POBREZA, MIGRACIÓN, REMESAS Y DESARROLLO ECONÓMICO

POBREZA, MIGRACIÓN, REMESAS Y DESARROLLO ECONÓMICO

Emeterio Guevara Ramos

Volver al índice

 

 

 

 

D. DISTRIBUCIÓN DEL INGRESO DE REMESAS POR ENTIDAD FEDERATIVA

De la información que reporta el Banco de México del año 2006, relativa al destino de las remesas familiares por entidad federativa, muestra que cuatro entidades consideradas expulsoras tradicionales de emigrantes se ubican en el grupo de estados que captaron el mayor monto de remesas, superior a mil millones de dólares. Éstas fueron Michoacán (2,472 millones de dólares), Jalisco (1,993 millones), y Guanajuato (2,055 millones). Estas tres entidades conjuntamente con el Estado de México, el Distrito Federal, Veracruz, Puebla Oaxaca y Guerrero captaron el 65.6% del total de las remesas (FIGURA 9).

Estados del centro y sursureste que incrementaron su nivel de emigración en los últimos años son el Estado de México, Distrito Federal y Puebla del centro; Veracruz, Guerrero y Oaxaca del sursureste.

En base a la población por entidad federativa, tenemos que en el año 2006 el nivel más alto de recepción de remesas familiares como porcentaje del Producto Interno Bruto estatal (PIBE) ocurrió en el caso del estado de Michoacán (13.2%), seguido de Zacatecas (9.5%), Guerrero (8.1%), Hidalgo (7.7%), Nayarit (7.2) y Guanajuato (6.7%), como se ilustran en la tabla 10.

Por su parte, el Pew Hispanic Center, reporta en sus resultados que casi la mitad de los receptores de remesas (44%) viven en los cinco estados con tradición migratoria: Jalisco, Zacatecas, Michoacán, San Luís Potosí y Guanajuato. El 56% de la población que recibe remesas reside en el resto de las entidades del país.

E. INGRESO E IMPACTO DE LAS REMESAS A NIVEL MUNICIPAL

El flujo migratorio hacia Estados Unidos se origina en miles de localidades, aunque la intensidad migratoria se concentra en unos cuántos municipios localizados principalmente en las entidades del occidente y norte de México. De esta manera, la distribución de las remesas a nivel municipal, alrededor de la mitad de las remesas (46%) se dirigen a los 788 municipios de intensidad migratoria muy alta, alta y media (donde viven alrededor de 22.2 millones de habitantes), mientras que la mitad restante se dispersa en 1477 municipios de intensidad migratoria baja y muy baja, los cuales se encuentran habitados por cerca de 80 millones de personas (Banco Mundial, BID, CEPAL, Banco de México 2007).