UNA TEORÍA DEL DESARROLLO ¿PARA CONSTRUIR EL FUTURO

UNA TEORÍA DEL DESARROLLO ¿PARA CONSTRUIR EL FUTURO

Ángel Blas Yanes
María del Carmen Rojas Alfaro

Volver al índice

 

 

 

INTRODUCCIÓN

Impulsados siempre por un deseo ferviente de contribuir en el mejoramiento de la calidad de vida de la humanidad nos hemos propuesto, desde nuestro quehacer profesional y personal, hacer aportes que permitan ampliar los horizontes actuales en materia de Desarrollo.

Pretendemos con ello generar una nueva conciencia, no sólo en el quehacer profesional, popular, estatal y político, sino también en cada una de las personas que conforman el universo, que conlleve a nuevas formas de relación y organización social, que realmente promuevan el Desarrollo.

Siete años de trabajo que desembocan en la edición de este libro preceden y son afluentes de nuestra teoría del Desarrollo:

 Cultivemos la paz en todos los hogares del mundo.

 Con las alas rotas...

 Los indicadores del desarrollo o el subdesarrollo de los indicadores.

 Las raíces de la gobernabilidad.

 Fue así como el verbo se hizo hombre...

 De la pobreza de la Teoría a la Teoría de la Pobreza

Partimos de la necesidad de visualizar una teoría del Desarrollo donde el ser humano sea su principio y fin y donde el quehacer de cada persona, organización y gobierno, esté dirigido a potenciar las habilidades, aptitudes y destrezas innatas, tanto en el ámbito individual como en el colectivo.

Pretendemos volcar la mirada y el interés hacia el ser en esencia y no sólo hacia sus condiciones de existencia. Soñamos con personas libres, capaces de relacionarse con responsabilidad y entrega; con disposición para usar todo su potencial en una ruta previamente definida, aprovechando y construyendo posibilidades para la superación personal y social; con una actitud para el aprendizaje de cualquier experiencia vivida, en fin, soñamos con personas exitosas en una condición de Desarrollo.

Es de interés permanente, en nuestras sociedades, el mejoramiento en las condiciones de existencia, pero no consideramos que éste sea un preciso indicador del Desarrollo, puesto que no es determinante, necesariamente, para lograrlo. Un equilibrio en ambas sería una excelente oportunidad para evolucionar individual y socialmente.

En este capítulo, hacemos un recuento y una crítica de las Teorías del Desarrollo que actualmente están vigentes y que impulsan las acciones gubernamentales, estatales y privadas, para luego presentar nuestra propuesta con un enfoque novedoso y alternativo que permita impulsar y estimular los proyectos sociales de manera totalizadora.

Aspiramos a un encuentro del ser humano consigo mismo, seguros de encontrar el Desarrollo en sí y en los otros en una actitud armoniosa y en comunión con la Naturaleza de la cual forma parte, donde las oportunidades sean fuente de progreso y una posibilidad para disfrutarnos como seres exitosos, nacidos para triunfar.