BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

Comunicación móvil y sociedad, una perspectiva global

Manuel Castells
Mireia Fernández-Ardèvol
Jack Linchuan Qiu
Araba Sey

 

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (472 páginas, 2.11 Mb) pulsando aquí

El juego del gato y el ratón: activismo político, vigilancia y tecnologías inalámbricas en la Convención Nacional Republicana, Nueva York, 2004

Del 30 de agosto al 2 de septiembre de 2004, el Partido Republicano celebró su Convención Nacional (RNC) con el trasfondo de los posibles disturbios que podrían causar los activistas contrarios a Bush. Los preparativos de la convención de Nueva York estuvieron marcados por los informes y rumores que señalaban la posibilidad de protestas espontáneas y por los preparativos de la policía y las agencias de seguridad para evitar tales incidentes.1117 En ellos se hacía referencia a la batalla de Seattle de 1999 cuando 40.000 manifestantes llegaron a la ciudad desde todo el mundo para protestar contra la política de la OMC (Organización Mundial del Comercio), protestas que acarrearon diversas escenas violentas y el fin de las reuniones de la OMC. Lo realmente interesante de dichos informes es que daban por sentado el papel fundamental que iba a desempeñar la comunicación móvil, no únicamente en las protestas sino en todos los aspectos de la convención. Durante la misma, efectivamente, se produjeron diversas protestas (noviolentas) que se coordinaron mediante la comunicación inalámbrica e internet y que acabaron con más de 17.000 detenidos. Al margen de ciertas interrupciones, la convención en sí no se vio afectada por las protestas. De hecho, tras la convención, el presidente Bush consiguió aumentar dos puntos en las encuestas (entre posibles votantes).1118 Aunque aún es pronto para evaluar el impacto a largo plazo de dichos acontecimientos, un examen preliminar pone de manifiesto que en este caso las tecnologías de comunicación inalámbrica sirvieron para mejorar la eficiencia pero no para provocar cambios.

Las protestas se iniciaron muy pronto, el 27 de agosto, y la mayor de ellas se produjo el 29 de agosto, una marcha organizada por un grupo contrario a la guerra de Irak: United for Peace and Justice. Aunque la policía no hizo público el número estimado de participantes, según los organizadores, la marcha reunió a unas 500.000 personas, la mayor protesta de la historia en el marco de una convención.1119 Los manifestantes, encabezados por destacadas personalidades como Jesse Jackson y el cineasta Michael Moore, desfilaron alrededor del Madison Square Garden, donde se celebraba la convención, lanzando proclamas en contra de Bush. Durante los cuatro días que duró la convención se produjeron otras protestas coordinadas mediante el uso de teléfonos móviles y mensajes de texto. Tal y como explicaba un periódico: «En Nueva York, durante toda la semana, miles de manifestantes hicieron uso de una asombrosa variedad de dispositivos inalámbricos para intentar esquivar a la policía, compartir planes y publicar noticias “sin censura”. Periodistas amateurs realizaron crónicas en directo a través del teléfono celular que se emitían en radios de internet. Los activistas distribuían mensajes de texto a multitud de colegas. Fotógrafos equipados con teléfonos con cámara transmitían imágenes de la policía grabando con vídeo a los manifestantes —escenas que fueron ignoradas por lo que denominaban “medios de comunicación corporativos”— y distribuyéndolas por internet a millones de personas.»1120 La comunicación inalámbrica, especialmente los SMS, tuvo un protagonismo fundamental como instrumento de coordinación de las actividades de los manifestantes y como medio para enviar comunicados sobre las actividades que se estaban produciendo, por ejemplo, encuentros espontáneos o arrestos de la policía, al menos desde la perspectiva de la cobertura informativa de las protestas. Así, los mensajes de texto se usaron para convocar una concentración espontánea el 11 de septiembre en el muelle donde la policía retenía a los manifestantes detenidos.1121 Otras personas utilizaron los mensajes de texto para decidir a qué manifestación acudir o para evitar los «puntos conflictivos» donde la policía estaba tomando posición de forma violenta. Especialmente importantes fueron los mensajes que alertaban sobre el lugar donde se encontraba la policía y de si estaban deteniendo a manifestantes, tal y como recoge la siguiente muestra de alertas del servicio de mensajería de texto «TextAlerts»: de: TextAlerts (31.8.04 5:59PM) presencia policía montada en biblioteca pública: 3 arrestados hasta ahora, es posible que más. manifestantes huyendo de: TextAlerts (31.8.04 6:41PM) Todo el mundo en calles 34 y 6 está siendo arrestado de: TextAlerts (31.8.04 7:02PM) gran presencia policial entrando en herald square desde el sur de: TextAlerts (31.8.04 7:21PM) policía planea acorralar todo los manifestantes en herald square y arrestarlos: salida sólo hacia el sur y metro de: TextAlerts (31.8.04 7:26PM) 16 entre Irving y union sq gente apaleada por la policía de: TextAlerts (31.8.04 7:31PM) en la 28 y bwy herald sq union sq madison sq pk enfrentamiento total y actividad policial en todos los lugares de: TextAlerts (31.8.04 7:32PM) en la 16 y 34 gente apaleada mientras esposada de: TextAlerts (31.8.04 8:48PM) área conflictiva desde la 27 y park a la 28 y bwy arrestos y demás de: TextAlerts (1.9.04 3:39PM) Por favor, que responda cualquier persona que presencie arrestos/abusos policiales Interés periodístico.

