POLÍTICAS Y GESTIÓN PÚBLICA PARA EL ESTUDIO MUNICIPAL: ÓPTICA ACADÉMICA

POLÍTICAS Y GESTIÓN PÚBLICA PARA EL ESTUDIO MUNICIPAL: ÓPTICA ACADÉMICA

Maria Cecilia Montemayor Marin y otros

Volver al índice

 

 

 

 

PERSPECTIVAS

Los desafíos de Tamaulipas de cara al siglo XXI no son solamente conservar el liderazgo comercial del paso Nuevo Laredo sino participar y competir en los escenarios económicos que se van construyendo, aprovechando todas sus posibilidades geográficas y socioeconómicas.

Para lograr eso, requiere de un programa de infraestructura que responda a los nuevos escenarios de crecimiento mundial. En un continente americano en donde la globalidad está generando un aumento sustancial de la circulación de mercancías, el ferrocarril juega un papel imprescindible para mover grandes cargas a grandes distancias, de otro modo no puede explicarse el interés de las compañías estadounidenses por adquirir el sistema ferroviario mexicano y el interés por la construcción del corredor de transporte multimodal, de 6 carriles vehiculares y 3 vías férreas regulares y una de alta velocidad, por el Istmo de Tehuantepec (FERROSUR).

Nuevo León, se asume como el centro industrial y comercial de la región, en donde tanto Coahuila y Tamaulipas sirven de soporte a esas aspiraciones económicas. Sin embargo, no comparte Nuevo León la idea de una región de tres entidades con un reparto equitativo de oportunidades, y como ejemplo, ahora mismo busca desplazar mediante Colombia a Nuevo Laredo.

Si Tamaulipas continúa centrando su proyecto de infraestructura sólo en la red carretera, debe considerar el riesgo de que al aplicar la SCT una nueva normatividad prohibiendo la circulación de cargas excesivas por autotransporte, para una competencia sana con las empresas ferroviarias norteamericanas, se deprima el servicio de grandes cargas por carretera.

Por lo tanto, es recomendable que junto con un proyecto de red carretera se programen líneas férreas y centros de embarque y transferencia así como diversos complejos.

Algunas estrategias que responden a las exigencias inmediatas del comercio mundial son:

• Construir el tramo férreo Nuevo Laredo-Camargo, de aproximadamente 200 km., mediante convocatoria a la inversión privada.

• Proyectar a lo largo de ese nuevo tramo, una serie de centros de servicio multimodal con servicios especializados en comercio internacional, cercados por un sistema de seguridad.

• Fomentar el levantamiento en esa zona de complejos industriales, comerciales, aduanales y fiscales, conectados con Estados Unidos.

• Diseñar y promover asentamientos humanos con todos los servicios públicos.

• Construir las líneas férreas Reynosa-San Fernando, Matamoros-San Fernando y San Fernando-Victoria, con la finalidad de proyectar una vía que entronque con San Luis Potosí, para ofrecer otra ruta de traslado de las mercancías provenientes de Asia, y del Centro y sur del país, sin olvidar que también se requiere del ferrocarril Tampico-Veracruz, ya que el primero de enero del año 2006, entra en vigor el Tratado de Libre Comercio de Estados Unidos con Centroamérica (CAFTA).

• Con estos corredores carretero-ferroviarios, Tamaulipas ofrecerá muchos otros puntos de paso especializado de mercancías México-Estados Unidos, dejando de depender en forma única y total de Nuevo Laredo, para conservar el liderazgo como paso internacional y enfrentar en forma renovada la competitividad de Nuevo León.

Contará con la capacidad infraestructural para participar en el crecimiento económico del mundo en el siglo XXI, y además, se fortalecerá, de este modo, la integración de las diversas regiones económicas de la entidad, para generar un extenso desarrollo social entre los tamaulipecos.

Ahora bien, cuáles son los principales problemas que enfrenta el Gobierno de Nuevo León para llevar a cabo sus proyectos?

Que TFM ha aplicado inversión en Nuevo Laredo y no está muy convencida de aplicar inversión ahora en Colombia. ¿Lo hará otra empresa?

Que el puente Colombia se ha convertido desde 2001 en el principal punto de ingreso de armamentos y municiones hacia México y permite una conexión de tráfico de estupefacientes en la zona. ¿Logrará abatirse la inseguridad en la zona?

¿Cuáles son los principales retos que enfrenta el Gobierno de Tamaulipas en este escenario?

• I. Diseñar un proyecto ferroviario paralelo con el carretero, que incorpore a la “frontera chica” y otro que una a Tamaulipas con Veracruz y San Luis Potosí, para aprovechar las grandes oportunidades del comercio mundial.

• II. Buscar acciones que permitan asegurar que no se pierda o disminuya el ingreso económico que se genera en el paso Nuevo Laredo.