ANUARIO DE ENSAYOS DE SUCESOS POLÍTICO-ECONÓMICOS EN MÉXICO Y SU REGIÓN CENTRO

ANUARIO DE ENSAYOS DE SUCESOS POLÍTICO-ECONÓMICOS EN MÉXICO Y SU REGIÓN CENTRO

Ángel Enrique Carrillo Picón y otros

Volver al índice

 

 

 

 

ENSAYO V. Alza de precios e inconformidad por el “gasolinazo”

El gasolinazo sorprende a los mexicanos y la iniciativa privada anuncia que habrá aumento de precios a alimentos y servicios, por que ha habido incrementos en costos de producción.

Antes de que entre en vigor el impuesto a la gasolina, el incremento a precios de productos básicos, ya pesan en la mesa y el bolsillo de los mexicanos.

Alimentos básicos como frutas y verduras empezaron a registrar incrementos de precios en tianguis y supermercados, se suma el incremento al precio del pan, y los aumentos que se derivarían del alza anticipada al precio de la gasolina.

El gobierno rechaza que el impuesto a la gasolina crea alza de precios, pero las amas de casa confirman que aún cuando no ha llegado el primero de octubre, cuando entrará en vigor el aumento, los alimentos están al alza, y hay alerta sobre ajuste al precio de pollo y de cerdo.

El incremento de 5.5% a la gasolina y diesel, fue aprobado la semana pasada en la Cámara de Diputados por el PAN, PRI, Panal y Verde con la oposición y rechazo de parte del PRD, Convergencia y el PT. Por ese motivo, Organizaciones de consumidores denunciaron que ese incremento desataría escalada de precios.

En nueve meses de la actual administración federal calderonista, el precio promedio de los productos de la canasta básica registró un incremento de 34 por ciento, 7 veces el aumento a los salarios dado en enero de 2007, que fue de solo 4%, según datos de la Procuraduría Federal del Consumidor y de la Secretaría de Economía.

El alza de precios, que comenzó con la tortilla a comienzo del año, continuó esta semana con alza al pan blanco, y se mantendrán las alzas, por el ajuste al costo de la gasolina.

Ejemplos: en diciembre de 2006 el precio de un kilo de harina era de 5.25 pesos, la semana pasada vale 10.50 pesos, un alza de 100 por ciento; el pan de caja elevó su costo, en el mismo periodo, de 13.90 a 19.7 pesos, 41.6 por ciento.

Por el contrario, Estados Unidos procura resolver la crisis en la que está sumido, para eso reduce la tasa de interés, y no sube los impuestos, en nuestro país Calderón y los diputados de los partidos mencionados, aprobaron incremento a impuestos para los ciudadanos.

Carstens y Calderón pretenden aplicar el incremento a la gasolina desde octubre, para obtener 623 millones de pesos en lo que resta del año.

Es perjudicial adelantar el incremento a la gasolina, por el efecto en precios de todos los artículos de consumo, y más en los alimentos, pues los incrementos van más allá de la inflación programada.

También, el IVA y el IETU son impuestos que tienen la misma “base”, por lo que la Suprema Corte de Justicia podría considerar al IETU como inconstitucional, puesto que la ley establece que dos impuestos no pueden tener la misma base; el IETU, es un IVA “disfrazado”, y seguirá la inequidad del sistema tributario mexicano, pues al ser trasladado al consumidor, perjudica más al que menos gana, pues pagan lo mismo ricos y pobres, cuando deben pagar más los que más ganan, lo que atenta contra los principios de equidad y proporcionalidad tributaria.

Calderón y Carstens deben reflexionar, pues saben que los impuestos aplicados, como el IETU, pueden traer graves complicaciones, pues tiene un efecto antiempleo, ya que los salarios no serán deducibles, sólo será acreditable una pequeña parte del gasto en salarios y prestaciones.

El secretario general del SME, Martín Esparza, aseguró que el alza en el combustible se reflejará desde octubre en el costo de operación de la energía eléctrica, y en el bimestre siguiente en los recibos de los consumidores, que pagarán ese costo más el incremento mensual.

Criticó la intención cargar la mano a la población. Calificó el impuesto a la gasolina como “una traición” a lo prometido por Felipe Calderón, quien en campaña ofreció bajar el costo de energéticos y ahora muestra la verdad de los gobiernos neoliberales, con el riesgo de frenar crecimiento económico y la generación de empleos.

El presidente del Consejo Nacional Agropecuario, Jaime Yesaki, dijo que los precios de pollo, huevo, carne de res, de cerdo y pavo, entre otros básicos, aumentarán por el incremento en costos.

Y eso afecta al sector pecuario porque la carne, el huevo, la leche serán más caros y deberá reflejarse en el precio al consumidor.

El presidente del Consejo Mexicano de Hombres de Negocios, que agrupa a los empresarios más poderosos del país, Claudio X. González, señalo que el impuesto a la gasolina se reflejará en los costos de las empresas y en los precios para el consumidor final.

Recordemos que Calderón copió una de las propuestas de campaña de López Obrador, el disminuir el costo de la gasolina, pero ya en la Presidencia, hace lo contrario.

La situación política y social del país es cada vez peor, porque Calderón, contra sus promesas de campaña, se ha dedicado a subir el precio de tortilla, pollo, leche, pan, electricidad y gasolina.

El escándalo acerca de la riqueza “mal habida” de Fox es solo una cortina de humo para esconder la inconformidad por los aumentos que trae la elevación del precio de la gasolina.

Se requiere un cambio en la política económica, donde participe el gobierno en la generación de empleos, pues al aumentar el número de trabajadores, estos pagarán ISR y se recaudará más sin incrementar los impuestos. ¿Valdrá la pena reflexionar mejor nuestro voto en las próximas elecciones?, creo que es el momento de preguntárnoslo.