FUENTE: Rubin (2004).

Las previsiones realizadas antes del inicio de la convención sobre las actividades de los manifestantes resultaron acertadas hasta cierto punto, pero también exageraron el papel potencial de la comunicación inalámbrica a la hora de crear contratiempos importantes a la propia conferencia. En general, las protestas tuvieron un amplio seguimiento pero no fueron decisivas. Y las razones que lo explican son muy diversas. En primer lugar, el uso de la comunicación inalámbrica como instrumento de protesta era tan obvio que ya había sido incorporado a las estrategias de las fuerzas de seguridad. Por este motivo, los propios servicios de seguridad utilizaron técnicas de monitorización inalámbrica tales como vídeo cámaras en miniatura que transmitían imágenes desde los lugares donde se encontraba el personal de seguridad hasta centros móviles de control.1122 El personal de seguridad también se infiltró en las reuniones de planificación de los manifestantes y monitorizó los mensajes de texto y otros tipos de servicios de comunicación utilizados por los activistas.1123 Por ejemplo, durante la convención, los activistas que utilizaban la página web de indymedia para enviar mensajes no tardaron en darse cuenta que la «policía estaba tras ellos». Por tanto, «las llamadas a la “acción directa” sólo permanecían colgadas durante un par de minutos y se utilizaban palabras codificadas para señalar el lugar».1124 En segundo lugar, al contrario de algunas protestas radicales que se generan de forma espontánea como las que hemos analizado anteriormente, en el contexto de la RNC existía un alto grado de gestión centralizada por lo que se refiere a los usos de la comunicación inalámbrica. La mayoría de las protestas y de las estrategias de protesta estaban cuidadosamente planificadas, algunas incluso con un año de antelación.1125 Además, los grupos de protesta tuvieron que solicitar un permiso para poder manifestarse; 29 grupos lo obtuvieron.1126 Tanto el lugar como el recorrido de la manifestación fue fijado en detalle,1127 y cada protesta fue controlada de cerca por la policía. En general, los que intentaron iniciar una protesta sin el permiso necesario acabaron siendo arrestados por reunión ilegal, y, de todos modos, su número nunca fue lo suficientemente importante como para cambiar el tono general de la protesta. A pesar de que miles de manifestantes se reunieron en Central Park tras la marcha del 29 de agosto, desafiando la decisión judicial que no permitía protestas en dicha zona, no existen indicios de que esta concentración tuviera consecuencias importantes para el desarrollo de la convención.

Otro ejemplo de gestión centralizada fue el uso de sistemas para el envío de mensajes de texto especialmente diseñados para la ocasión, tales como el Ruckus; el TxtMob (probablemente el servicio más conocido usado en la RNC), específicamente diseñado por el Institute for Applied Autonomy para que los activistas pudieran enviar mensajes durante las convenciones de los partidos Demócrata y Republicano, o el MoPort, que permitía el envío de imágenes de las protestas desde dispositivos móviles y su descarga a través de internet. El objetivo de MoPort era «reunir la diversidad de fuentes en un trabajo informativo colectivo».1128 Dada la falta de un estándar común en EE.UU., es posible que existiera la necesidad de unos servicios de organización centralizados que permitieran a la gente enviar mensajes de texto a diversas redes telefónicas. Aunque es evidente que estos servicios consiguieron coordinar a comunidades con ideologías similares para llevar a cabo determinadas acciones, no tuvieron el carácter de los mensajes de texto de persona-a-persona basados en las relaciones interpersonales porque los usuarios debían registrarse para enviar o recibir mensajes a través del servidor del proveedor del servicio. Casualmente, durante un cierto periodo de la convención, los usuarios de TxtMob informaron de algunos problemas a la hora de recibir mensajes. Dado que el proveedor del servicio no dio ningún tipo de explicación, empezaron a circular rumores sobre posibles conspiraciones, y en concreto que algunas empresas de telefonía móvil (T-Mobile y Sprint) estaban bloqueando deliberadamente los mensajes. Según la teoría más reciente, el problema debió producirse por culpa de un filtro de spam que bloqueaba los mensajes que salían de un solo servidor y que iban dirigidos a más de 100 personas.1129 El bloqueo impidió una concentración relámpago organizada por la coalición Acción A31, en parte porque los participantes potenciales desconocían el lugar desde donde ésta iba a iniciarse, aunque no se sabe por qué no se utilizaron otras formas de comunicación como, por ejemplo, las llamadas de móvil. Este ejemplo ilustra las limitaciones de la tecnología de la comunicación, especialmente de los sistemas centralizados.

La energía de las protestas también se vio afectada por el hecho de que involucraba a diversos grupos cada uno con sus propios intereses: desde grupos contrarios a la guerra hasta defensores de los animales o en defensa del aborto. Evidentemente, la convergencia de todos estos grupos en un solo lugar contra una institución política central disponía de una fuerza formidable. Pero, al mismo tiempo, en estas manifestaciones no existió un objetivo común, como sí existió en otras protestas que provocaron cambios inmediatos. La única explicación razonable es la aparente falta de objetivos concretos. Con las elecciones todavía muy lejanas en el tiempo, sin posibilidad de móvilizar el voto contrario a Bush, ni tampoco de influir en la nominación de éste como candidato del Partido Republicano para 2004, las protestas perseguían objetivos como «reconquistar la integridad de nuestro país... reconquistar nuestra autoridad moral... extender la prohibición sobre las armas de asalto... más policías en las calles...más seguridad... un plan para abandonar Irak»1130 o como expresaba un manifestante: «queremos asumir el mando y llegar a la gente adecuada e influir en ellos para seguir adelante y extender el mensaje de que este gobierno es corrupto».1131 Parece que, por lo visto hasta ahora, el uso de la comunicación inalámbrica en EE.UU. no ha tenido efectos visibles sobre los acontecimientos políticos. Aun así, la existencia de un trasfondo social crítico puede influir en la evolución del pensamiento individual y del comportamiento político. De hecho, si el objetivo de los manifestantes era hacer oír su voz de forma pacífica durante la celebración de un acontecimiento político de gran magnitud, además de evitar los enfrentamientos directos con la policía, podemos concluir que las protestas fueron un éxito. De todos modos, no tenemos prueba alguna que demuestre el impacto directo sobre el propio proceso político.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet