Evasión Fiscal: Un problema a resolver

David F. Camargo Hernández
 

BREVES CASOS DE EVASIÓN Y CORRUPCIÓN TRIBUTARIA, ADUANERA Y CAMBIARIA .

(Dramatizados)
¿Qué modalidades y casos de evasión conoce?.

Son muchas las maneras como se evade, entre ellas se pueden enumerar las siguientes: la pérdida de libros contables no justificada debidamente, la omisión de ingresos, el aumento de gastos e inventarios sin los debidos soportes (omisión de activos o inclusión de pasivos inexistentes), y la creación de descuentos o deducciones ficticias (facturas falsas), entre muchas otras.

Se podría decir que existe toda una red de funcionarios ubicados en cargos importantes, que hacen que algunas practicas evasoras progresen por cuanto tienen la potestad para colocar en lugares de interés a personas de su entera confianza obteniendo buenos dividendos, no hay que desconocer que están involucrados personajes de la vida pública, que se encargan de colocar trabas para hacer que dichas practicas corruptas prevalezcan, porque además de obtener beneficios económicos, ubican a sus cuotas políticas en cargos transitorios (temporales), manteniendo un proceso de rotación permanente que los sustente en el poder.

A continuación se exponen algunos casos de evasión tributaria, aduanera y cambiaria, que se han presentado o se presentan con alguna frecuencia, a pesar de los modernos controles que ejerce la administración tributaria para evitar que tales prácticas prosperen, ya que gracias a la complicidad de funcionarios tanto públicos como del sector privado de alto y mediano rango, la hacen viable ingeniándose novedosos métodos para no ser descubiertos. Es necesario aclarar que el lenguaje utilizado para la presentación de dichos casos es muy sencillo para una mejor comprensión, evitando en lo posible profundizar con tecnicismos.

Caso 1. Favor por favor es una conducta de lo peor.

Este caso se presenta cuando el empleado de confianza de alguna compañía, es presionado por su jefe para que lo ayude a evadir sus obligaciones fiscales y como éste se niega a hacerlo es despedido, dándole motivos para que lo denuncie ante la entidad fiscalizadora.

Dramatizado:

Una mañana Leoncio Gravamen salió como de costumbre muy temprano en busca de trabajo, llevaba semanas en esa penosa labor y en vista de que no conseguía ocuparse en su profesión como contador, porque el ser profesional era una limitante, decidió ocultar su preparación y dedicarse al comercio callejero adquiriendo formularios tributarios en el mercado, para revenderlos ofreciendo al mismo tiempo asesorías profesionales.

Cierto día fue abordado por un hombre que necesitaba con suma urgencia presentar una información de carácter fiscal y Leoncio le prestó sus servicios. El hombre regresó al poco tiempo para agradecerle porque sin su ayuda no habría podido cumplir a tiempo con sus obligaciones fiscales sin ser sancionado, ofreciéndole trabajo en una compañía de su propiedad. Leoncio aceptó encantado. Cuando llevaba tres meses de laborar allí, su jefe lo mandó llamar y le dijo: Leoncio, usted es una persona que ha demostrado ser muy eficiente en el tiempo que lleva con nosotros y creo que es alguien en quien se puede confiar, por eso le solicito su ayuda para solucionar un inconveniente que se nos ha presentado en los balances de la empresa. ¿De qué se trata? Preguntó Leoncio. Su jefe se quedó mirándolo por un momento luego le dijo: quiero que me ayude a ajustar la contabilidad. ¿De qué forma?. Cambiando algunas cifras que no concuerdan. ¿Tiene soportes?. No, pero se pueden llenar unos formatos que tengo para que coincidan con el consecutivo. Señor eso es ilegal (se rehusó a hacerlo). Ante su negativa a los pocos días fue relevado del cargo que ocupaba a uno de menor rango, hasta cuando su jefe halló un pretexto para despedirlo. Leoncio regresó nuevamente a su antigua labor no sin antes denunciarlo siendo investigado y sancionado por "adulterar" la contabilidad al omitir ingresos.

Caso 2 : EL tramposo termina siendo descubierto por alguien más ingenioso.

Hay empresarios que se valen de la tecnología para ocultar información, que por efecto de su misma actividad deben mantener disponible. Para tal fin contratan expertos en informática, quienes colocan claves secretas para restringir el ingreso a archivos en los discos duros, siendo dificultoso detectarlos. Sin embargo en oportunidades se logran evidenciar gracias a la denuncia de quienes por alguna circunstancia han sido despedidos de las compañías y tienen conocimiento de cómo acceder a dicha información.
Dramatizado:

A don Computín se le conoció como el genio del fraude porque utilizaba los sistemas informáticos con claves secretas, para llevar doble contabilidad de su empresa. Cuando recibió la inspección de los funcionarios del ente fiscalizador y revisaron su servidor, no hallaron evidencia de alguna anomalía, porque la información estaba muy bien oculta en archivos de programa. El contador de la empresa era el único que tenía conocimiento del fraude, sin embargo don Computín había tenido cuidado en no enterarlo de las claves. En cierta ocasión se presentó una discusión muy fuerte entre los dos y el contador fue despedido dando pie para que lo denunciara ante la administración tributaria, y aunque ignoraba las claves sabia el nombre del archivo y la ruta donde se hallaba, facilitando dicha información. Don Computín recibió nuevamente la visita del ente fiscalizador confiado en no ser descubierto y aunque no colaboró, los ingenieros investigadores lograron descifrar las claves y don Computín fue sancionado con toda severidad. En este caso el evasor no hubiera sido desenmascarado de no ser por la ayuda del contador, quien no solo lo denunció sino que dio algunos indicios que permitieron evidenciarlo frente a las autoridades fiscalizadoras.

Caso 3: Una mala atención desenmascara al defraudador.

Caso en el cual no se da adecuada atención a un consumidor que se acerca a un almacén a efectuar una reclamación por algún producto que ha adquirido, el cual presenta deficiencias, siendo denunciado su propietario ante la administración tributaria por expedir recibos a cambio de facturas.

En cierta oportunidad un comerciante de electrodomésticos fue denunciado ante la administración tributaria por un cliente, que compró un producto en dicho almacén, el cual salió defectuoso y al ir a pedir cambio no lo aceptaron. El usuario indignado lo acusó de no expedir factura, situación que no se hubiera presentado si su reclamación hubiera sido atendida, al fin y al cabo al usuario no le interesaba la factura sino que el producto fuera cambiado o le reintegraran el dinero.

Los funcionarios fiscalizadores atendieron la denuncia no sin antes reconvenir al usuario por no solicitar la factura, luego hicieron seguimiento a varias personas que se acercaron a comprar, interrogándolos sobre la expedición de la factura y al corroborar que el propietario dell establecimiento entregaba recibos de caja y de vez en cuando tal cual factura, lo abordaron en su domicilio fiscal y le impusieron una sanción sugiriéndole que corrigiera su comportamiento. Este fue uno de los casos en que por una mala atención fue detectado el evasor.

Dramatizado:

Buenas tardes. ¿Qué vale éste equipo de sonido?- el vendedor lo enteró del precio- ¿me hace la demostración por favor?. Por supuesto que sí. –Lo hizo funcionar entregándole un recibo por el valor de la mercancía comprada. – El usuario llegó a su casa, lo ensayó en compañía de su familia sin ningún inconveniente. Transcurridas varias semanas uno de sus hijos lo fue a prender y no funcionó. Papá el equipo se dañó. ¿Cómo así que se dañó si lo acabamos de comprar?. Voy a que lo cambien.-Salió rumbo al almacén- buenos días señor, vengo a devolver este equipo que compré hace varias semanas y no funciona. – Me da pena pero aquí se le hizo la demostración el día que lo adquirió y funcionaba. ¿Entonces para qué es la garantía?. Lo siento pero no puedo hacer nada. ¿Por qué?. La garantía no opera sino por quince días. ¿Entonces quien responde?. No se. ¿Dónde está el propietario? El no se encuentra. ¡Estafadores voy a denunciarlos!- se retiró indignado del almacén con los resultados conocidos.

Caso 4: Cuando alguien es "delatado", no hay amistad, no hay nada, cada cual coge por su lado.

Caso en el que un contribuyente es allanado en su domicilio fiscal por evadir impuestos, gracias a la denuncia instaurada ante la administración tributaria por alguien interesado en que fuera descubierto y al enterarse los demás comerciantes del sector corren a ocultar las evidencias que los comprometa.

Un propietario de almacenes que comercializaba partes para vehículos fue denunciado por no facturar. Una vez recibió la visita de los funcionarios fiscalizadores, los demás comerciantes del sector se enteraron de lo que estaba sucediendo y procedieron a ocultar las evidencias que los harían objeto de sanción en el evento de ser investigados. El comerciante visitado protestaba porque lo investigaban únicamente a él y no a otros que también tenían sus "culpas", los funcionarios fiscalizadores lo invitaron a que los denunciara.

Cuando se investiga a un evasor los demás se ponen al corriente ocultando las pruebas. En este caso la denuncia puede venir de la competencia o de algún usuario que se ha visto afectado en sus intereses.

Dramatizado:

Señor Pérez venimos de la administración tributaria a efectuar una inspección. ¿Y por qué a mi?. Nos hemos enterado de presuntas anomalías de carácter tributario y queremos verificar si son ciertas. Yo estoy pagando cumplidamente mis impuestos. No se preocupe, nosotros verificamos la denuncia y si es infundada no hay problema. Al rato de iniciar la diligencia llamaron al propietario. Señor Pérez hemos encontrado pruebas de que usted no está cumpliendo correctamente con sus obligaciones fiscales. ¿Por qué dice eso?. El funcionario le explicó mostrándole algunos documentos. ¿Qué debo hacer entonces? (se puso pálido). Corregir . Y porqué solo a mi, ¿cómo al dueño de la bodega de la esquina no lo investigan?. ¿Evade?. Claro que sí. Entonces instaure la denuncia. Que saco con eso si a estas alturas ya tuvo que haberse enterado de su visita a mi compañía y debe haber ocultado las pruebas. Además ustedes no lo van a investigar en este momento, ¿ no es cierto?. Así es señor Pérez, se requiere primero formalizar la denuncia para obtener una orden de allanamiento. Ya para qué –dijo el señor Pérez con disgusto. Los funcionarios levantaron el acta respectiva citando al contribuyente a la administración tributaria para fijar el monto a corregir y se retiraron del lugar.

Caso 5: El evasor utiliza la modalidad del traspaso como forma de evitar el fracaso.

Se trata de aquella denuncia instaurada ante la entidad fiscalizadora por un usuario en la cual manifiesta que hay una empresa que evade impuestos. Cuando los funcionarios van a investigar se llevan la sorpresa que el propietario ha cedido sus instalaciones a otra persona que realiza la misma actividad quien ha cambiado la razón social, sosteniendo vínculos económicos no registrados con su anterior dueño. En este caso el evasor se libra del registro del inmueble, pero se continúa con la investigación.

Es de esperarse que el presunto evasor de un paso en falso y evidencie las actividades que ejerce en compañía de otros, o sea propietario de algún bien para embargarlo, viéndose abocado a una muerte financiera.

Dramatizado:

Disculpe señor, ¿ésta es la empresa “X”?—dijo un funcionario de la administración tributaria al vigilante de una compañía-. No señor esta es la empresa “Z”. ¿ el gerente es don Calixto? . No señor. Entonces ¿cómo se llama el gerente?. Don Segundino. Permítanos hablar con él. Sigan. Gracias.– ingresaron.- Buenas tardes don Segundino, cuéntenos que sabe usted de la empresa “X”. Ellos se fueron de aquí hace varios meses. Pero ustedes desarrollan la misma actividad. Si señor, lo que pasa es que compramos la empresa. Permítanos el documento que lo acredita. Con mucho gusto aquí está. Gracias. ¿Sabe donde se encuentra don Calixto?. No señor. Gracias. – Verificaron que la papelería no correspondiera a la empresa denunciada y al no encontrar ningún indicio que los comprometiera procedieron a levantar el acta respectiva. El operativo había fracasado. Una vez salieron, comentó uno de los funcionarios: para mi que el propietario trabaja con él. Yo creo lo mismo, vamos a seguir investigando y si encontramos un vínculo económico lo embargamos. Entre tanto don Segundino dialogaba con su hombre de confianza: los pudimos burlar, ahora mismo voy a llamar a mi socio don Calixto para que en lo sucesivo tenga más cuidado porque están tras sus pasos.


Caso 6: El rufián su patrimonio quiere ocultar.

Es el caso de aquel empresario que fracciona su capital representado en alguna compañía que por su volumen de ventas cumple con los topes de tributación establecidos y para evitar el pago de impuestos sugiere que sus empleados constituyan sus propias empresas para que sigan trabajando con ellos sin modificar las condiciones salariales. Ante esa situación la autoridad fiscal no puede hacer nada mientras no infrinjan abiertamente las normas.

Dramatizado:

Otoniel, el negocio de peluquería está creciendo mucho y nos acercamos a topes que nos obligan a tributar, creo que lo más prudente es fraccionarla. Me parece bien, sugiramos a los empleados que creen su propia empresa si aspiran a seguir trabajando con nosotros, de lo contrario los despedimos. Así lo hicieron y a los empleados no les quedó otra alternativa y seguir laborando en las mismas condiciones laborales en que venían, de tal forma que pudieron desagregar el volumen de ventas evitando cambiar de régimen contributivo. Se espera que la administración tributaria en algún momento encuentre vinculación económica de su actividad comercial, para aplicar las sanciones a que haya lugar.

Caso 7: Recapitular a tiempo para evitar un mayor sufrimiento.

Se refiere a aquellos evasores que una vez son hallados realizando acciones indebidas de carácter fiscal, prefieren corregir a tiempo por miedo a que profundicen en la investigación y descubran su verdadera situación económica. El evasor en estos casos se adelanta a los acontecimientos acogiéndose a lo que estipule la autoridad fiscalizadora.

Dramatizado:

Doña Arrepentina, venimos de la administración fiscal a practicar un allanamiento a su compañía, hemos recibido una denuncia en la que manifiestan que ustedes están evadiendo el impuesto a las ventas. ¿Quién me denuncio?. Lo sentimos señora, esa información es confidencial. En el día de hoy procederemos a revisar sus instalaciones, le pedimos el favor que informe al personal que no utilice los computadores porque vamos a verificar la información que contienen. ¿Ustedes tienen autorización?. Por su puesto que sí –el funcionario se la entregó para que la leyera - doña Arrepentina se puso muy nerviosa. ¿Qué debo hacer?. Por lo pronto notifíquese del acto administrativo. Si en el transcurso de la investigación encontramos indicios de evasión, nos llevaremos los documentos que sean necesarios levantando una acta como constancia. –doña Arrepentina procedió a notificarse y a esperar el resultado de la investigación. Una vez descubierta, decidió colaborar. – Reconozco que he venido evadiendo y estoy dispuesta a corregir. Los investigadores indicaron lo que debía hacer y procedieron a terminar la diligencia, luego se despidieron. Doña Arrepentina comentó con su esposo – es mejor reconocer a tiempo el error y no dejar que sigan indagando porque pueden encontrar más documentos comprometedores, y ahí si que nos metemos en un lío mayor. Si mujer, es preferible enmendar ahora y no esperar a que el problema crezca aún más.

Caso 8: Judas hay por doquier y hasta en las mejores familias se pueden encontrar.

Es el caso de aquellas sociedades familiares que no prosperan, bien sea porque uno de los socios quiere tomar ventajas sobre el otro o los otros, o porque se han presentado conflictos de intereses o situaciones irreconciliables, haciendo que cualquiera de las partes decida denunciar ante el ente fiscalizador las anomalías que se vienen presentando en dichas compañías, siendo conscientes que también se van a ver afectados. El denunciante puede ser un hermano, un hijo, el cónyuge etc.

Dramatizado:

Tu tío es un egoísta – dijo Insistina a su novio Revelón- las utilidades que genera la empresa son suficientes como para que te de una buena participación de la sociedad que tienen. Así es Insistina, pero como él es quien consigue los negocios se queda con la mayor tajada y eso que no paga impuestos, que tal si lo hiciera, ahí si es cierto que no me daría nada. Es un deshonesto – dijo Insistina- tu deberías denunciarlo por evasor al fin y al cabo lo que te corresponde es una miseria. Eso es cierto, voy a hacer caso a tus consejos para que el infeliz pague por su tacañería. ¿Me acompañas?. Claro que si. – Se dirigieron a la entidad fiscalizadora a colocar la denuncia. Cuando los funcionarios hicieron la inspección, el tío de Revelón se mostró sorprendido por aquella visita sorpresiva. La investigación arrojó resultados positivos viéndose obligado a corregir por un monto considerable, después de eso la sociedad desapareció porque estaba cimentada sobre bases débiles.

Caso 9: El empleado despedido denuncia porque está resentido.

Es el caso típico de aquellos empleados de alto o bajo perfil, que al ser despedidos de las compañías en las cuales laboran y teniendo pleno conocimiento de las actividades que estas realizan, deciden denunciar ante la administración tributaria las irregularidades que cometen, indicando en detalle la forma como evaden. El denunciante en este caso puede ser: el contador, administrador, auditor o simplemente un empleado de confianza que conoce el rol de la empresa a la cual presta o prestaba sus servicios.
 

Dramatizado:

El propietario de una fábrica textil en cierta oportunidad despidió a Fiel, uno de sus operarios de confianza por roces personales. Fiel llevaba muchos años laborando en la compañía y consideró injusto su despido. No voy a dejar las cosas así - comentó Fiel a su esposa -. Estoy de acuerdo contigo, si don Raimundo se portó así con alguien que se sacrificó todo el tiempo por la empresa, lo menos que puedes hacer es pagarle con la misma moneda y denunciarlo por evasor de impuestos. Sí, así lo haré, se cuales son sus compradores y donde están las evidencias que lo comprometen. Fiel instauró la denuncia explicando en detalle las irregularidades, lo que dio excelentes resultados a los investigadores quienes hallaron las pruebas en una caja fuerte que estaba oculta bajo una escalera y que de no ser por sus indicaciones, nunca hubieran encontrado. Los funcionarios procedieron a emplazar al contribuyente para que se acercara a la administración donde liquidaron el valor a pagar y la sanción a la cual se había hecho merecedor. De no ser así hubiera seguido evadiendo quien sabe por cuanto tiempo más.

Caso 10: El enemigo del evasor en oportunidades es su competidor.

La autoridad fiscal en oportunidades se entera de la presencia de un presunto evasor por denuncia de alguien que se ve afectado por la competencia, al vender con precios por debajo del mercado. Cuando se hace la respectiva verificación ésta arroja los resultados esperados.

Dramatizado:

-Suena el teléfono.– Hágame un favor, ¿con quién puedo comunicarme para instaurar una denuncia?. Con el área fiscalizadora y le sugiero que la presente por escrito para que sea creíble. ¿Tengo que colocar mi nombre?. Sería lo mejor para darle mayor veracidad a sus palabras y no se preocupe que nadie se va a enterar porque lo que manifieste es estrictamente confidencial. Entonces ya la envío por fax. Gracias. Hasta pronto. A los pocos minutos llegó la denuncia por escrito, se trataba de alguien que pedía investigar la procedencia de los bienes de un contribuyente que vendía por debajo de los precios del mercado. Los funcionarios de la entidad fiscalizadora hicieron las averiguaciones y comprobaron que se trataba de contrabando. Los bienes del denunciado fueron incautados, además de ser sancionado por no cumplir con sus obligaciones fiscales.

Caso 11: El evasor descarado algún día termina evidenciado.

Se trata de un caso anecdótico en el cual un evasor llama a la administración tributaria y pregunta por las sanciones que le impondrían en el evento que lo llegaran a descubrir.

Dramatizado:

- Timbra el teléfono en una oficina de la entidad fiscalizadora.- ¿Sí?, ¿en qué puedo servirle? Disculpe, llamo para saber que sanción hay para quienes nunca hemos pagado impuestos. ¿Desde cuando está evadiendo? Hace dos años. ¿Qué actividad realiza?. ¿Ofrezco mis servicios profesionales y no me he inscrito ante la administración tributaria?. Cumple con los topes establecidos. ¿Cuáles?. El funcionario explicó en detalle y su interlocutor contestó afirmativamente. Entonces debe presentar y pagar sus obligaciones atrasadas para evitarse problemas. ¿Será que se dan cuenta?. En estos dos años no he tenido problemas. Si usted no cancela, en cualquier momento puede ser detectado por cruces de información con sus clientes, lo mejor es que se inscriba y cumpla. Gracias voy a pensarlo. – Cuelga– Que desfachatez. .– Expresó el funcionario que atendió la llamada-.

Caso 12: La empresa de papel, obligaciones puede tener.

Se trata de aquellas empresas de "papel" que se han constituido como: sociedades sin ánimo de lucro, unipersonales, de hecho, asociativas o limitadas acreditando un capital suscrito, patrimonio, abriendo cuentas bancarias e indicando una dirección fiscal para lograr alguna clase de contratación, que muchas veces no obtienen. Los nuevos responsables bien sea por desconocimiento u otras razones incumplen con la obligación de tributar. Cuando los funcionarios fiscalizadores realizan la inspección de rigor y verifican que la empresa no existe, proceden a efectuar gestiones de embargo de bienes y cuentas que posean, sin resultados positivos generando un desgaste administrativo porque la entidad invierte tiempo, personal y recursos que no siempre se recuperan en el corto o mediano plazo. (Nota: aunque no es una modalidad de evasión propiamente dicha, es importante que el caso sea conocido por el lector).

Dramatizado:

Solamente disponemos de un mes para conformar la empresa y participar en la licitación de útiles escolares, donde salgamos favorecidos nos enriquecemos. - El problema es el capital para constituirla. Eso no importa inventamos un valor significativo, el papel resiste todo. Pero tenemos que pagar impuestos. Vale la pena hacerlo. - A las pocas semanas salió el resultado. No siendo favorecidos. – Insistieron en otras licitaciones y tampoco tuvieron éxito entonces decidieron terminar la sociedad, cada quien tomó por su lado sin efectuar la cancelación ante el ente respectivo, lo que generó obligaciones fiscales que no fueron pagadas. En cierta oportunidad los funcionarios fiscalizadores efectuaron una visita a la compañía y se dieron cuanta que no existía, en vista de ello procedieron a embargar los bienes del representante legal, los socios no se les encontró nada. Éste al enterarse se acercó a la entidad fiscalizadora. Señores nosotros no efectuamos ninguna negociación con la compañía y decidimos no continuar. Si, pero como no han hecho la cancelación contrajeron obligaciones con el Estado y usted como representante legal está en la obligación de cancelarlas. ¿Cómo?, ¿había que cancelar algo?. Por supuesto que si. Efectuaron la respectiva liquidación lo que genero un valor considerable a pagar por concepto de intereses de mora, sanciones y capital. El contribuyente se acogió a un acuerdo para sanear la deuda. Intentó obtener dinero con sus ex socios para cancelar las obligaciones, pero no logró nada porque se hallaban desempleados, al poco tiempo incumplió el compromiso, siendo rematadas sus propiedades.

Es de anotar que hay oportunidades en las cuales el contribuyente y sus socios desean liquidar la sociedad pero, como ha generado obligaciones fiscales que se deben pagar y al no hacerlo las dejan vigentes indefinidamente. Otros deciden continuar presentando sus declaraciones con valores en ceros para no incurrir en más sanciones, con la esperanza que algún día puedan lograr algún negocio.

Caso 13: Ventas de mostrador requieren mayor control.

Las ventas al público y en efectivo, por sus mismas características se prestan para que la mayoría de clientes sean ocasionales, al comprador solo le interesa que el producto sea de calidad y esté en buenas condiciones, por lo que no solicita la factura. De acuerdo con dicha circunstancia muchas ventas se efectúan sin dejar soportes dando cabida a la evasión. Por eso es necesario observar el proceder del contribuyente y para ello es indispensable contar con el factor sorpresa para verificar si las transacciones que realiza están sujetan o no a la normatividad, aunque se sabe que operan correctamente cuando se efectúan las visitas de control.


Dramatizado.

Señor, permítame ese vestido, voy a medírmelo. Con mucho gusto. -Al rato. Le queda muy bien. ¿De veras?. ¿Qué cuesta?. Tiene un precio de "X" . Me lo llevó. ¿Necesita factura?. No hay necesidad, gracias. Hasta pronto y que vuelva. Cuando llegó la visita de la entidad fiscalizadora a efectuar una inspección, los vendedores expiden facturas a las personas que ingresan a comprar, para demostrar que cumplen con dicha obligación. Por eso es que en los procesos de fiscalización se requiere analizar periodos de tiempo largos para verificar el cumplimiento de las obligaciones fiscales de los contribuyentes, haciendo visitas esporádicas para verificar el manejo de sus cuentas.


Caso 14: El empresario que cambia de localización para dar cabida a la evasión.

Hay quienes ejercen su actividad económica desplazándose de un lugar a otro, cambiando de razón social, con el objeto de evadir impuestos. En oportunidades se han detectado en cruces de información, siendo evidenciados y sancionados porque así no aparezcan como representantes de las compañías, en el seguimiento que se les hace se encuentran vinculados económicos.

Dramatizado:

Está visto que aquí no se puede trabajar, las ventas han bajado ostensiblemente y lo peor de todo es la cantidad de impuestos que hay que pagar. Mejor nos vamos para una ciudad más pequeña y buscamos nuevos mercados. Eso me parece muy razonable don Avispardo, pero ¿cómo va a hacer para que no lo ubiquen?. Eso es muy sencillo Mariana, como usted es de mi entera confianza constituye una empresa y trabajamos juntos. ¿Y las obligaciones que contrajo con la antigua compañía? . Ya se cansaran de cobrar y en vista de que no me pueden localizar espero que se prescriban las obligaciones o se presente alguna admistía tributaria, mientras tanto seguimos ejerciendo nuestras actividades. Si usted lo dice don Avispardo, así será.

Caso 15: Perdida o destrucción de libros para no dejar indicios.

Se presenta el caso de quienes simulan el robo o destrucción de libros contables colocando la denuncia para legalizar tal situación o para ganar tiempo y ponerse al día con soportes ficticios.

Dramatizado:

Me acabo de enterar que don Rogelio el dueño de la empresa de calzado de la esquina, fue sancionado por la entidad fiscalizadora al no tener los libros contables actualizados – dijo Leopoldina a su contadora la señora Paulina.- ¿Nosotros como estamos?. La verdad doña Leopoldina tenemos varios meses de atraso por el cambio de ubicación de la empresa y no he tenido tiempo para actualizarlos, además acuérdese que tenemos mercancía sin soportes contables. Eso es cierto. Señora Paulina, guardémoslos y argumentamos que fueron robados junto con algunas cosas de valor. Pero doña Leopoldina, ¿quién va a creernos?, ¿a quiénes les puede interesar unos libros?. Esa estrategia no es creíble. Entonces los incineramos y colocamos la denuncia, con eso tenemos tiempo de ponernos al día. Eso esta mejor doña Leopoldina. – Procedieron a quemarlos en el lugar donde estaban ubicados y luego extinguieron las llamas para evitar que se propagara el fuego. Con testigos levantaron una acta y enteraron a las autoridades respectivas, argumentando que con sus propios medios logísticos habían podido superar el impase. De esa manera lograron burlar temporalmente a los funcionarios de la entidad fiscalizadora, que al efectuar la visita se vieron precisados a otorgarles algún tiempo para actualizar los libros contables. Es de esperarse que los funcionarios fiscalizadores logren descubrir bien sea por denuncia o por inspección posterior que algunos soportes son ficticios aplicando las sanciones a que haya lugar.

Caso 16: Quién compra los derechos sobre una empresa inactiva para llevar a cabo acciones delictivas.


Hay quienes compran los derechos sobre empresas inactivas y piden autorización de facturación a nombre del representante legal, para luego colocarla a disposición de quien necesite soportes para sus cuentas. La modalidad consiste en ofrecer facturas con ventas ficticias.


