TÉCNICAS POLITOLÓGICAS PARA LA GESTIÓN DE PROYECTOS SOCIALES

TÉCNICAS POLITOLÓGICAS PARA LA GESTIÓN DE PROYECTOS SOCIALES

Eduardo Jorge Arnoletto

Volver al índice

 

 

 

 

La anarquía internacional.

La teoría clásica de la política internacional parte de una visión dicotómica según la cual, mientras en el ámbito interno los Estados han logrado su soberanía y han creado un orden al alcanzar el monopolio del uso legítimo de la fuerza, en el ámbito internacional impera un estado de anarquía, es decir, un hobbesiano "estado de naturaleza" donde la ausencia de un poder ordenador soberano lleva al imperio de la fuerza como fundamento último de las relaciones interestatales, que se desarrollan siempre, como dice R. Aron, "a la sombra de la guerra".

Hace algunos años, este enfoque recibía algunas críticas, basadas en la creciente interdependencia entre todos los integrantes del sistema mundial global, en especial dentro de los bloques y sus áreas de influencia, y en la imposibilidad práctica de una guerra total por la fuerza disuasoria del equilibrio del terror nuclear y la capacidad de respuesta aniquiladora a un ataque sorpresivo y exitoso ("second strike capability"). Pero a ésto podía a su vez responderse que estos fenómenos no afectan el esquema teórico soberanía nacional /anarquía internacional, porque es cierto que en el mundo moderno se había intensificado la interrelación pero sigue faltando un poder regulador soberano; los casos de integración pueden interpretarse como fenómenos jerárquicos en el seno de bloques de un sistema bipolar rígido o como propios de áreas de interacción particularmente intensa; finalmente, la disuación nuclear no cambia las características básicas de la anarquía internacional.

Después de la caída de la URSS y de los socialismos reales de la Europa del Este, y el consiguiente colapso del esquema mundial bipolar, y pese a las insistentes y declamatorias afirmaciones sobre la emergencia de un "nuevo orden internacional" está bastante claro que este período de transición, desde el mundo bipolar, a través de una fase monopolar, hacia un probable mundo tripolar futuro, se caracteriza precisamente por la anarquía y el manejo "pragmático" de las razones de la fuerza...

Un tema relacionado con la anarquía internacional y la razón de Estado es el de la relación entre política interna y externa. Creemos que son simplistas las tesis sobre el primado de una u otra. Son dos dimensiones de una misma política. A lo sumo, puede reconocerse cierta autonomía de la política exterior respecto de la interior desde que sus temas básicos (la potencia, el equilibrio, la guerra) permanecen constantes, en medio de cambiantes circunstancias históricas y de las variables coyunturas de la política agonal.

En un contexto de anarquía internacional, la influencia de la política exterior sobre la interna se manifiesta en que favorece el reforzamiento del poder central del Estado, especialmente del Ejecutivo. La influencia de la política interior sobre la externa se manifiesta, por ejemplo, en la posibilidad de intentar el control de tensiones internas mediante una política externa agresiva o de exasperación de la tensión internacional. Es claro que, en caso de fracasar el intento de desviar hacia afuera las energías de la tensión interior, por lo general puede esperarse un colapso y un cambio de régimen.