Un Aroma sin olor
BIBLIOTECA VIRTUAL de Derecho, Economía y Ciencias Sociales

 

URUGUAY UN DESTINO INCIERTO


Jorge Otero Menéndez

 

 

Esta página muestra parte del texto pero sin formato.

Puede bajarse el libro completo en PDF comprimido ZIP (486 páginas, 2.04 Mb) pulsando aquí

 

 

 

 

Un Aroma sin olor

Tengamos en cuenta, por lo pronto, cómo las cosas vienen presentándose: Nos falta aún – lo dijimos - el segundo “tropezón” brasileño, tan anunciado como el primero y tan desatendido en sus antecedentes como el anterior. Referimos como primero al que tomó forma de devaluación doce días después de asumir Fernando Henrique Cardoso su segundo mandato presidencial, en enero de 1999, pero en el que la economía brasileña registraba un déficit fiscal análogo al ruso.

¿Dónde se alimenta nuestra preocupación actual respecto al futuro del Brasil?

Fernando Henrique Cardoso, como ministro de Hacienda de Itamar Franco, sucesor de Fernando Collor por ser el vicepresidente de éste, registró lo más altos índices de inflación mensual de su país; vio caer el Brasil, ya como jefe de Estado, del lugar 8 al 12 en el ranking de naciones industrializadas, dejándolo a ese respecto en un notorio cuesta abajo: la participación brasileña en el comercio mundial retrocedió del 1.5% al 0.8% y, en el último año, el aporte del país en la investigación científico decreció su participación mundial en un 12%. Asimismo, el desarrollo económico del Brasil, durante el lapso del desempeño de su administración ha sido prácticamente nulo si tomamos en cuenta el crecimiento demográfico del país.

Tal vez el indicador mas claro de la acción gubernamental – en tanto ésta suponga una elemental previsión de la marcha de la cosa pública y de un accionar acorde a la misma – lo encontremos en lo ocurrido en el plano energético. Se sustituyó en los hechos la generación de energía hidroeléctrica por la térmica – pese a no tener Brasil las mismas reservas de agua que de gas o de petróleo – lo que supuso una caída del PBI de 2%, un aumento sideral de tarifas y cortes de suministro energético que la paciente población ha soportado hasta el olvido.

La gestión administrativa, en su primer mandato, significó un déficit en cuenta corriente (las divisas que ingresan y egresan por compra y venta de mercaderías, los servicios que le son anejos, en fin) de 190 mil millones de dólares.

No ha sido por casualidad que, desde 1998 hasta su terminación, recibió el gobierno de Fernando Henrique Cardoso casi 90 mil millones de dólares en préstamos del Fondo Monetario Internacional.

Cabe recordar que Brasil es de los países del mundo con mayor tasa de inflación. Rusia, Argentina, Turquía se encuentran con índices mejores al Brasil “socialdemócrata y anti-populista”, según la definición de la ex administración respecto a su propia orientación.

Asimismo, la rentabilidad patrimonial media de las 500 mayores empresas con acciones en la bolsa de valores, de 1995 hasta 2001 fue de 1,58%. La de los bancos, por su parte, fue de 13,22%. El ahorro, que alcanzó una tasa del 39,74% en 1995, cayó a 12,24% en 1999 y el año pasado rindió 8,59%. Y mientras el 10% de las grandes empresas se encuentran al borde de la quiebra, el promedio de ganancia de los Bancos es de 83%. De cualquier modo, existen grandes conglomerados con beneficios considerables. Es el caso de Santa Cruz, con una rentabilidad patrimonial estimada para el año 2002 de 57,25% y la Brahama/Amvbev en 34,04%[i].

En materia impositiva, el gobierno de Cardoso tampoco ha dejado de trabajar con eficacia para la generación del malestar colectivo, recogido en el saqueo a supermercados, el aumento de la violencia y de los índices de desocupación.

Antes del golpe de estado de 1964 la carga tributaria de los brasileños giraba en torno al 18% del producto bruto interno. Cuando la dictadura militar, el nivel subió al 25% y el Plan Collor lo estableció en un nivel no lejos del 30%. Una vez Cardoso en el poder, ha continuado incrementándose: En 1997, el año anterior al acuerdo con el FMI, la carga impositiva era de 29,03%. En el 98, subió al 29,74%, en el 99 alcanzó el 32,15% y en el 2000 el 32,95%. En el 2001 logró que llegara al 34,36%, previéndose que éste año (2002) continuará en aumento[ii].

Se coincidirá, pues, que ser un reconocido docente de sociología y de un solidarismo hacia aromático no necesariamente deriva en un buen administrador público.

El gobierno de Cardoso fue lo que el neo liberalismo denomina instrumentador de políticas responsables .... , en contraste al que podría llevar adelante uno que recogiera, por ejemplo, la tradición “trabalhista”, que les causa tanto escozor en esos mismos sectores.

Todo esto ha llevado, en última instancia, a un cuadro de agravamiento de la pobreza, en una república cuyo sector más poderoso económicamente parece especializado únicamente en saber como acrecentarla.

¿Se piensa, acaso, que no tendrá consecuencias el otro gran logro de la administración Cardoso por el que el endeudamiento público alcanzó el 62% de su PBI? Y ello pese a vender 36 empresas estatales por las que obtuvo 21 mil 600 millones de dólares.

Ante este panorama, que en el mejor de los casos supone que el Brasil llegue a crecer efectivamente algo en no menos de cuatro o cinco años, ¿cómo es posible escuchar de líderes políticos uruguayos la idea que el desarrollo de nuestro país puede depender del Brasil? Que Brasil financie alguna actividad; que sea el mercado natural para la compra de algunos de nuestros productos no por ello lograremos salir del estado actual de cosas.

Esto no supone descartar la posibilidad que Brasil viva un situación análoga a las que incentivó el que es hoy uno de los personeros del gobierno, cuando se desempeñó como presidente, me refiero a José Sarney. No dejarán de ser, sin embargo, efímeros fulgores.

¿Es necesario recordar que por el Índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas Brasil ocupa el lugar 73, detrás de Argentina y Uruguay y que en materia de concentración de rentas sólo es superado por algún país africano?

¿Y ésta va a ser, con su actual planteamiento económico, la locomotora – con marcha de “zorra de mano” - que reactivará al alicaído MERCOSUR? Pregunta ésta última que queda formulada aún cuando es claro la política exterior brasileña carece de ese sentido.

Tiene más posibilidades de ir Brasil hacia un quebranto que de ser un impulsor económico del Cono Sur. Sobre todo en esta época de aversión al riesgo - nuevo eufemismo que intenta disimular el fracaso del pensamiento neo anarquista - que parece haber ganado a los inversores centrales de este mundo globalizado. Actitud que no es otra cosa sino la justa percepción que del daño infringido a estas economías sólo puede aparecer una política compensadora de la misma.

El ex ministro del gobierno militar brasileño, el diputado Delfim Netto, comentó recientemente respecto de la administración Cardoso[iii]: ''O Fernando Henrique terminou o primeiro mandato com uma enorme crise cambial, teve que ir às pressas ao Fundo Monetário prometer US$ 41 bilhões, senão não havia sido eleito lá em 1998. Porque se ele tivesse desvalorizado antes, ninguém poderia imaginar que ele iria se reeleger. O Fernando Henrique terminou o primeiro governo com uma enorme crise e termina o segundo mandato com uma fantástica crise. E deixa para o próximo uma herança muito pior do que isso, do ponto de vista econômico. Ele deixa uma herança terrível. Um desemprego monstruoso, como nunca se viu. Um crescimento medíocre, como nunca se viu. Uma acumulação de dívidas fantástica que torna tudo muito difícil. É a acumulação que torna tudo muito difícil a administração econômica do país''.

[i] La información surge del análisis efectuado por el diretor técnico de la Associação Brasileira de Analistas do Mercado de Capitais (Abamec), Carlos Antônio Magalhães, publicado por Sonia Araripe, editora de Economía del Jornal do Brasil. 

[ii] Los datos son oficiales, divulgados por la Receita Federal. 

[iii] Jornal do Brasil . 15/10/2002

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet