LAS NUEVAS FORMAS DE GOBERNABILIDAD TRANSNACIONAL EN EL ESCENARIO DE LA RACIONALIDAD ECONÓMICA DE LOS PROCESOS DE GLOBALIZACIÓN

LAS NUEVAS FORMAS DE GOBERNABILIDAD TRANSNACIONAL EN EL ESCENARIO DE LA RACIONALIDAD ECONÓMICA DE LOS PROCESOS DE GLOBALIZACIÓN

José Gpe. Vargas Hernández

Volver al índice

 

 

 

Resumen (Abstract)

 

 

“Un reino necesita armas, alimentos y confianza del pueblo en las autoridades. En un caso extremo puede prescindir de las armas y los alimentos, pero no de la confianza, porque si se pierde, se pierde el reino” Filósofo Chino.

“Allí donde la ley está sometida a los gobernantes y carece de autoridad, yo veo la pronta ruina de la ciudad; en cambio, donde la ley es señora de los gobernantes y los gobernantes son sus esclavos, yo veo la salvación de la comunidad y de la acumulación sobre ella de todos los bienes que los dioses suelen conceder a los pueblos.” Platón.

“Estamos sembrando vientos y mañana cosecharemos tempestades” José Saramago.

El propósito de este trabajo es analizar y contribuir al debate de la gobernabilidad "perce" y a las diferentes formas institucionales de gobernabilidad transnacionales que co-existen con los procesos de globalización, como una agenda de investigación para determinar el impacto que tienen en las esferas políticas, económico - financieras, sociales, etc. Este análisis es el prerrequisito para el diseño de estrategias que permitan el restablecimiento de la gobernabilidad de una sociedad con una fuerte tendencia a la globalización. A pesar de que pueda ser considerado como un análisis monocausal, sin embargo, enfatizamos el carácter multicausal del fenómeno.

El eje central de este análisis es la determinación de los cambios en la función de la gobernabilidad de la sociedad, tradicionalmente encomendada a los Estados-nación, como resultado de la revolución tecnológica de la información y de los acelerados procesos de globalización económica. El patrón gigabyte ha sustituido al patrón dólar que a su vez sustituyó al patrón oro en lo que se ha denominado la “Nueva Economía”. El notable incremento mundial de las actividades económicas mediante los procesos de globalización, tiene como base el incremento de la información. La revolución tecnológica crea su propio patrón de convergencia o divergencia entre el desarrollo de los diferentes países, favoreciendo más a aquellos que ya están desarrollados y menos a quienes están en vías de desarrollo. Como en toda revolución, los cambios tecnológicos en una economía competitiva son turbulentos y no pueden gradualizarse.

La gobernabilidad surgida del Estado-nación está siendo fuertemente cuestionada por la acción de las denominadas fuerzas libres del mercado, las cuales están requiriendo para su propio desarrollo, la trasferencia de esta gobernabilidad prioritariamente hacia los actores que surgen de la racionalidad del mercado. Las dos grandes tendencias de esta transferencia de gobernabilidad apuntan, por un lado a nivel macro, hacia la formación de un modelo supranacional, mientras que por otro lado también se realizan transferencias de la gobernabilidad hacia los actores privados e individuales que giran en torno de la racionalidad del mercado, tales como las organizaciones, empresas, y en menor grado en los individuos, etc.

Recientemente, la gobernabilidad se está convirtiendo en titularidad global implementada a través de decisiones y medidas colectivas que son delimitadas bajo esquemas de derecho internacional por instituciones que responden a intereses de la globalización. Bajo este esquema globalizador, la gobernabilidad democrática que implica procesos democráticos, la legitimidad y la regla de ley, se logran a través de los procesos de desarrollo económico y social de los pueblos. Sin embargo, dadas las dos tendencias anteriores, la gobernabilidad global de la sociedad está recayendo en las grandes empresas con intereses transnacionales y multinacionales. El desafío para una mejor gobernabilidad bajo un marco globalizador se centra en un sistema que logre el desarrollo integral del ser humano mediante la armonización de las metas macroeconómicas de crecimiento y de igualdad social.

La conclusión de este análisis es que las funciones del Estado-nación, las del mercado y la sociedad son complementarias y ninguno de estos tres puede rebasar sus ámbitos de acción para fundamentar una gobernabilidad en la cual todos los actores quepan. Queda como propuesta la construcción de los equilibrios institucionales que garanticen la gobernabilidad de la sociedad en un ambiente de globalización, así como los equilibrios entre las políticas nacionales y las aspiraciones de una ciudadanía mundial extensiva que busca los beneficios de la globalización.