GLOBALIZACIÓN ¿UN FUTURO POSIBLE?

GLOBALIZACIÓN ¿UN FUTURO POSIBLE?

Emeterio Guevara Ramos

Volver al índice

 

 

 

 

IV. LOS AJUSTES DEL MERCADO

Virtualmente todas las formas de organización social, organizacional, económica y política, que fueron estructuradas entre los años 50s y los 70s han sido transformadas. En el ámbito económico, la competencia de los precios se convirtió en el mecanismo convencional para resolver la pugna competitiva entre las organizaciones o empresas globales, así como entre las pequeñas y medianas organizaciones. Debido al recurrente exceso de capacidad, muchos negocios comenzaron a vender fuera de sus países toda la producción que no podía ser absorbida por el mercado domestico, debido esto a las políticas de austeridad en el gasto publico y los salarios moderados. El auge de las compras mayores trajo procesos y alta tecnología (ejem. componentes electrónicos, transportación aérea, telecomunicaciones). La reanudación de la competencia de los mercados pareció tener la inestabilidad del poder de monopolios dormidos. La idea de muchas organizaciones actualmente es conceder contratos de corta duración con flexibilidad de horarios y salarios con el fin de hacer que el mercado de trabajo funcione como un mercado convencionalmente cómodo.

Numerosas innovaciones financieras trajeron similares transformaciones en los regímenes nacionales e internacionales. El mayor desbalance generado por el surgimiento de la inflación de los 60s y los primeros años de los 70s, el shock financiero asociado con el incremento de los precios del petróleo y la emergente competencia entre los bancos por captar créditos y conceder créditos, promovieron la invención de una genuina y sofisticada estructura financiera. Sin embargo el propósito de las autoridades financieras era todavía unir las previamente fragmentadas instituciones crediticias y organizar un mercado global implementando más competencia.

Esto expresaba la creencia en la posibilidad de un gran mercado autoregulado de productos, trabajo y dinero. De acuerdo con este acercamiento de “laissez faire”, las empresas del gobierno se privatizaron en el entendimiento de que por naturaleza los gerentes privados son mejores que los burócratas. Segundo, el sistema de prosperidad del gobierno fue visto por los grupos de empresarios como incrementador de la flojera, la ineficiencia y las bajas ganancias. De acuerdo a este punto de vista conceptual, el principio del salario debe ser desafiado y reemplazado por el objetivo de un seguro privado. Tercero, los argumentos reclaman que el estado debería remover las regulaciones que impiden que las organizaciones o empresas, los trabajadores y los banqueros lleguen a acuerdos beneficiosos para todos. En este punto cualquier limitación en la formación del precio es vista como detrimento de la prosperidad de la sociedad.

En ese orden de ideas, el viejo modelo de ordenamiento y planeación económica hizo crecer muchos desbalances, frustraciones e inequidades del libre mercado, o la "anarquía de los mercados" de acuerdo al convencional punto de vista marxista. Después de todo, el mercado puede ser un velo que cubra nuestra ignorancia. El mercado debe ser usado como una herramienta para la transformación. Por el contrario, creer en la omnipotencia de los mercados es francamente no entender los procesos actuales. La justificación para adoptar los mercados se presenta en cuatro categorías.

1) El argumento de la mano invisible otra vez de moda. Esta establece que los mercados son el único mecanismo que propicia la independencia y libertad de las estrategias individuales por satisfacer sus intereses. Este proceso libera el uso eficiente de los recursos existentes y los talentos ejemplos del óptimo de Pareto, la satisfacción de un agente no puede ser mejorada si no empeora la de otro. En contraste, mientras más sofisticados son los planes centrales estos dejan de ser eficientes, y se incurre en un costo mayor en información gerencial y en una menor respuesta a las necesidades de la cadena de consumidores.

2) La socialización y el esparcimiento de información es la segunda categoría y el mayor atributo de las economías de mercado. El punto más importante del mercado es no solamente la organización de las transacciones, la fijación de precios y los ingresos, sino el esparcir los conocimientos y beneficios de los accionistas de las organizaciones o empresas al resto de la sociedad vía suministros y demandas y la optimización de la formación de precios, ello contrario a las esperanzas de las economías socialistas de mercado. La planeación central no esta capacitada para recolectar la información de las funciones de los consumidores y organizaciones o empresas.

3) La estimulación de los cambios tecnológicos y la innovación es precisamente el tercer factor por el cual este sistema económico rige una fuerte competencia asociada con la difusión de los mercados como importante mecanismo co - ordenador.

4) La selección entre organizaciones alternativas e institucionales es otro punto en los mercados. Si el modelo de desarrollo es claro, el rol de los mercados será simplemente de co - ordenador descentralizado.