BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales


LAS CASAS DE EMPEÑO EN CULIACÁN; UNA OPCIÓN DE FINANCIAMIENTO RÁPIDO

Mireya Coronel Leòn

 

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (144 páginas, 924 kb) pulsando aquí

 

 

3.2.12. Razones por las que no se recuperan las prendas empeñadas.

Del 23 por ciento que contestó que había perdido la prenda, 47 por ciento olvidaron la fecha de vencimiento y la casa de empeño no esperó por ellos, así que cuando fueron a recuperar la prenda, ésta ya no les pertenecía.

El 51 por ciento comunicó que no tuvo dinero para pagar ni siquiera los intereses y eso ocasionó que no recuperaran la prenda. El 2 por ciento de los que perdieron la prenda dijeron que habían extraviado la boleta, consulte tabla 2.17. y gráfica 1 en este capítulo.

Tabla 2.17. Clasificación de motivos por los que se perdió la prenda empeñada.

Motivo Porcentaje Olvidó fecha de vencimiento 46.66 No tuvo dinero 50.66 Perdió la boleta 2.66 Total 100 Fuente: Encuesta directa.

En Anexos puede consultar las tablas 2.18., 2.19. y 2.20., en ellas se hace la clasificación por género, por casa de empeño y el motivo por el cual perdieron la prenda. Es interesante observar que está muy pareja la situación entre hombres y mujeres que han perdido la prenda empeñada como resultado de no tener dinero, olvidar la fecha de vencimiento y también por haber perdido la boleta; ya que de las dos personas que admitieron que habían perdido la boleta una es hombre y la otra, mujer. Asimismo, resulta útil ver cuál es la casa de empeño donde las personas perdieron la prenda. Por que, a través de la entrevista que se aplicó a las casas de empeño se encontró que algunas de ellas otorgan mayor plazo al estipulado en la boleta. Esto es así, sólo cuando la persona acude a la casa de empeño y expone la situación para que se le amplíe el plazo. Los clientes que perdieron la prenda desconocían quizás esa información.

La casa de empeño Rosales, es una donde hubo 5 personas que perdieron la prenda, cuatro mujeres y un hombre, tres mujeres perdieron la prenda por que no tuvieron dinero para recuperarla. No obstante, en la entrevista realizada al Sr. Millán expuso de manera verbal y también con pruebas, que él espera a los clientes días, incluso meses después de vencido el plazo de la boleta, siempre y cuando la persona se reporte. Por que dice que al negocio no le conviene que los clientes se queden sin herramienta de trabajo (las prendas).

Además, a la Casa de Empeño le resulta caro tener mercancía en aparador y hacer publicidad para venderla, así que cuando los clientes van por sus prendas sólo les cobra el interés pactado al plazo y no el interés por el tiempo que trascurrió después. Como prueba mostró varias boletas liquidadas a la fecha del día de la entrevista con fecha de vencimiento de varios días atrás, y efectivamente los clientes únicamente pagaron el interés de los tres meses de plazo. Quizás esta práctica le resulte favorable al negocio en el sentido de que los clientes se vuelven fieles, pero por otro lado comentó que el negocio tiene varios meses que opera con números rojos.

Casa Bazareño fue donde empeñaron 17 mujeres y 14 hombres que también manifestaron haber perdido la prenda. Esta empresa otorga 7 días hábiles a partir de la fecha de vencimiento antes de sacar la prenda a remate, así lo especifica por escrito la boleta (ver copia de boleta en Anexos).

Por otra parte, un hombre y una mujer que empeñaron en Hangar Joyero y Bazareño respectivamente, extraviaron la boleta y no pudieron recuperar la prenda en garantía. Ambas Casas de Empeño tienen la opción de recuperar la prenda. La persona que pierde la boleta hace un levantamiento oficial del extravío de boleta ante la Casa de Empeño, se pide que presente identificación oficial en original y copia, luego se procede a llenar un oficio que contiene descripción de la prenda, avalúo y todos los datos rescatados de la copia de la boleta que tiene la Casa de Empeño, así también, se incluye una leyenda que deslinda de cualquier responsabilidad a la Casa de Empeño. Una vez terminado el oficio se pide al deudor prendario que lo selle en la Policía Ministerial.

Por otro lado, tenemos que, 6 mujeres y 4 hombres dijeron que perdieron su prenda en Culiacán Casa de Empeño por que olvidaron la fecha de vencimiento, mientras que 7 mujeres y 6 hombres contestaron que no tuvieron dinero para recuperarla.

De la entrevista levantada a Culiacán Casa de Empeño se deduce que las personas que perdieron la prenda en esta casa de empeño, no tuvieron alternativa para recuperar la prenda, ya que, Culiacán Casa de Empeño no espera al cliente; si la prenda vence hoy, al día siguiente sale a remate.

En el caso en que el deudor prendario desee la prenda, tendrá que pagar el precio de venta por ella, el cual, siempre será superior al que hubiera pagado en la boleta, incluidos los intereses y los gastos de operación.

Gráfica 1.

Fuente: Datos primarios, tabla 2.17.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:
Google

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet