POLÍTICAS Y GESTIÓN PÚBLICA PARA EL ESTUDIO MUNICIPAL: ÓPTICA ACADÉMICA

POLÍTICAS Y GESTIÓN PÚBLICA PARA EL ESTUDIO MUNICIPAL: ÓPTICA ACADÉMICA

Maria Cecilia Montemayor Marin y otros

Volver al índice

 

 

 

 

Actualidad

Desde que se entregaron en concesión las empresas TFM y FERROMEX adoptaron actitudes distintas. Mientras que FERROMEX actúa económica y políticamente en forma moderada y hace alianza con Unión Pacífic y Burlington Northern and Santa Fe Railway (BNSF) para el comercio con el suroeste de Estados Unidos a través de Ciudad Juárez; la empresa TFM ha desarrollado una política agresiva, a través del paso Nuevo Laredo, hacia el sureste de Estados Unidos, que la colocó a la cabeza de las empresas ferroviarias en el país.

Respecto a TFM, el primero de abril de 2005, KCS compró un paquete accionario al grupo TMM, para crear un sistema trasnacional integrado por Kansas City Southern Railway y Transportación Ferroviaria Mexicana, surgiendo así el Ferrocarril del Tratado de Libre Comercio (NAFTA RAIL).

Esta consolidación le permite ahora ofrecer un servicio a lo largo de México, Estados Unidos y Canadá, debido a las alianzas que tiene con los ferrocarriles Canadian Nacional Railways (CN), Norfolk Southern Railway y Burlington Northern-Santa Fe Railway (BNSF).

Este nuevo sistema ferroviario se anuncia ahora como un servicio moderno rápido y seguro, para mover grandes montos de carga a grandes distancias y a un menor costo, haciendo competencia a los autotransportes.

En este momento el NAFTA RAIL cuenta con 939 locomotoras, 27,000 carros, 140 terminales de trasvase, 16 rampas para transporte intermodal (10 en EEUU y 6 en México), 13 puertos marítimos y 7 puertos de río y 181 puntos de intercambio con otros ferrocarriles. Representa el NAFTA RAIL, ventas por más de mil millones de dólares anuales, transporta más de un millón de contenedores y ha generado más de 6 mil empleos directos.

En 2005, las transportadoras, se preparan para mover grandes cantidades de mercancías provenientes de China, hacia el Este de Estados Unidos; pero ante la saturación de los puertos de California, las dificultades que implica pasar por el canal de panamá, debido al aumento del tráfico de mercancías que también van rumbo al Caribe y Europa y la imposibilidad de hacerlo en forma expedita por el Istmo de Tehuantepec por las limitaciones en las comunicaciones entre los dos océanos y la larga travesía por carretera que harían si entran por el puerto de Manzanillo al cruce Piedras Negras, en este mismo año, se ha creado un importante corredor comercial entre el puerto de Lázaro Cárdenas y la ciudad de Kansas (pasando por Nuevo Laredo), detonando un importante intercambio entre Asia y América del Norte, gracias a que también KCS ha efectuado alianzas con navieras del mundo. En el caso del puerto de Lázaro Cárdenas, con la operadora de contenedores más grande en el mundo, la Hutchinson Ports México (HPM), quien inicia la construcción de una gran terminal con una inversión de 20 millones de dólares, y con autoridades del puerto y el Gobierno de Michoacán. El puerto de Lázaro Cárdenas ha adquirido la característica de puerto multimodal y la empresa KCS-TFM ha inyectado una inversión de mil millones de dólares para facilitarse el manejo de contenedores. El puerto, cuyos canales tienen una profundidad que ni las exclusas del Canal de Panamá poseen, y que por su capacidad de albergar hasta 60 naves sin problemas y 2 millones de contenedores tiende a convertirse en una terminal de gran capacidad, lista para desarrollarse.

En virtud de esta situación, el Gobierno de Coahuila, planea desarrollar una carretera, “Camino Real”, de Manzanillo a Piedras Negras, para reducir el tiempo de recorrido, de 2,140 a 1,260 km, mediante una inversión de mil millones de pesos buscando que se utilice el puerto de Manzanillo como gran corredor hacia Estados Unidos, aunque no es un puerto de gran calado, y por lo tanto con muchas limitaciones.

El gobierno de Nuevo León, por su lado, con 16 km de frontera con Estados Unidos, está poniendo en marcha grandes proyectos para fortalecer el puente Colombia, que busca ser el principal paso fiscalizado estratégico del país y un recinto delimitado, protegido del terrorismo y el narcotráfico, con la clara intención de desplazar a Nuevo Laredo:

1) Se ha constituido Fidenor (Fideicomiso para el desarrollo del norte de Nuevo León) en un organismo descentralizado para concesionar la construcción de la infraestructura necesaria.

2) Se espera construir a la mayor brevedad, habiendo sido aprobado ya por SCT, un tramo ferroviario de 61.5 km, de estación Camarón a Colombia, con una inversión privada de 70 millones de dólares, invitando a KCS, UP y a otras empresas a participar. El gobierno de Texas ha convenido en desarrollar el tramo complementario en su territorio.

3) Esperan construir un puente férreo con una inversión de 120 millones de dólares, de los cuales 70 corresponderían a la parte mexicana y 50 a la estadounidense.

4) Se construirán además, en forma paralela, un conjunto de carreteras Monterrey-Sabinas-Colombia, con una aportación de la federación de 120 millones de dólares, con autopistas de carga de cuota, vehicular de cuota y una opción libre, que junto con la línea férrea sean la “espina dorsal” del comercio binacional.

5) Planean crear la ciudad de Colombia, en la zona semiárida del municipio de Anáhuac, como región de zona franca, especializada en comercio exterior, contando para ésta con 22 mil kilómetros cuadrados y esperando que para el año 2030 cuente con 500 mil habitantes.

6) Se reorganizará la función aduanal para fomentar sinergias entre la aduana del Aeropuerto Mariano Escobedo de Monterrey y la aduana del puente Colombia, facilitando el despacho de mercancías.

7) Se concesionará una inversión privada de 10 mil millones de dólares para la explotación de gas natural, de la Cuenca de Burgos, por lo que se está invitando a regasificadoras a construir gasoductos.

8) Con la CFE y otro tipo de compañías ya se planea la introducción de redes y servicios para otorgar la plataforma necesaria que potencie este megaproyecto.

Por otro lado, el Gobierno de Tamaulipas, con 370 km de frontera con Estados Unidos y los puertos de Tampico y Altamira, desarrolla sus propios planes de crecimiento, ya que por su territorio, a través de sus 12 puentes internacionals, y principalmente de Nuevo Laredo, pasa más del 50% de la carga nacional hacia Estados Unidos y Viceversa. Actualmente por Nuevo Laredo cruzan más de 3 mil tráileres y 500 carros de ferrocarril diariamente.

En el plan de desarrollo del Estado, se contempla construir 11 puentes internacionales vehiculares y uno ferroviario, construir más de 900 kilómetros de carreteras federales y alimentadoras y 285 km de vías férreas. Así como puertos multimodales e infraestructura básica, mediante inversión federal, estatal y privada.

Se concesionó la construcción de una autopista de 4 carriles, de 105 km., entre Reynosa y Matamoros, conectándose con las carreteras 77 y 281 de Texas a través de los 6 puentes ubicados en ese tramo.

Se terminó la carretera Victoria-Jaumave, con 47.5 km más.

Se concesionará la construcción y operación de una autopista de 4 carriles Reynosa-Nuevo Laredo, para potenciar un corredor industrial en esa zona.

Se concesionará la construcción y operación de un eje carretero de 294 km, de Cuauhtémoc, Tamaulipas a Linares, Nuevo León.

Se concesionará la construcción y operación de un tramo carretero de Matamoros a Victoria.

En materia férrea se proyecta la ampliación del puente ferroviario de Matamoros y la construcción del tramo Matamoros-Victoria, con 285 kilómetros de longitud para la transportación de carga de y hacia el centro del país.

Se proyecta además la construcción de un nuevo puente ferroviario en Nuevo Laredo.