BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

 

MÉXICO EN LA ALDEA GLOBAL

Coordinador: Alfredo Rojas Díaz Durán

 

 

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse la tesis completa en PDF comprimido ZIP (155 páginas, 733 kb) pulsando aquí

 

 

 

EN BUSCA DEL NUEVO PERFIL HUMANO DE LOS MEXICANOS (LO CULTURAL)

La angustia crítica en que viven hoy todos los hombres es, en gran medida, el resultado de esa zona interfacial que existe entre una cultura mecánica, fragmentada y especializada en decadencia, y una nueva cultura integral, completa, orgánica y trascendente.

Un nihilismo placentero. La economía del mercado y la democracia liberal no forman un circuito cerrado, sino que se arraigan en el humo, en los presupuestos culturales donde se despliegan en íntima interacción. Las cuestiones del “Estado”, del “mercado”, de los “espacios públicos”, de las “nuevas dinámicas sociales”… se enraízan hoy en una gigantesca crisis cultural que sacude a todo Occidente. Nuestra actualidad está marcada por la crisis de modelos, vigencias culturales, utopías y hábitos de raíz iluminista. Las horribles tragedias sufridas - en la historia del siglo XX, han llevado a una revisión radical de la pretensión racionalista de ordenar todo el mundo y la sociedad mediante la ciencia, suscitando un progreso histórico indefinido.

Pues bien, el humanismo occidental ha enseñado que todo hombre lleva consigo una fuente interior que lo constituye como sujeto y lo autoriza a juzgar el mundo, que todo hombre es una conciencia y que esta conciencia es irreductible a las instituciones. Donde rige una conciencia existe una barrera al dominio del hombre sobre el hombre, a la arbitrariedad humana, a todo despotismo. La destrucción de la conciencia es el verdadero presupuesto de una sujeción, de un dominio totalitario.

Ni la concentración del poder financiero, tecnológico y mediático, ni la deriva individualista en las condiciones de una libertad desarraigada de toda tensión hacia la verdad y disociada por lo tanto de una real responsabilidad, ni el aferrarse a exaltaciones fundamentalistas —sean étnicas, nacionalistas o religiosas— se presentan como fundamentos sólidos para la construcción de una morada más humana para las personas y los pueblos. Por ello, partimos de los siguientes principios y valores: La dignidad trascendente de la persona humana. La defensa y la promoción de la singular dignidad de la persona humana, en su irreductiblidad ontológica a las condiciones materiales y biológicas de su existencia y a las instituciones de la sociedad, aparece hoy más que nunca como cuestión capital. Tarea crucial es la de la “salvaguarda de la dignidad trascendente” de toda persona, jamás reducida a “partícula de la naturaleza o elemento anónimo de la ciudad humana”. Se trata de verificar siempre el primado real de cada persona —sujeto y fin, jamás un simple “medio”— sobre toda institución social, anterior y superior al Estado, así como el respeto y realización de sus derechos originarios, inviolables, que descienden directamente de su propia naturaleza racional y libre. Ello es más importante cuanto que la realidad contemporánea dispone ante la amenaza de la destrucción de la persona.

Subsidiariedad y participación. Ahora bien, esta dignidad de la persona arriesga situarlo en la abstracción si no se tiene en cuenta la articulación real de su experiencia, en cuanto ser que se realiza en la relación, en la colaboración y comunión con los otros, sea en el matrimonio y la familia, sea en el trabajo, sea en el tejido social y cultural de la nación. Por eso mismo, la libertad humana resulta verdaderamente garantizada, si son respetados los derechos fundamentales de asociación y de construcción social, según las exigencias de la subsidiariedad y la solidaridad.

La abstracción que está implicando y desplegando en los procesos institucionales fundamentales sobre los que reposa la modernidad —el mercado capitalista, el estado burocrático, la economía tecnificada, la gran ciudad, los medios de comunicación de masas…— ha llevado, a nivel social, a un debilitamiento progresivo, si no a la destrucción de comunidades concretas y relativamente coherentes en las que los seres humanos habían experimentado la riqueza concreta de su vida y encontrado solidaridad y sentido a lo largo de la historia.


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet