ANUARIO DE ENSAYOS DE SUCESOS POLÍTICO-ECONÓMICOS EN MÉXICO Y SU REGIÓN CENTRO

ANUARIO DE ENSAYOS DE SUCESOS POLÍTICO-ECONÓMICOS EN MÉXICO Y SU REGIÓN CENTRO

Ángel Enrique Carrillo Picón y otros

Volver al índice

 

 

 

 

ENSAYO XXI. ¿Por que se censura a Mandoki?

¡Vamos al cine! a ver: Fraude: México 2006

El documental Fraude: México 2006, de Luis Mandoki, es un testimonio eficaz y contundente contra la corrupción política y la impunidad que prevalece en México a un año y medio del proceso electoral más controvertido de nuestra historia. El realizador hace acopio de imágenes en las que cientos de video aficionados registraron irregularidades en la jornada electoral del 6 de julio, del clima moral que precedió a dicha contienda y los efectos en el ánimo de quienes sintieron y sienten burlado su ejercicio ciudadano. El realizador organiza la cronología y refiere el antecedente ominoso: el fraude perpetrado en 1988. Lo novedoso es el testimonial de indignación popular que da cuenta de las anomalías del proceso electoral, incluye imágenes elocuentes de la campaña negativa que emprendieron la mayoría de los medios de comunicación para descalificar al candidato mejor colocado en todas las encuestas electorales.

Se documentan intervenciones del entonces presidente de la República y del presidente del Consejo Coordinador Empresarial, las abiertas incitaciones al odio comunes en radio y televisión en las que se señaló al candidato de izquierda como un “peligro para México”, creando un linchamiento moral que polarizó al país de forma nunca vista. Expone la complicidad abierta de Televisa y Televisión Azteca para consolidar una elección de Estado y garantizar el triunfo, cueste lo que cueste, del candidato Felipe Calderón, quien, de modo fanfarrón, alude en televisión a su victoria, “haiga sido como haiga sido” (sic). Hay testimonios de intelectuales de la talla de Lorenzo Meyer y Carlos Monsiváis, quienes comentan con agudeza crítica el proceso.

Por esos motivos se trata de boicotear la película, veamos, en septiembre pasado los “defensores de la libertad de expresión”, se opusieron a la reforma constitucional a la ley electoral, y propusieron “un referéndum por la libertad” y subrayaban: “Derechos fundamentales de los mexicanos son: el derecho a la libertad de expresión, evita se despoje a la gente de la posibilidad de expresar sus posiciones en medios electrónicos; el derecho a la información, porque la cancelación de transmisiones de radio y televisión, plasma la prohibición a la censura a nivel de la propia Constitución; el derecho de los ciudadanos a ser informados por cualquier medio lícito…”

Al frente de los “defensores de la libertad de expresión” aparecían, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión, y el presidente del Grupo Radio Fórmula. Junto, una cantidad de jilgueros electrónicos, quienes a una sola voz aseguraron que no los movía el recorte publicitario implícito en la mencionada reforma, sino “la defensa de la libertad de expresión”.

Esos derechos que “defendían” fueron violados por ellos mismos, en la adquisición de espacio publicitario para promover la película (Fraude: México 2006). Recibieron el dinero y simplemente se lo robaron, jugaron a la Secretaría de Gobernación (más papistas que el Papa, censurando en defensa del inquilino de Los Pinos) y atentaron en contra de la tan por ellos cacareada libertad de expresión.

La censura “disfrazada” ha sido recurrente contra este filme. A un día del estreno, Mandoki y el productor Federico Arreola denunciaron en conferencia que algunas estaciones de radio “censuraron” el espot promocional de la cinta, argumentando que “ataca al poder y al Presidente y que la Secretaría de Gobernación podría multarlos”, cuando “ya les habíamos pagado. El espot estaba hecho de un fragmento de la cinta que la propia Gobernación vio y autorizó, y que incluso nos dio clasificación para todo público (A). Entonces no hay razón para no pasarlo. Es mentira: que no le echen la culpa a Gobernación, son ellos; quién han decidido ser censores cuando ya habían hecho un acuerdo mercantil con nosotros”, dice Mandoki.

Fraude: México 2006 es una película que hice por amor a mi país, no he cobrado un peso en todo el tiempo de trabajo, pero pienso que es importante en el sentido de que espero despierte en el espectador la pregunta “¿qué país queremos?”, dijo el director de cine Luis Mandoki en la conferencia de prensa que ofreció en Guadalajara, rodeado de gente que llegaba a felicitarlo por su película estrenada ayer en todo el país.

Este trabajo, dedicado a todos los mexicanos, “a aquellos que piensan que no hubo fraude, los que piensan que sí lo hubo, a los que no saben y a los que no les importa”, no está asociada a ningún partido político. “Me interesa mi país. Si la historia hubiese sido diferente, si Felipe Calderón hubiera ganado la Presidencia y le hubieran hecho fraude, yo hubiera hecho la misma película porque el énfasis no es el partido político, sino que haya por fin democracia en este país.