Dramatizado:

Don Juan, en vista de que usted no siguió con la empresa, le compro la razón social. ¿Para que la quiere?. Voy a continuar con ella, se que tiene futuro y es cuestión de capitalizarla. En ese caso no hay problema don Torcuato, yo me cansé de este negocio, ¿cuándo hacemos l el traspaso?. Yo le aviso don Juan. Le aclaro que está inactiva. Eso no interesa. ¿Tiene obligaciones pendientes?. Ninguna. Está bien. Hicieron la negociación y don Torcuato solicitó a don Juan que pidiera autorización a la administración tributaria para facturar porque él aún figuraba como representante legal. Una vez la obtuvo don Torcuato mandó elaborar libretas de facturas con los datos de la compañía y se entrevistó con don Plutarco, otro empresario. Cuando necesite justificar costos me dice y le hago las facturas que necesite yo cobro un pequeño porcentaje por mis servicios. Gracias lo tendré en cuenta. Así siguió ofreciéndolas a otras personas que tenían sus empresas quienes aceptaron la propuesta obteniendo jugosos beneficios, hasta que en una oportunidad que se efectuó una investigación de fondo a varias compañías, los funcionarios fiscalizadores descubrieron que realizaban transacciones comerciales ficticias, al confirmar que las facturas correspondían a una empresa que hacia tiempo no operaba. Localizaron a don Juan quien figuraba todavía como responsable, quien se mostró sorprendido por lo que había hecho don Torcuato, explicando a los funcionarios lo que había sucedido. Con razón que cada vez que llamaba a don Torcuato para registrar la empresa a su nombre, salía con cualquier pretexto. ¿Sabe dónde se encuentra en este momento?. Lo ignoro por completo, de un tiempo para acá no volví a saber nada de él. Le sugiero que se acerque inmediatamente a cancelar la actividad económica para que no tenga más dificultades, porque usted va a ser el único perjudicado. Así lo hizo don Juan instaurando una denuncia penal contra don Torcuato con la esperanza de que dieran con su paradero.

Caso 17: La demora es una estrategia empleada por aquel contribuyente que pretende ocultar evidencias comprometedoras.

Modalidad empleada por el presunto evasor que se encuentra en su establecimiento comercial y al enterarse que va a ser allanado demora el ingreso de los funcionarios fiscalizadores mientras gana tiempo para ocultar las evidencias que lo incriminan. En oportunidades y ante la tardanza, las autoridades buscan el apoyo de cerrajeros pero cuando llegan el propietario o alguno de sus empleados procede a abrir. Como la efectividad de un allanamiento depende del factor sorpresa, cuando no se da, la investigación se puede malograr. Por eso lo más aconsejable es esperar a la primera oportunidad para irrumpir en el momento que el establecimiento objeto del registro esté abierto.


Dramatizado:

¡Doña Petra!, ¡doña Petra!, en la puerta están unos señores con instintivos de la entidad fiscalizadora. ¿Les abro la puerta?. No, como se te ocurre Liborio, espera un momento mientras arreglo algunas cosas. Escúchelos, están golpeando nuevamente. Déjelos , yo le aviso cuando debe abrir. Liborio (el portero) se retiró mientras doña Petra ocultaba las evidencias en un lugar de difícil acceso. Liborio, ahora si puedes abrir (autorizó Petra por el teléfono interno). Una vez ingresaron los funcionarios fiscalizadores, el encargado del operativo visiblemente disgustado dijo: ¿por qué la tardanza?. Porque la dueña estaba en una reunión y hasta ahora dio la orden de abrir. Sigan. Ingresaron los funcionarios a practicar el allanamiento y al no encontrar nada que comprometiera a la compañía se marcharon. Esa señora nos engañó, mientras abrían quitó las pruebas del lugar que el denunciante había señalado. La próxima vez que efectuemos una diligencia debemos estar alerta para que la puerta esté abierta e ingresar sorpresivamente. Eso es definitivo, respondió uno de ellos. Entre tanto en la oficina de doña Petra. De la que me salvé, esa denuncia tuvo que haberla colocado el contador que despedí la semana pasada, en lo sucesivo pondré mas cuidado con los empleados que contrato para no permitirles saber los asuntos de importancia.

Caso 18 : En cruces de información el evasor tiene su delator.

Consiste en efectuar cruces de información que debe ser presentada a la administración tributaria por los contribuyentes, donde se les pide que relacionen los datos de las personas naturales o jurídicas con quienes sostienen vínculos comerciales, de tal manera que si un presunto evasor en algún momento de la ejecución de su actividad económica ha tenido negocios con alguien que está inscrito legalmente ante la autoridad fiscalizadora, y éste lo reporta, permite que sea detectado. Sin embargo suele ocurrir que el evasor no sea descubierto, porque sus negocios los tiene con otros empresarios que también están al margen de la legalidad, o que en el desarrollo de su actividad los montos de capital utilizados no son lo suficientemente representativos para ser evidenciado, permitiéndole ocultarse temporalmente hasta cuando se estreche el círculo.

Dramatizado:

Señor Collazos, lo estamos emplazando para que se acerque a la administración tributaria. ¿Se puede saber para qué?. Para que cumpla con el pago de sus obligaciones fiscales. Pero si no debo nada. Por favor venga que aquí le explicamos. Al siguiente día el señor Collazos se dirigió a la administración donde le informaron que lo habían ubicado mediante el cruce de información con las empresas con quienes había celebrado contratos. Entonces, ¿qué debo hacer?. Tiene que inscribirse como comerciante y cancelar impuestos por los últimos cinco años con sus respectivas sanciones. No tenía conocimiento que debía impuestos. –dijo haciéndose el disimulado.- ¿Acaso las empresas a las cuales les vendo mercancías no se encargan de pagarlos?. Si, pero usted también está obligado. No tengo recursos ¿me pueden rebajar los intereses?. No señor, lo que podemos sugerirle es que se acoja a una modalidad de pago por cuotas. El señor Collazos recibió los documentos que debía diligenciar y se retiró disgustado porque no le quedó otra alternativa que legalizar su actividad comercial y cumplir con las obligaciones fiscales a que se había hecho merecedor.

Caso 19: La movilidad en la transacción comercial es la alternativa para no tributar.

Para nadie es un secreto que un considerable número de transacciones comerciales se realizan al margen de la legalidad y por fuera del sistema financiero, empleando grandes cantidades de dinero en efectivo lo que dificulta su seguimiento, como el caso de aquellos individuos que compran y venden mercancías de contrabando y que por sus grandes volúmenes generan rentas cuantiosas. También están algunos comerciantes, entre los que se encuentran quienes comercializan piedras preciosas los cuales en muchas oportunidades defraudan al Estado. La manera de detectarlos es haciendo un monitoreo a sus actividades y un seguimiento permanente a sus transacciones comerciales.

Dramatizado:

Mary, no te olvides que mañana madrugamos y compramos mercancía en el furgón que llega a las dos de la mañana, si no estamos puntuales nos quedamos sin nada. Pues vamos otro día.- Ni lo creas, ellos no son de los que regresan al mismo lugar y vaya a saber donde van a hacer la próxima entrega. Efectivamente el camión llegó a la madrugada, la gente se arremolinaba para comprar. El dinero pasaba de mano en mano y cada quien salía con costales repletos de mercancía procedente del exterior. A la media hora no había nadie, el vehículo se marchó vació. Mary ¿como te parece la mercancía que compramos?. Me parece muy barata Sofía, ¿de dónde la traerán?. Son barcos que llegan de países lejanos y descargan mercancía de contrabando. Es un gran negocio para el que puede comprar grandes cantidades. Imagínate. Pero no hablemos más, mejor vamos a venderla, ya está amaneciendo.

Otro dramatizado:

Señor Kawasaki, lleve éstas esmeraldas a la entidad fiscalizadora y legalice su exportación. ¿Y las otras?. Yo me encargo de llevarlas personalmente al Japón. Como el vuelo es a las tres de la tarde tengo el tiempo suficiente para tragarlas después de almuerzo. Buena idea señor Matzura, ¿y si vienen a hacer una inspección los funcionarios de la administración tributaria?. Muestras los documentos de exportación - dijo el señor Matzura -. Lo ventajoso de este negocio es que las piedras preciosas pasan inadvertidas en los aeropuertos y queda buena utilidad legalizando la menor cantidad posible—repuso el señor Kawasaki– . Estoy seguro de venderlas de contado en los mercados del Japón, ya que las tallas que llevo son muy solicitadas en las joyerías. Muy bien, muy bien señor Matzura, entonces me llama cuando llegue. Hasta pronto. – Se despidieron.-

Caso 20: Quien adquiere bienes de segunda camuflando aquellos de primera, perjudica a quien legalmente opera.

Este caso hace referencia a aquel importador que obtiene jugosos beneficios, al adquirir por lotes equipos de segunda en aquellos países que los venden a precios irrisorios por estar descontinuados u obsoletos, y que una vez legalizados ofrecen a precios por debajo de la competencia. Lo ilegal de esta modalidad consiste en que dentro de la mercancía que ingresa al mercado nacional, camuflan repuestos nuevos los cuales traen desbaratados, haciéndolos pasar como usados para luego ser armados por técnicos contratados o por el mismo importador, quien en oportunidades ejerce esa profesión, vendiendo sin cobrar el valor agregado para que sea más atrayente su producto, perjudicando de esa forma a quien trabaja de manera legal.

Dramatizado:

Ramiro, me voy para Miami a comprar los equipos de oficina que venden en remate las cooperativas. Es la oportunidad de importarlos como repuestos de segunda. De todo lo que negocie podemos armar una buena cantidad de máquinas, además voy a adquirir repuestos nuevos y los junto con los usados. La semana entrante te los envió, debes estar pendiente. No olvides llamar a los técnicos tan pronto como lleguen los equipos. Don Jorge, ¿qué precio les colocamos?. Eso depende de los que completemos, podemos darnos el lujo de venderlos sin cobrar el impuesto a las ventas, para que el mercado se haga más interesante. Don Jorge, nos podrían denunciar. No porque nuestros principales compradores son personas naturales quienes se ven beneficiados al salirles más baratos los equipos, además a nadie le agrada pagar tributos a menos que sea estrictamente necesario. Eso es cierto –dijo Ramiro-. Buen viaje don Jorge. Hasta luego Ramiro y me mantienes al tanto de todo. En este caso se han podido detectar gracias a la denuncia de sus competidores que presentan pruebas en las que demuestran que está vendiendo.

Caso 21: Gran alborozo causa un allanamiento al que por casualidad se encuentra en el lugar, pero no es a quien vienen a investigar.

Este caso se presenta cuando los funcionarios de la administración tributaria, atendiendo la denuncia sobre un presunto evasor de impuestos encuentran que en la misma dirección fiscal pero con diferente nomenclatura interna, operan oficinas independientes desarrollando toda clase de actividades siendo o no contribuyentes y aunque se presuma que son evasores no se pueden registrar, porque no hay una denuncia formalizada ni la orden de allanamiento respectivo, a pesar de que quien es objeto de la diligencia así lo exprese indignado al ser el único afectado, situación que aprovechan tales empresas para desaparecer las evidencias o abandonar el lugar.

Dramatizado:

Al señor de la oficina de enfrente le están practicando un allanamiento. No hay mal que por bien no venga, porque donde vengan a investigarnos descubrirían que también somos evasores. Don Luis ¿acaso no pueden venir?. No, porque no hay una orden expresa. ¿Pero si es la misma dirección?. Te equivocas, por el hecho de haber propiedad horizontal y existir varias oficinas con distinta nomenclatura, la dirección fiscal cambia, así como lo acreditan los papeles que tenemos. Buenísimo porque nos libramos del registro. Si pero debemos apresurarnos a ocultar los indicios. La señora de la oficina que hay al fondo del edificio se va tener que marchar, porque vende productos de contrabando y a estas alturas nuestro vecino tuvo que habernos denunciado a todos. Vaya llame al contador para que actualice los libros contables. Como ordene jefe.

Caso 22: La empresa que es visitada en su domicilio fiscal y un escritorio es lo único que llegan a encontrar.

Este caso se presenta cuando los funcionarios de la administración tributaria van a visitar a un contribuyente que ha sido denunciado por evasión, y encuentran que en el domicilio fiscal solamente hay un escritorio y con suerte un archivador en el cual reposan papeles sin importancia. El decir del empleado que atiende la diligencia es que el representante legal no se encuentra en el país y que los soportes contables los lleva un revisor externo, quien una vez actualiza los respectivos libros los devuelve, los pone en contacto con éste, quien se compromete a llevarlos en ese momento, de tal manera que la denuncia pierde su validez porque no está en el lugar " la prueba reina" que ha indicado el denunciante. Esa es una forma mediante la cual el contribuyente se entera que están tras sus pasos y procura ser cauteloso. En éste caso concreto, de todas maneras se sanciona al contribuyente por no tener los libros contables en el domicilio fiscal, pero las evidencias por evasión han desparecido. Se espera que cometa una equivocación para sancionarlo ejemplarmente.

Caso 23: El evasor que utiliza un domicilio alterno para ocultar pruebas de su deshonesto comportamiento.

Ésta modalidad es utilizada con frecuencia por el evasor para no ser descubierto y consiste en ocultar documentos o bienes adquiridos ilegalmente en un lugar aledaño al domicilio fiscal, de tal manera que al practicarse un allanamiento los funcionarios fiscalizadores no encuentran indicio alguno y aunque tengan la certeza de saber donde se hallan, están impedidos a verificar hasta tanto no se tengan una orden expresa, situación que aprovecha el evasor para desaparecer las pruebas de su culpabilidad. Sin embargo hoy por hoy a los organismos encargados de efectuar registros se les ha dado la potestad de investigar en lugares que se presume son del evasor, evitando así que se salga con la suya.

Dramatizado:

Roque, no te olvides guardar los discos duros que compramos ayer porque no están legalizados y donde vengan a practicar una visita los funcionarios fiscalizadores nos pueden descubrir. Los repones a medida que se vayan agotando las existencias de tal manera que tengamos siempre un soporte contable. Me parece bien Renato. Así lo hicieron en reiteradas oportunidades hasta cuando un cliente molesto porque el computador que le habían vendido le salió defectuoso y no se lo cambiaron por más que insistió, decidió denunciarlos explicando en que consistía la forma de operar porque se había dado cuenta que las partes para los equipos de cómputo los traían de una bodega alterna. Al enterarse los funcionarios del ente fiscalizador practicaron un allanamiento múltiple encontrando las pruebas que los comprometía, siendo decomisada la mercancía y sancionados con severidad el contribuyente, mientras se decidía su suerte ante el fiscal a cargo del caso.

Caso 24 El llevar doble contabilidad o facturación es una antigua modalidad de evasión.

Hay contribuyentes que mandan elaborar talonarios de facturas con la misma numeración, de tal manera que cuando efectúan una venta de elevada cuantía la suplantan por una menor (subfacturación) que es la que finalmente dejan en sus registros evadiendo de esa manera los impuestos que deberían pagar por ejercer su actividad.

Dramatizado:

José, utilice el otro facturero, la venta a ese cliente fue bastante buena. Está bien Pepe pero el problema es la factura del cliente. No te preocupes, por lo general la arrojan a la basura porque son personas naturales, no les interesa guardarla, claro está que esa misma gracia no la podemos hacer con una persona jurídica, porque las archivan como soporte contable. Emplearon esa modalidad en varias oportunidades en su establecimiento de comercio, hasta que en un allanamiento los funcionarios de la administración tributaria se dieron cuenta que una factura no correspondía al producto vendido, porque estaba por debajo del precio real y al efectuar la investigación encontraron un talonario de facturas repetido que no alcanzaron a ocultar por lo sorpresiva de la visita, desenmascarando al evasor quien confesó que llevaba doble facturación, teniendo que pagar la sanción respectiva.

Caso 25 Empresas que presentan facturas falsas efectuando transacciones millonarias.


Esta modalidad consiste en proveer de facturas falsas de compañías legalmente constituidas, a otras empresas para que acrediten transacciones comerciales (ficticias) que les permita aumentar los gastos deducibles, reduciendo así el pago de impuestos y en el evento de que sean investigados argumentan tener la mercancía tanto físicamente como en los libros contables, fingiendo haber sido engañados al no tener la previsión de verificar a todos sus proveedores, que en oportunidades son personas naturales (para evitar el rastreo). Sin embargo los funcionarios fiscalizadores cuando realizan la investigación saben que eso no es cierto lo que dice el contribuyente porque cuando verifican la procedencia de las facturas, descubren que no hay tales proveedores y mucho menos las ventas, lo que es corroborado con las empresas involucradas en el ilícito quienes niegan haber entablado relaciones comerciales con ellos, lo que en realidad es cierto porque al hacerse la confrontación se verifica que la papelería o las firmas no concuerdan con las legítimas. Estas actuaciones delictivas en oportunidades son apoyadas por ex funcionarios conocedores de empresas y papelería a falsificar, lo mismo que los posibles clientes a quienes ofrecer las facturas.

Dramatizado:

Don Ramón, le ofrezco una alternativa para aumentar las deducciones de su empresa y pagar menos tributos. ¿De qué forma?. Muy sencillo, le consigo facturas de compra expedidas por empresas retenedoras del impuesto a las ventas de tal manera que le permitan descontarlo en el pago de sus obligaciones fiscales. Se imagina lo que puede sacarle al Estado, y lo mejor de todo, sin tener que invertir nada, claro está que de vez en cuando puede comprar mercancía y legalizarla con una de esas facturas, de tal manera que en una eventual visita de los funcionarios fiscalizadores, va a tener los soportes que acrediten su compra y si se llegan a dar cuenta que los proveedores no corresponden, alegan ser asaltados en su buena fe. Me parece una buena idea. Así lo hicieron muchas veces defraudando al fisco, hasta que en una oportunidad a un funcionario que practicaba una visita de rutina se dio cuenta que una factura no concordaba con el logotipo de la compañía, y al indagar descubrió que había sido falsificada. Así hizo con otras que arrojan los mismos resultados, denunciando el hecho a la entidad fiscalizadora, siendo sancionado el contribuyente quien se vio precisado a enfrentar un proceso penal por falsificar documentos.

Caso 26: Presentación de facturas falsas para cancelar obligaciones tributarias.

Hay contribuyentes que para evadir el pago de sus obligaciones, deciden falsificar los sellos de las entidades recaudadoras y presentan las copias para que sus obligaciones se vean disminuidas, o en el mejor de los casos sean canceladas en su totalidad.

Dramatizado:

Lorena, me desespero cada vez que llegan oficios cobrando obligaciones fiscales. Así como van los negocios no puedo cumplir y van a terminar por embargarme, por lo que no me queda más remedio que llenar los formularios para el pago de impuestos y mandar a elaborar los sellos de cancelado. Pero papá, eso es peligroso y te puedes meter en un problema muy grave. No tengo otra alternativa, además quien quita que no se den cuenta. Yo no estoy de acuerdo, pero respeto tu decisión. Así lo hizo llevando fotocopia a la entidad fiscalizadora, ignorando que ésta no actualiza las obligaciones de los contribuyentes hasta tanto no confronte con los documentos originales que envía la entidad recaudadora, lo que permitió que se descubriera el fraude iniciándose un proceso penal en su contra.

Caso 27: Ofrecer como garantía bienes de terceros que ignoran lo que está sucediendo.

Esta modalidad consiste en que alguien que ha sido objeto de embargo, para cumplir con los requisitos para el pago por cuotas de sus obligaciones fiscales, ofrece en garantía a la administración tributaria documentos falsificados de bienes terceros, en donde se comprometen a respaldar las deudas de éstos, sin tener la menor idea de tal acción delictiva.

