BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales


TEMAS

Francisco Javier Contreras Horta

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (266 páginas, 475 kb) pulsando aquí

 

 

 

 

 

DON ESTEBAN

Don Esteban estaba esperando el camión. Calzaba un tenis y un zapato…, viejos hasta la jija…, pero bien abrochados. Tenía una indumentaria raída, descolorida, pero la portaba con dignidad: parecía un buen padre al que abandonaron sus hijos. Sólo su sombrero avisaba a gritos que más que haber sido dado, después de usado, había sido recogido de la basura. El era delgado, un poco enjuto, y unas barbas ralas y canientas mal ocultaban su sonrisa.

Don Esteban esperaba el camión y yo hacía lo mismo, y entre éstas y las otras comenzamos a platicar. Yo le dije que lo había visto días antes atendiendo una siembra de maíz en el área de servicio de la carretera de Paredones y sí, me platicó que era su siembra. Le pregunté que si no tenía problemas con alguien del gobierno por sembrar ahí. Sonrió y me dijo. - ¿Qué me queda? No tengo más donde sembrar. Y tengo que comer.

Así seguimos platicando. Era un hombre que sabía mucho y había leído bastante, pero la desgracia había sentado sus reales en él. Me comentó que cuando ya no le alcanzaba, entonces iba a la iglesia y al fin de la misa les pedía apoyo a los feligreses. - Siempre dan - me decía mostrando sus escasos dientes todos chuecos, - a uno de viejo si le dan.

Me admiro de su pobreza física, pero su entereza y sonrisa franca me hacen suponerlo poseedor de una gran riqueza espiritual. Me pregunto cómo le hace para conseguir qué comer todos los días, y me hago mil preguntas más y a fin de cuentas termino concluyendo que sólo tengo que aprender de él. Así seguimos platicando hasta que vemos que allá en el crucero viene un autobús. Y entonces le pregunto que a dónde va. - A Milpillas, - me responde - tengo allá un hijo que está muy pobre y tiene re mucha familia: Voy a llevarle un socorrito.

Llega su camión y se va. Yo me espero: voy a Tepa. Pero me quedo pensando y pensando en Don Esteban. Me parece un monumento viviente a la paternidad. Creo que es el prototipo de un buen padre, que no obstante la adversidad se aferre en aniquilarlo, sabe darse cuenta de que puede con sus años y aún sabe dar la mano a su hijo que pasa por suerte semejante.

Y entonces me avergüenza recordar, cuántas veces yo me he caído al primer empujón...


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet