BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

 

LOS CONDICIONANTES EXTERNOS EN LOS PROCESOS DE INTEGRACIÓN
El rol de Estados Unidos de América ante los casos europeo y latinoamericano


Eduardo Rivas

 

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (443 páginas, 96.329 kb) pulsando aquí

 

Europa comienza a caminar su propio camino

Europa, en tanto, contando con gobiernos con mayor solidez y una situación económica drásticamente diferente, pudo aprovechar estos cambios internacionales para soltar la mano estadounidense.

Sin lugar a dudas el hecho que muestra el cambio de rumbo es el “proyecto Spinelli” presentado por el diputado italiano Altiero Spinelli el 14 de febrero de 1984 (1). Desde su escaño en el Parlamento Europeo, Spinelli proponía la creación de una Unión Europea, dando un salto cualitativo en la historia europea, pues significaba impulsar una unión política que iba más allá de la unión económica en vigencia, y además, en este proyecto se preveía la creación de la ciudadanía europea, lo cual era, a todas luces, un salto importantísimo en la construcción europea. Si bien este proyecto no fue aprobado por los Estados miembros y debió aguardar un tiempo para poder ser llevado adelante, era una clara muestra de que Europa ya no estaba dispuesta a hacer lo que le dijeran.

La firma del Acta Única Europea (AUE) (2) en 1986, de la que también tomaron parte Grecia, Portugal y España quienes ya se habían incorporado a las Comunidades Europeas (3), también significó un gran avance, sobre todo en términos económicos y financieros, pues sentó las bases del Mercado Único. Éste se consolidó con la llegada a la presidencia de la Comisión Europea del ex Ministro de Economía galo Jacques Delors.

Desde su puesto comunitario, Delors impulsó el Mercado Único y la Unión Económica y Monetaria (UEM), lo que dio un impulso impresionante a la construcción europea. Pero no fue la economía su único punto de interés, ya que impulsó un tema hasta entonces desatendido por la Comunidad, la cuestión social; lo que le provocó agrios enfrentamientos con la “Dama de Hierro” británica, Margaret Thatcher. Defensora a ultranza del neoliberalismo, llegó a rechazar el proyecto argumentando que “No hemos hecho retroceder las fronteras del Estado (4).

Estos ejemplos, el “proyecto Spinelli”, el AUE y la Carta Social de Delors, fueron los caminos que eligió Europa para comenzar a escribir su propia historia.

Esto era posible porque contaba con un entramado socio-estatal respaldado por el Estado de Bienestar, que podía asegurar a sus ciudadanos el acceso a determinadas prestaciones básicas. En América Latina esto no ocurría así, por ello, entre otras cosas, los cambios ocurridos en el sur, a la hora de avanzar hacia un mercado único, fueron mucho más complejos.

Quizás la última vez que EUA “decidió” por Europa fue en octubre de 1986, cuando en Reyjkiavik, Islandia, se reunieron el presidente estadounidense Ronald Reagan con su par soviético Mikhail Gorbachev. Ambos sorprendieron al mundo al lanzar propuestas de desarme nuclear, en especial de los denominados “euromisiles” que ambas potencias tenían desplegados en el continente europeo.

Pero no fue la única sorpresa con la que se encontraría Europa. El 9 de noviembre de 1989 desaparecía uno de los mayores símbolos de la Guerra Fría, caía el Muro de Berlín. Con piquetas y martillos, los berlineses abrieron boquetes en los kilómetros de placas de hormigón que dividían su ciudad en dos sectores irreconciliables. Los portones se abrieron y la vieja capital prusiana volvió a ser una. En los meses siguientes, como en un efecto dominó inesperado, comenzaron a caer los regímenes del socialismo real en Europa del Este: para 1991, ni la URSS existía.

Este hecho llevó a autores como Francis Fukuyama a hablar del “fin de la historia” (5), pero la historia no había terminado, ni terminará.


1. Altiero Spinelli ya había presentado un proyecto de Unión Europea cuando en agosto de 1941 presentó el Manifiesto de Ventotene.

2. Los rasgos más significativos del AUE son: la inserción del Consejo Europeo en las estructuras de los Tratados constitutivos; la agilización de los procesos de toma de decisión, a través de incorporar la mayoría cualificada; el impulso a la “Europa sin fronteras”; la cooperación en orden a una Unión Económica y Monetaria; y la regulación, por primera vez en un Tratado, de la cooperación política europea en materia de política exterior.

3. Grecia ingresó en 1981 mientras que Portugal y España lo hicieron en 1986.   en Gran Bretaña como para aceptar verlas repuestas a nivel europeo a través de un superestado europeo, ejerciendo su dominio desde Bruselas”90.

4. THATCHER, M., Colegio de Europa, Brujas, Bélgica, 20 de septiembre de 1988.

5. Para Francias Fukuyama, el concepto de “fin de la historia” es “el punto final de la evolución ideológica humana y la universalización de la democracia liberal occidental como la forma final de gobierno de la humanidad”. FUKUYAMA, F., The enf of history?, The National Interest N° 16, Washington, Summer 1989, página 3. http://www.nationalinterest.org/

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet