior quiere decir que mientras no se reactive la demanda, esto es, mientras no crezca el número de consumidores o crezca la capacidad de demanda de los ya existentes, no se podrá reactivar la economía. Y si, como han dicho los voceros oficiales del gobierno, sólo volverá a haber crecimiento hasta el próximo año, entonces es muy seguro que en los siguientes meses el proceso de extinción de consumidores se acentúe y que el número de letreros de “se vende o se renta” crezca aún más. Lo cual podría llegar a tener sus ventajas, pues ante la venta y renta masiva de locales comerciales y casas habitación, se podría hacer publicidad de una manera más fácil, rápida y barata con un gran letrero a la entrada de Xalapa o un anuncio en el aviso oportuno de los periódicos de circulación nacional que diría “Se vende o se renta una ciudad”.