ANUARIO DE ENSAYOS DE SUCESOS POLÍTICO-ECONÓMICOS EN MÉXICO Y SU REGIÓN CENTRO

ANUARIO DE ENSAYOS DE SUCESOS POLÍTICO-ECONÓMICOS EN MÉXICO Y SU REGIÓN CENTRO

Ángel Enrique Carrillo Picón y otros

Volver al índice

 

 

 

 

ENSAYO LI. El desafuero en TonalámPAN

(Hampa en Tonalá)

La PGJE persigue a Jorge Luis Vizcarra Mayorga, presidente desaforado, de Tonalá, emanado del PAN, tras acusarlo de dirigir un grupo delincuencial que operaba al interior del Ayuntamiento y de haber ordenado la muerte de Carlos Romo Guízar, quien era su compadre y dirigía el área de Mejoramiento Urbano, porque temía que denunciara la red que se beneficiaba con la extorsión por dejar operar máquinas tragamonedas, traficar licencias municipales y hasta transportar para su distribución enervantes a bordo de vehículos oficiales.

La corrupción se destapó el martes 24 de abril, cuando el director de Mejoramiento Urbano, Carlos Romo Guízar, salía de su casa, para dirigirse al Ayuntamiento. Antes de abordar su camioneta fue acribillado por dos sujetos que arribaron en un vehículo Cavalier. Con antecedentes penales, yacía en el suelo cubierto de sangre, 18 tiros de calibre .38 súper, un amparo y una sábana. Las primeras versiones, que era miembro de una organización criminal dedicada al narcomenudeo y operación de máquinas tragamonedas.

Los conflictos entre funcionarios del Ayuntamiento, se descubren con las investigaciones de la Procuraduría del estado; Romo Guízar discutía continuamente con el ex secretario general, Ricardo Sigala Orozco; el motivo, el pago que hizo el director de Mejoramiento Urbano para ocupar esa posición en la presidencia, se hablaba de 400 mil pesos. Según declaraciones del ex director de Inspección y Vigilancia, Omar Fajardo González, preso en el reclusorio preventivo, Sigala Orozco se convertiría al principio en sospechoso de ser el autor material e intelectual de la muerte de Romo Guízar.

Se detuvieron días después a dos inspectores involucrados, Víctor Hugo Iñiguez y Froyke Manuel Marrón, que inculparon además al alcalde, Jorge Vizcarra.

El 25 de junio se le pidió la renuncia al director de Seguridad, Miguel Magaña, a quién comerciantes lo acusaron de extorsionar negocios a cambio de protección, y la denuncia de una policía encubierta al margen de la ley, del mismo municipio, pese a la versión que el jefe policiaco habría invertido 4 millones de pesos para asumir el cargo, dinero que presumiblemente recibió el alcalde. También le piden la renuncia al otro involucrado, Omar Fajardo, por escandalizar. La Procuraduría gira orden de aprehensión en contra de Magaña Orozco quien es fugitivo de la justicia al ser considerado autor material del asesinato del funcionario municipal.

Sigala Orozco se ausenta del cargo, desaparece y se convierte en prófugo de la justicia, tras las acusaciones de ser también autor material de la ejecución de Romo Guízar.

El desafuero de Vizcarra Mayorga, llegó el 20 de diciembre, el Congreso erigido en jurado de procedencia, con la ausencia del presidente municipal, del procurador estatal, y por 24 votos a favor y una abstención concluyó que había suficientes elementos para que enfrente la justicia por la presunta responsabilidad de cuatro delitos que se le imputan: Por asesinato de un funcionario, varios más tras las rejas, otros a salto de mata, acusaciones de venta de direcciones, distribución de droga y protección ilegal de máquinas tragamonedas; así deja a Tonalá Jorge Luis Vizcarra.

A partir del 21 de diciembre el juez Décimo Sexto de lo Penal otorgó la orden de aprehensión en contra del ex primer edil tonalteca, por encabezar una red de corrupción en el Ayuntamiento, la Procuraduría no actuó deliberadamente con prontitud, y aceptó que le perdió la pista y desconoce el paradero del alcalde. Tras el escape del ex edil, el 20 de diciembre, se especuló que éste salió del país, pero hasta la fecha la PGJE inicia el trámite correspondiente para que la PGR solicite oficialmente la intervención de la Interpol y se busque a Vizcarra Mayorga en el extranjero.

Jorge Vizcarra quizá aparezca, quizá no, quizá sea encarcelado y después absuelto, quizá ya no se sepa de él. Pero los escándalos en los cuales está involucrado vienen a confirmar que el PAN ya no es ese organismo político “transparente” y “apegado a derecho” que sus miembros pregonan, sino que se ha convertido en una agencia de colocaciones para que individuos sin principios ni ética se beneficien de los puestos de gobierno y no hagan nada por el mejoramiento de la situación social, económica y cultural de los ciudadanos.

Para el PAN la estrategia a seguir podría ser mantenerlo en el exilio y dejar que la sociedad olvide los escándalos para recuperar el control en el municipio y retener el poder en las próximas elecciones intermedias.