TÉCNICAS POLITOLÓGICAS PARA LA GESTIÓN DE PROYECTOS SOCIALES

TÉCNICAS POLITOLÓGICAS PARA LA GESTIÓN DE PROYECTOS SOCIALES

Eduardo Jorge Arnoletto

Volver al índice

 

 

 

 

.04 Las comunicaciones entre la organización y su contexto social.

El objetivo de la comunicación externa es la trasmisión y recepción de datos, pautas, imagenes, de la organización y de su contexto, con dos finalidades: Mantener vigente en el contexto social una imagen adecuada de la organización; y captar las variaciones del contexto para adecuar a ellas la estrategia organizacional.

Son interlocutores privilegiados de estas comunicaciones los clientes, los proveedores, la opinión pública y el Gobierno.

Comunicación con los clientes: Si la calidad es la clave del éxito de cualquier organización, y si la calidad consiste en satisfacer los requisitos y espectativas de los clientes, está claro que toda organización social debe salir de su ensimismamiento e interesarse en saber que quieren, que esperan, que necesitan aquellos a quienes (se supone) la organización sirve y atiende.

Esta comunicación permite lograr dos objetivos: Orientar mejor las estrategias futuras de atención a los requisitos reales de los clientes; y reforzar la fidelidad a la marca por parte de los clientes que se sienten tenidos en cuenta.

Comunicación con los proveedores: la relación tradicional con los proveedores era dura y agresiva. Se trataba de que hubiera muchos, que compitieran entre si, que estuvieran poco seguros de sus órdenes de compra y que ganaran lo menos posible. Hoy la situación ha cambiado por completo: los proveedores son seleccionados y asociados en las ganancias y a la vez en el esfuerzo por reducir costos improductivos y afrontar juntos la dura competencia del mercado. Esto exige un nivel de intercomunicación con los proveedores, incluso a nivel de informacion confidencial, que era inconcebible hace pocos años.

Comunicación con la opinión pública: la imagen pública de una empresa u organización social de cualquier tipo es un capital de gran valor, que no debe ser descuidado en ningun momento. Es constante, pues, la preocupación por acceder a los medios de comunicación, por vias publicitarias o institucionales a fin de proyectar una adecuada imagen organizacional y/o ejercer formas indirectas de presión política.

Comunicación con el Gobierno: la comunicación con los diversos niveles de gobierno, en un constante flujo de presiones y contrapresiones, es una realidad en la vida social de las empresas y organizaciones sociales de todo tipo, para reforzar la vigencia de la propia imagen, inducir políticas favorables,desalentar la adopción de medidas lesivas a los intereses de largo plazo y hasta para crear una imagen de solidaridad social y fiel cumplimiento de pautas republicanas de conducta.