ANUARIO DE ENSAYOS DE SUCESOS POLÍTICO-ECONÓMICOS EN MÉXICO Y SU REGIÓN CENTRO

ANUARIO DE ENSAYOS DE SUCESOS POLÍTICO-ECONÓMICOS EN MÉXICO Y SU REGIÓN CENTRO

Ángel Enrique Carrillo Picón y otros

Volver al índice

 

 

 

 

ENSAYO XXXII. De luto por Monitor

El periodista José Gutiérrez Vivó, director de Grupo Monitor, anunció el 29 del presente, la salida del aire de su noticiario radiofónico. Por la deuda económica de la empresa originada por un bloqueo publicitario impuesto desde el gobierno de Vicente Fox, y mantenido por Felipe Calderón.

33 años de transmisiones ininterrumpidas, donde Monitor ocupó los primeros lugares de audiencia y obtuvo reconocimientos. Los informativos de Gutiérrez Vivó fueron innovadores e impusieron un estilo noticioso que fue imitado.

Muy similar al golpe a Excélsior, el capítulo que concluyó en julio de 1976 con la salida de Julio Scherer y un grupo de reporteros, y tuvo como antecedente el boicot publicitario que, asistido por el gobierno de Echeverría Alvarez, impusieron a esa casa editorial los principales empresarios del país, movidos por el entonces presidente, suspendieron la compra de espacios para anunciarse en las páginas del que fuera considerado en su momento uno de los cinco mejores periódicos del mundo.

En diciembre de 2005, la escritora Elena Poniatowska afirmó: “Desde el poder presidencial, Echeverría manipuló la asamblea de cooperativistas de Excélsior para sacar a Julio y terminar con una línea crítica e informativa que todas las mañanas le agriaba el desayuno.”

Ahora, el corporativo de la familia Aguirre Gómez sacó del aire a Monitor después de perdido un laudo arbitral que le ordenaba pagar al comunicador decenas de millones de dólares, y a cuatro horas de que el entonces jefe del Gobierno capitalino, Andrés Manuel López Obrador, tuvo un espacio en ese noticiario para presentar algunos contrapuntos a los videoescándalos organizados por la pareja Fox-Sahagún, Carlos Ahumada, Televisa, Carlos Salinas, Diego Fernández de Cevallos y otros personajes del grupo en el poder.

El acoso contra el informador se mantuvo sin cambios en el relevo de Fox por Calderón: el 6 de diciembre el director de Monitor informó que, como respuesta a una petición de audiencia con Calderón, para pedir el cese del bloqueo, recibió un mensaje del Ejecutivo: “Están castigados. Vamos a ver cómo se comportan. Si quieren difundir nuestra información, bien; si no, también. Cuando consideremos que hay un buen comportamiento, entonces se arreglará una entrevista con el Calderón”.

Influye la manera conspiradora y convenenciera con que el gobierno asigna el dinero para la publicidad oficial, que, por ser dinero público, tendría que manejarse con transparencia y eficiencia. Esta práctica le permite al gobernante favorecer o perjudicar a grupos periodísticos en función de lazos corruptos y de semejanzas o diferencias políticas e ideológicas. Lo que obliga a informadores y a medios a suspender comentarios editoriales críticos y sumarse a una uniformidad noticiosa próxima al discurso oficial que convenga al gobernante.

El cierre, generó reacciones entre la clase política y organismos no gubernamentales, el perredismo consideró que el boicot económico denunciado por el periodista fue un ataque de Calderón a la libertad de expresión, por lo que exigirá que el caso se investigue en el Congreso.

En la Cámara de Diputados, el PRD afirmó que el cierre de las emisiones representa una “intromisión abierta y cínica de la administración” para acallar un espacio crítico que no se ajustó a los intereses del régimen panista.

A su vez, el Centro Nacional de Comunicación Social confirmó que el final de Monitor “es un triunfo” para los grandes poderes políticos y económicos que acaparan las frecuencias radiales, en tanto que Gutiérrez Vivó y su equipo “pagaron caro” que Vicente Fox y Marta Sahagún hayan vinculado al noticiario con el perredismo.

Lo obstaculizaron desde el gobierno de Fox, recientemente le quitaron la publicidad y lo sacaron del aire; esta es la característica del panismo, son intolerantes, no quieren que haya libertad, sólo quieren un discurso de una sola voz, no quieren que se ejerza el derecho a disentir, y los medios de comunicación, que no se someten, como desgraciadamente se han sometido la mayoría de los medios, sobre todo la televisión padecen las represalias.

El cierre de Radio Monitor es una agresión a la libertad de expresión ejercida desde el gobierno federal, pues Felipe Calderón no quiere que se ejerza el derecho a disentir y pretende someter a los medios de comunicación.

Que terrible momento histórico vivimos, la libertad de expresión está secuestrada, ¿qué sigue? este que era uno de los muy pocos espacios de información, no seamos cómplices de la porquería de las noticias por televisión de Televisa y TV Azteca. Se muestra la corrupción y el miedo del gobierno a un noticiero que no se alinea a sus intereses.

El colmo de la hipocresía de quienes han acosado a Grupo Monitor son, los mismos que se rasgan las vestiduras por la negativa del gobierno de Hugo Chávez a renovar la concesión de RCTV.

Con lo de Venezuela se organizó un gran escándalo, conoceremos quienes realmente hacen periodismo criticó si se atreven a levantar la voz contra el atropello a esta estación en México.

La mayoría de los medios de comunicación del país, no han dado importancia a la crisis por el cierre de las transmisiones. Sorprende la escasa solidaridad de los medios; que no olviden que hoy fue Monitor y mañana puede ser otro.

Haber si la prensa en México, pone el grito en el cielo, como lo ha hecho con el cazo de la TV venezolana,........ ¿es mucho pedir?

El panismo que, en su momento, tanto recriminaron a López Portillo y al presidencialismo autoritario por el ya clásico “no te pago para que me pegues” (el boicoteo publicitario a la revista Proceso), hoy recurren a esa práctica, con mayor saña, para controlar, a golpe de presupuesto, la manifestación de ideas. Monitor llegó a su fin, por un boicoteo económico aplicado por y promovido desde el gobierno federal, “como hacían las dictaduras”, concluyó Gutiérrez Vivó.