TÉCNICAS POLITOLÓGICAS PARA LA GESTIÓN DE PROYECTOS SOCIALES

TÉCNICAS POLITOLÓGICAS PARA LA GESTIÓN DE PROYECTOS SOCIALES

Eduardo Jorge Arnoletto

Volver al índice

 

 

 

 

.05 Las funciones de los árbitros.

El arbitraje es un método de resolución de conflictos bastante rígido y con frecuencia poco satisfactorio para los participantes. Generalmente desemboca en soluciones del tipo ganar-perder o perder-perder, porque opera en base a los siguientes principios lógicos:

A desea x; B desea y; x e y se excluyen mutuamente; es necesario elegir entre x o y; no existen otras opciones.

En base a los principios enunciados, el árbitro escucha atentamente la presentación de cada parte, las compara y analiza y finalmente resuelve basándose en criterios predeterminados (legislación, precedentes, principios jurídicos, acuerdos previos inter-partes, etc.)

Toda solución de conflictos del tipo ganar-perder o perder-perder está expuesta a fuertes cuestionamientos por parte de quien, con razón o sin ella, se siente perjudicado por un fallo. Los mayores cuestionamiento se producen en lo referente a los criterios utilizados por los árbitros para fundamentar sus resoluciones, ya que en ésto también se aplica aquellos de que "la mitad de la biblioteca está a favor y la mitad en contra".