Dramatizado:

Señor Porras, para otorgarle una forma de pago por cuotas es necesario que ofrezca una garantía sobre sus obligaciones fiscales. No hay ningún problema, mañana traigo las escrituras de un inmueble. Cuándo llegó a su casa llamó a un conocido que vendía finca raíz. Don Leoncio, necesito que me consiga la escritura de un inmueble de los que vende y le pago bien. Llegaron a un acuerdo y el señor Porras consiguió la escritura del bien y efectuó una carta, falsificando la firma del propietario en donde se comprometía a respaldar la deuda. Al día siguiente entregó los documentos del supuesto deudor solidario y le fue otorgado el plazo para cancelar. En este caso no tuvo dificultad porque el funcionario encargado no verificó los documentos. Sin embargo el señor Porras comenzó a incumplir sus compromisos y la administración tributaria decidió iniciar el proceso de embargo del bien, no sin antes llamar al deudor solidario para que cancelara, quien ignoraba por completo que su bien había sido puesto como garantía para respaldar obligaciones fiscales de alguien que no conocía. Por este caso fue sancionado el funcionario a cargo al no llevar a cabo su labor de manera eficiente, mientras que al contribuyente se le siguió un proceso penal por falsificación de documentos públicos.

Caso 28: Crear nuevas empresas dejando inactivas las que adeudan.

Consiste en que hay contribuyentes que para evadir el pago de sus obligaciones, crean nuevas compañías y trasladan los bienes inmuebles de las empresas que tiene obligaciones con la administración tributaria al patrimonio familiar, evitando así posibles embargos.

Dramatizado:

Doña Lola, yo le aconsejo que cree otra empresa a nombre de un tercero y abandone la anterior. Para evitar posibles embargos incluya los bienes dentro del patrimonio familiar y los sigue utilizando para continuar con sus actividades sin tener que interrumpirlas. Me parece una buena idea don Bonifacio, que haría yo sin su apoyo. Así lo hizo y continuó trabajando hasta que en una oportunidad un funcionario fiscalizador pudo comprobar que doña Lola hacía parte de esa nueva empresa, procediendo a embargar las cuentas al encontrar vínculos económicos con los propietarios que no eran otros que sus mismos familiares.


Caso 29: Cambiar una factura proveniente del exterior reemplazándola por otra de menor valor (subfacturación).

Consiste en que alguien que realice la importación de un bien que viene con una partida arancelaria, lo declara con otra que implique un menor pago de tributo (evasión técnica), esto significa cambiar un dígito colocando otro que no corresponde a la del producto o productos importados. Para ello presenta dentro de la documentación requerida por el ente fiscalizador, una factura idéntica a la originalmente expedida por el vendedor, pero cambiando su contenido, elaborada por alguien que se presta para esa maniobra fraudulenta, la cual consiste en imprimir el documento pro-forma utilizando maquinas litográficas, dificultando establecer su falsedad. En el evento de ser descubierto, el importador podría alegar equivocación por parte de su proveedor. Auque se sabe que los funcionarios de la administración fiscal, deben conocer la normatividad e informar cuando existan dudas al respecto y están en capacidad de reconocer la mercancía lo mismo que su naturaleza, para que como se dice en el argot popular "no les metan gato por liebre". El funcionario corrupto sin verificar da su aprobación obteniendo beneficios por ello, ya que si obraran de buena fe procederían a verificar la autenticidad de los documentos, apoyándose en los consulados o efectuando las respectivas averiguaciones de precios de referencia, con los cuales debería haber ingresado la mercancía al país destinatario.

También suele ocurrir que el importador asuma el riesgo solo, al llegar a un acuerdo con el vendedor para que codifique los productos importados, de acuerdo como éste le indique confiando en que los funcionarios fiscalizadores no se den cuenta. En la actualidad es probable que esta modalidad se siga utilizando, con el riesgo de que, si es detectado, se aplica el porcentaje excedente a cargo del importador que está subfacturando, con las consabidas demandas penales para todos los implicados.

Dramatizado:

Aniceto necesito que elabore una factura idéntica a ésta, usted que es todo un artista para las artes gráficas – se la enseñó.– No está fácil de hacer por la policromía que tiene, sin embargo creo poder lograrlo, pero le cuesta bastante. No interesa. Siendo así, venga mañana por ella. Así lo hizo Elías y una vez la tuvo en su poder la llenó en su computador con la misma codificación del producto a importar, cambiando apenas un dígito, de tal manera que no hubo inconvenientes porque era idéntica a la expedida por el vendedor en el exterior, logrando de esa manera evadir impuestos. Lo siguió haciendo reiteradamente, hasta que en una oportunidad el funcionario que tenía la responsabilidad de verificar los documentos, se dio cuenta que el arancel no correspondía al producto importado, haciendo la respectiva investigación, de tal manera que al importador evasor no solamente le correspondió cancelar, sino que tuvo que enfrentar un proceso penal por falsificación de documentos.

Caso 30 : Funcionarios de carga que dejan ingresar mercancías sin revisarlas (el cambiazo).

Esta modalidad consiste en que algunos funcionarios permiten que ingresen mercancías sin verificar la respectiva guía, de tal manera que va de la aerolínea a los almacenes de depósito donde es cambiada por otra del mismo género, pero que tiene un valor inferior, esta práctica también se efectúa en el camino a las bodegas. El importador presenta documentación de la mercancía con la misma guía y como ésta no refleja la especificidad del bien, se nacionaliza aquello que en realidad no fue importado pagando menos impuestos. Aunque la administración tributaria maneja algunos perfiles (categorización de riesgos) para controlar el ingreso de mercancías, los funcionarios se ponen de acuerdo con antelación con los importadores, para saber en que momento y en que vuelo va a llegar una mercancía que no debe ser objeto de revisión.


Otro tanto ocurre con las mercancías procedentes del exterior que llegan a las oficina de correos, en donde algunos empleados en complicidad con supervisores de la entidad fiscalizadora, dejan pasar joyas o divisas camufladas en sobres sin revisar las guías. Incluso ellos mismos desconocen su contenido y se limitan a cobrar un porcentaje al importador.

Dramatizado:

Pancracio, mañana en el vuelo procedente de "S" estoy enviando una mercancía, le informo para que esté pendiente y mis colaboradores la puedan llevar al depósito. Entendido don Bonifacio. Al día siguiente y una vez arribó la mercancía procedente del exterior, Pancracio procedió a dejar pasar tres cajas perfectamente embaladas sin permitir que nadie revisara las guías y una vez en el depósito, varios empleados cambiaron su contenido por otro. Se trataba de ropa de marca, que fue sustituida por una de menor calidad lo que significaba el pago de un menor tributo. Como era muy rentable para el importador y significaba importantes beneficios para los funcionarios de la entidad fiscalizadora y los empleados de las bodegas implicados, siguieron haciéndolo hasta que fueron descubiertos, porque en una de esas maniobras uno de ellos no pudo estar presente, siendo reemplazado por otro que ignoraba lo que sucedía y al tratar de ser sobornado se rehusó y por el contrario puso en conocimiento de las autoridades competentes, quienes hicieron las averiguaciones del caso desmantelando aquella red de delincuentes quienes fueron judicializados junto con algunos funcionarios de medio y alto rango.

Caso 31: El funcionario que permite a los viajeros ingresar mercancías de contrabando.

Se presenta en los regímenes de viajeros, cuando estos ingresan divisas y objetos de cuantioso valor por fuera de los márgenes de importación autorizados, a pesar de la logística necesaria y del conocimiento de lugares de procedencia, clasificados de acuerdo a unos perfiles de riesgo para la revisión aleatoria de equipajes (semáforos), porque los funcionarios encargados de hacer las revisiones se hacen de " la vista gorda", permitiendo su ingreso sin inconvenientes.

Dramatizado:

Mariano (hablando por teléfono) no te olvides que esta noche como a eso de las 11 pm regreso al país y traigo una gran cantidad de divisas, debes estar pendiente para que no me vayan a interceptar, las llevo en el maletín de mano. No te preocupes Armando (se trataba del hermano) estoy asignado a ese turno. Esa noche estuvo atento y como se trataba de un funcionario de la administración tributaria no tuvo inconvenientes en dejarlo ingresar, sin pasar por ningún control. Así siguió operando Mariano con amigos y conocidos, hasta que en una oportunidad que estaba de turno se acercó un supervisor, quien decidió revisar en compañía de otros funcionarios a los pasajeros de un vuelo, del cual había sido enterado que posiblemente llegaba contrabando, cayendo en el operativo un amigo de Mariano después de haber pasado los controles, sin que éste lo hubiera revisado y aunque en ese momento no se le requirió porque creyeron que se había tratado de un descuido, fue objeto de continuos seguimientos hasta que se percataron de su mal proceder siendo destituido de la entidad, viéndose abocado a enfrentar un proceso penal en su contra.

Caso 32: Adulterar documentos como forma de evadir impuestos.

Esta modalidad se lleva a cabo cuando alguien adultera manifiestos de carga, cortando uno o más renglones de la relación de guías para luego pegar el documento mutilado que posteriormente es fotocopiado y presentado como si fueran copias del original a la administración fiscal sin que se percaten de la adulteración, porque la gestión de los documentos al arribo de la mercancía corresponde a particulares y la administración tributaria realiza controles posteriores, consumándose el fraude ya que al revisarse concuerda con la presentada en las fotocopias de los documentos soporte, mientras que la otra ha sido retirada por los evasores en complicidad con algunos funcionarios y empleados de las bodegas y/o aerolíneas. (Antigua modalidad que posiblemente ya no se presente).

Dramatizado:

Mario, no olvides cortar del manifiesto de importación los registros que te indique en donde están relacionados los repuestos para computadores y sacas varias fotocopias. No se preocupe jefe, lo voy a hacer tan pronto como tenga el documento en mi poder. De esa forma ingresaron mercancías que una vez en territorio nacional fueron separadas de aquellas que iban a ser legalizadas e inmediatamente retiradas sin dificultad, gracias a la complicidad del funcionario encargado en supervisar y de varios empleados de la aerolínea. Esta modalidad fue descubierta cuando un funcionario que no hacía parte del grupo de funcionarios y empleados corruptos, descubrió que una mercancía no estaba relacionada y procedió a solicitar la documentación original, que al ser presentada no coincidió con la fotocopia, haciendo el respectivo decomiso. A los funcionarios que hicieron el turno, sin que se percataran, se les hizo un continuo seguimiento hasta que fueron implicados en un nuevo caso que se presentó, siendo destituidos de la entidad.

Caso 33: Exportación de mercancías que posteriormente son devueltas (ficticia).

Tiene lugar cuando algunos exportadores realizan envíos de mercancías hacia zonas de fronteras con la documentación al día pasando de un país a otro efectuándose el trámite de exportación, pero al poco tiempo de haber ingresado al país destinatario regresa por una vía de poco acceso y sin vigilancia. Esta modalidad se denomina exportación ficticia porque el evasor además de que no está enviando nada se está beneficiando con los incentivos de las exportaciones y a pesar de los actuales medios logísticos y de control existentes, se presenta gracias a la complicidad de funcionarios encargados del control de las zonas de frontera.

También se da el caso de exportación ficticia, cuando un exportador entrega los documentos de exportación por una cantidad de unidades mayor a los que realmente va a exportar, con la complicidad de funcionarios y empleados solicitando posteriormente el reembolso por un valor que no corresponde al real.

Dramatizado:

Guillermo, vaya a tanquear el camión y lo carga con las láminas de acero que hay en la bodega. Tan pronto como lo haga me llama. Así lo hizo Guillermo, y Eutimio, el dueño de una compañía metalmecánica, procedió a indicarle que lo llevara a su cliente "U" cuyo domicilio fiscal se encontraba al otro lado de la frontera, allí fue atendido por un amigo de Eutimio, quien le indicó a Guillermo que guardara el camión sin descargar la mercancía según la instrucción acordada. Pasados varios días recibió la orden de devolverse con el vehículo cargado hasta un lugar ribereño donde fue embarcado de regreso al país de origen evadiendo los controles fronterizos, obteniendo así el exportador los beneficios respectivos. En esa oportunidad tuvo éxito, hasta que en otra ocasión el camión fue interceptado en carretera por una patrulla y al verificar que traía mercancía se hizo la averiguación de su procedencia, enterándose los funcionarios fiscalizadores de la forma como operaban sancionando al exportador con las consabidas medidas legales.

Caso 34: Adulterar certificados de origen ingresando mercancías no incluidas dentro de pactos o tratados.

Esta caso se denomina triangulación y consiste en que el evasor aprovechando los convenios internacionales, ingresa mercancías provenientes de países fuera de dichos tratados, adulterando o cambiando los certificados de origen para obtener beneficios.

Dramatizado:

Ligia, necesito que tan pronto llegue al país "D" cancele los repuestos para televisores que dejé separados por teléfono, y una vez tenga la factura en su poder va a la litografía de Pepe y le manda elaborar las marquillas con el nombre del país "F" y una nueva factura pro forma cambiando únicamente la procedencia. Como diga don Pancracio. No olvide decirle que después arreglamos el precio. Una vez Ligia tuvo las nuevas marquillas reemplazó las originales del país "D" por las marquillas "F" al producto que iba a ser exportado, otro tanto hizo con la factura, enviando la mercancía al país "E", siendo recibida por Pancracio, quien no tuvo que pagar aranceles de importación gracias a los convenios comerciales entre el país "E" y el país "F". Ese truco le funcionó en varias ocasiones dejándole buenos dividendos, hasta que en una oportunidad un funcionario fiscalizador se dio cuenta que una de las marquillas estaba superpuesta, al soltarse en una de sus puntas observando que su procedencia era del país "D", con quien no había tratado comercial y debía cancelar gravámenes. Inmediatamente procedió a decomisar la mercancía importada, confirmando con el proveedor que la factura había sido cambiada, iniciándose un proceso penal en contra del importador por falsificación.

Caso 35: Contratar vuelos charter para introducir mercancías de contrabando.

Consiste en que un grupo de contrabandistas contrata una avioneta para traer mercancía, utilizando pistas “piratas” en los aeropuertos para evitar sospechas de quienes controlan la navegación aérea. Por lo general ingresan al territorio nacional a elevadas horas de la noche, sobornando a algunos de los funcionarios fiscalizadores.

Dramatizado:

Alejandro no olvides que esta noche llega la avioneta procedente de "D", y tienes que estar pendiente para que cuando arribe no haya nadie fisgoneando. Los camiones deben estar listos en la zona aledaña a la pista 3, y asegúrate que los funcionarios de la entidad fiscalizadora que estén de turno sean de los nuestros. Efectivamente a esa hora llegó la avioneta y bajaron varias personas cargando cajas que fueron ingresando a dos furgones que estaban listos con las luces apagadas. Una vez cargados salieron de las instalaciones aeroportuarias sin ningún inconveniente, y la avioneta fue llevada rápidamente hacia un hangar donde fue guardada. En el interior del establecimiento dialogaban varios funcionarios con un individuo que había descendido de uno de los camiones antes que saliera del lugar. Conversaban alegremente y repartían grandes sumas de dinero. La operación había sido todo un éxito. En otra oportunidad se repitió la historia pero la buena fortuna no estuvo de parte de contrabandistas porque cambiaron a última hora a los funcionarios de supervisión y control y los contrabandistas al ignorar lo que sucedía efectuaron la operación siendo, interceptados e incautada la mercancía a pesar de los esfuerzos para sobornar a los funcionarios, siendo puestos a órdenes de las autoridades competentes. En vista de tal hecho se hicieron continuos seguimientos al grupo al cual se le había cambiado el turno, hasta que fueron descubiertos en otra maniobra fraudulenta, siendo destituidos del cargo y llevados a prisión.

Caso 36: Valerse de la valija diplomática para comercializar bienes que no pagan gravámenes.

Esta modalidad consiste en que un diplomático ingresa bienes tales como automotores, nacionalizándolos sin pagar tributos, porque gozan de ese beneficio y una vez legalizados los venden a particulares obteniendo jugosos beneficios. También se presenta cuando el alto funcionario ha dejado el cargo y sigue utilizando su investidura para ingresar mercancías sin pagar arancel.

Otro caso es cuando al cuerpo diplomático ingresa sus menajes sin ser revisados por las autoridades competentes aprovechando la inmunidad, e ingresan mercancías totalmente diferentes a las permitidas de acuerdo con la normatividad que se ha dispuesto para tal fin.

Dramatizado:

Señor Carrasco, le vendo mi vehículo. Cuanto pide por el señor Cónsul. Se lo doy bien económico, vale "Z", ya está nacionalizado. Mañana le giro el cheque.– La negociación se llevó a cabo- . Me está dando buen resultado traer bienes del exterior sin pagar aranceles de importación, es bastante lucrativo, - pensó el Cónsul-. Así lo siguió haciendo con buenos resultados hasta cuando decidió traer un lote de mercancía en el momento que su misión en el país "D" había terminado y no tenía ya la investidura, siendo decomisada teniendo que afrontar un proceso penal en su contra.

Caso 37: Los funcionarios que en diligencia de registro se apoderan de lo que encuentran.

Este caso se presenta con cierta regularidad cuando funcionarios fiscalizadores se apropian de mercancía de gran valor como divisas, distribuyendo "el botín” entre todos los participantes del operativo o en el mejor de los casos reportando una cantidad convenida, inventando una coartada para dar a conocer los hechos que van a salir a la luz pública.

Dramatizado:

El grupo élite los cazadores fue comisionado para efectuar un operativo en la propiedad de un reconocido narcotraficante, y después de investigar exhaustivamente, varios de los funcionarios encontraron una caleta con divisas, porque se tenía indicios que en se lugar se encontraban ocultas grandes sumas de dinero. El grupo se reunió para tomar una decisión frente al hallazgo y después de deliberar por un buen rato, optaron por repartir el botín entre sus integrantes, después de eso cada quien tomó por su lado. Sin embargo fueron descubiertos porque varios de ellos comenzaron a gastar la parte que les correspondió a parte a manos llenas, despertando sospechas entre sus superiores quienes efectuaron la investigación, evidenciándolos, siendo sancionados los responsables del hecho.

Caso 38: Radicar documentos con fechas pretéritas sin dejarlos en las entidades receptoras.

Este caso consiste en que un contribuyente solicita a un funcionario de confianza que le ayude a radicar documentos fuera de término, como si hubieran sido recibidos con oportunidad, lo que le representa evitarse sanciones de las que se ha hecho acreedor.

Dramatizado:

Don Tancredo, necesito que me ayude, se vencieron los términos para presentar una información que me solicitó la administración tributaria. ¿Cómo puedo ayudarlo?. Radique éste documento con una fecha antigua. De nada sirve porque cuando llegue a la dependencia se van a dar cuenta. La idea no es esa, una vez lo haga me lo devuelve sin dejar nada, de tal manera que con eso puedo alegar que lo entregué a tiempo. Me parece una buena idea señor Troncoso, déjemelo y para mañana se lo devuelvo. Así lo hicieron y el contribuyente logró su propósito. Tancredo siguió empleando esa misma táctica con otros conocidos, hasta que en una oportunidad fue hallado cambiando la fecha en el sistema para radicar unos documentos y una vez se practicó la respectiva investigación, se descubrió su acción corrupta siendo separado del cargo.

Caso 39: Destruir equipos informáticos para evitar ser sancionados.

Esta situación se presenta cuando es allanada a una empresa que oculta información en el servidor que alimenta la red de computadores, y éste es dañado intencionalmente para evitar que verifiquen su contenido.

Dramatizado:

¡Rubicundo!, ¡Rubicundo! (hablando en voz baja por celular), aquí están unos funcionarios de la administración tributaria y los estoy entreteniendo para que dañes el servidor donde guardamos información comprometedora. ¿Qué hago don Ricardo?. Échele agua a la c.p.u. Así lo hizo y cuando los funcionarios fueron a verificar la información, no pudieron leerla. ¿Qué sucedió con el servidor? –preguntó un funcionario-. En días pasados cayó un aguacero y como no estaba ubicado en un lugar bien protegido se mojó y no volvió a funcionar.– Contestó don Ricardo-. En vista de eso y como no hallaron pruebas se tuvieron que retirar. Para mí que dañaron la computadora tan pronto como llegamos. –comentaban los funcionarios-. Esto nos deja como lección que cuando practiquemos un allanamiento debemos ubicarnos con prontitud en todas las oficinas y demás lugares del establecimiento del presunto evasor, para que no nos burlen.

Caso 40: Sustituir documentos originales buscando evadir obligaciones fiscales.

Consiste en que uno o más funcionarios encargados de la custodia de documentos confidenciales, acceden a sustituirlos por otros que tienen las obligaciones fiscales canceladas.

Dramatizado:

Rómulo, tu conoces a alguien en la administración que pueda sacar un documento original y cambiarlo por otro, si me ayudas a contactarlo te recompenso generosamente. Tengo un amigo en la dependencia donde los guardan, pero habría que hablar con él. Vengo mañana para saber que razón me tienes. Bien. Al día siguiente Rómulo puso en contacto al contribuyente y al funcionario, llegando a un acuerdo económico para sustituir un documento original por otro en el cual constaban obligaciones por un valor muy reducido en comparación con las deudas reales. Una vez ejecutado el hecho, el contribuyente presionó a una verificación de sus impuestos por pagar sin embargo no contó que las entidades recaudadoras microfilman la información de los documentos que recepcionan y después de una larga investigación se verificó que se trataba de documentos falsos, porque el sello no correspondía al original, entablándose un proceso penal en contra del contribuyente y los funcionarios que intervinieron en la maniobra fraudulenta, ya que éste al verse presionado uno de ellos confesó la verdad.

Caso 41: Comercializar productos no registrados en la contabilidad de las empresas.

Hay quienes teniendo una actividad comercial registran parcialmente sus ventas, desviando parte de ellas a cuentas personales que son difíciles de hacerles seguimiento.

Dramatizado:

Carlos no olvides que la otra semana debemos practicarle un allanamiento a la empresa "H" que fabrica prensas manuales, según la denuncia de uno de los empleados a quien no le cancelan salarios desde hace algún tiempo, de las unidades producidas y vendidas un porcentaje de efectivo va a cuentas personales y el otro a la contabilidad de la empresa, omitiendo ingresos. Llegó el día citado y una vez efectuaron el operativo verificaron los extractos bancarios, tanto de la empresa como del representante legal quien era a su vez el propietario, descubrieron que había desviado dineros que no pudo justificar, siendo sancionada la compañía por evadir impuestos.

Caso 42: Inmuebles de personas naturales que son utilizados para disfrazar operaciones comerciales.

Esta modalidad se presenta cuando alguien que desea defraudar a la administración tributaria, crea empresas ficticias con direcciones reales donde no se realiza ninguna actividad comercial, pagando a los propietarios de los inmuebles para que se presten a tal fin, con la promesa que nada les sucederá.

Dramatizado:

Hoy tenemos el allanamiento a la sociedad "Z" que está solicitando una devolución de dinero por concepto de impuestos descontables en ventas, y al parecer están soportadas con facturas expedidas por empresas ficticias. –Comentaba un funcionario fiscalizador a otro– . Los funcionarios fiscalizadores salieron a efectuar un registro múltiple a las empresas con las cuales tenia vínculos comerciales, y verificaron que en las direcciones reportadas como domicilios fiscales en su mayoría se trataba de casas de habitación, lo que permitió rechazar la solicitud y emprender las medidas legales por tratar de defraudar al Estado. En alguno de los lugares visitados sus propietarios negaban tener conocimiento de las compañías investigadas, lo que no fue creído por los funcionarios fiscalizadores porque si en realidad desconocían que su domicilio era utilizado para tal fin, deberían haber informado a la administración tributaria en el momento mismo en que recibieran algún comunicado o requerimiento.

Caso 43: Girar divisas desde el exterior para legalizarlas en el interior.

Hay varias modalidades para que esto suceda, una de ellas es cuando se utiliza el sistema de cajeros automáticos para retirar montos considerables de dinero proveniente del exterior, para lo cual se paga una comisión a personas que poseen tarjetas debito en el país receptor, por retirar dinero en cantidades no muy representativas evitando de esa manera llamar la atención, las cuales son entregadas al defraudador evadiendo los controles del sistema financiero. Otra modalidad es cuando se crean fundaciones a las cuales se otorgan donativos que son invertidos en inmuebles, almacenes de comercio u obras de arte, legalizando divisas sin pagar impuestos a la administración tributaria.

Dramatizado:

Don Euclides, ya contacté con doscientas personas que poseen tarjetas débito y en el transcurso del día le estoy enviando por correo electrónico con clave secreta, los nombres, las cedulas y los números de las cuentas para que consigne las divisas. ¿Y si son de confiar?. No se preocupe, son amigos y conocidos que están dispuestos a colaborar por la comisión que les ofrecemos. Bien. –Colgó el teléfono-. Don Euclides consignó a todas las cuentas y Freddy su asistente informó a cada una de las personas para que hicieran los retiros en su presencia, de esa forma ingresaron al país gran cantidad de divisas en pequeñas cuantías, pero que sumadas en su conjunto se trataba de valores muy representativos. Los dineros venían del exterior procedentes de actividades ilícitas. Dicha práctica fue descubierta gracias a una denuncia de alguien que se acercó a la administración tributaria e informó del hecho, porque no quiso hacer parte de tal fraude propuesto por un amigo de Freddy.

Caso 44: Recibir diezmos y dirigirlos a cuentas de terceros.

Consiste en que avivatos aprovechando la fe de sus feligreses, recaudan grandes sumas de dinero en calidad de diezmos para sus iglesias, los cuales van a parar a cuentas personales sin pagar ninguna clase de tributos.

Dramatizado:

Marina, voy a consignar los diezmos que se recogieron esta semana. Si quiere yo voy don Lucas. No hay necesidad, lo voy a hacer personalmente. Consignó una parte a nombre de la iglesia y la otra a su cuenta personal. Así lo hizo en reiteradas ocasiones y sus cuentas mostraban jugosas utilidades. Sin embargo en una oportunidad los funcionarios de la entidad fiscalizadora hicieron una visita de control, motivados por información de una entidad bancaria que reportó movimientos considerables en las cuentas de don Lucas el director de la congregación, verificando que en la contabilidad de la entidad no estaban registrados todos los movimientos por conceptos de ingresos recibidos, y al no poder justificar ante los demás directivos de la congregación la desviación de recursos y la procedencia de los dineros en sus “arcas”, don Lucas fue separado del cargo y la congregación religiosa se vio sujeta al pago de las sanciones respectivas a la administración tributaria.

Caso 45: Comprar mercancía pagándolas en efectivo sin expedir el documento respectivo.

Esta modalidad consiste en que comerciantes que tienen ventas al público, compran mercancías sin factura a proveedores fijos o esporádicos, a quienes las pagan en efectivo sin incluir el impuesto a las ventas.

Dramatizado:

Don Gregorio tengo un lote de rodamientos para la venta. ¿Cuánto pide por ellos? . Valen "F" y es barato porque no está incluido el impuesto a las ventas. Una vez efectuada la negociación procedió a guardar la mercancía en un lugar estratégico para que a medida que se fueran vendiendo las unidades legales, iban siendo reemplazadas por las compradas de manera ilegal, de tal manera que en una posible revisión por los funcionarios fiscalizadores, todo estaría debidamente soportado con facturas. Así lo siguió haciendo hasta que en una oportunidad fue denunciado por alguien de quien recibió una mercancía a crédito incumpliendo el pago aprovechando que éste no tenia factura para comprobar la venta, siendo investigado y al hallarse mercancías por fuera del inventario, fue sancionado teniendo que pagar una suma considerable a la administración tributaria.


Caso 46: Se presentan acciones suicidas para evitar que revisen las mercancías.

Este situación se presenta cuando al practicar un allanamiento, el propietario del establecimiento amenaza con suicidarse para impedir ser investigado.

Dramatizado:

Don Pantacruel, venimos a efectuar un allanamiento a su establecimiento de comercio, porque hay una denuncia en la que manifiestan que vende licores de contrabando. Eso no es cierto, ¿traen alguna orden?. Si señor, permítanos leérsela. Una vez la leyó el funcionario fiscalizador, la reacción de don Pantacruel fue violenta, sacando de su escritorio una arma amenazando con suicidarse. Ante ese hecho los funcionarios procedieron a calmarlo manifestándole que la intención no era causarle daño y por el contrario, en el evento que se encontraran inconsistencias, tenía opción de enmendar el error, poniéndose al día con sus obligaciones fiscales. Ya más tranquilo don Pantacruel, se efectuó la diligencia que arrojó resultados positivos, siendo invitado para que corrigiera su proceder cancelando las sanciones a que había lugar, para que continuara con su actividad de manera lícita. En cuanto al licor, se encontraron varias cajas sin legalizar, siendo objeto de decomiso.




ALGUNOS DE LOS CASOS COMENTADOS ANTERIORMENTE NO SE PRESENTARÍAN SIN NO HUBIERA FUNCIONARIOS CORRUPTOS DISPUESTOS A PARTICIPAR EN TALES PRÁCTICAS.
 

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet