Conferencia internacional por la paz
 

Pulse aquí para acceder al índice general del libro.

Pulsando aquí puede acceder al texto completo en formato PDF (361 páginas, 1540 Kb)

 

ENSAYOS

LA GLOBALIZACIÓN DE LAS ARMAS Y LOS GUERREROS

Mónica González

† In memoriam: palabras que habría pronunciado en la última Conferencia Internacional por la Paz, la doctora en Harvard, investigadora de la UNAM, el ITESM y el Colegio de Veracruz, consultora del Banco Mundial ante la ONU y comentarista de televisión con Ricardo Rocha. Fallecida, seis días antes de su participación en la Conferencia.

Los niños masai, en un rincón de Kenia, se inician en la edad adulta matando a un león. En otras partes, los rituales pueden ser desde ir a la discoteca, agredir un McDonalds o hacer trampa en las urnas de Florida. El escándalo Angolagate que involucra a la familia Bush y a Dick Cheney, con la familia Mitterrand y Falcone y el gobierno de Angola, en contratos de petróleo a cambio de la venta de armamento y donaciones para la campaña de Bush, revela lo que todos sospechábamos: detrás de cada guerrero peligroso, hay una compañía de armamento. El complejo militar industrial incluye presidencias, departamentos de defensa, congresos, manufactureras de armas y municiones, fábricas de aviones, barcos, helicópteros, centros de investigación, de inteligencia, y hasta productoras de juguetes –Delta Force (Tora Bora Ted, Wsift Freedom Delta Force Night OPS), chicles con tarjetas “Operación Libertad Duradera”, y videojuegos en los que gana el que más mata. El dueño de la NBC lo es también de General Electric, una de las principales productoras de armas.

Los anuncios que paga Lockheed Martin, compañía líder en la venta de armas, sugieren que la paz significa “menos empleos para los americanos” (pero los turcos construyeron el F16, no los estadunidenses) y que el F22 es un avión antiguerra. Por cierto, esta compañía con un pasado lleno de corrupción, se niega a dejar de producir minas antipersonales, no en balde Washington no ha suscrito el acuerdo que las prohíbe. La industria de las armas y sus guerreros son capaces de influenciar a cualquier gobierno, asesinar y derrocar líderes, usando un lenguaje encantador. Con las palabras libertad y democracia, les ha tocado a: Vietnam, Chile, Irán, Nicaragua, El Salvador, Líbano, Granada, Libia, Panamá (Just Cause), Iraq- Kurdistán (Provide Comfort), Somalia (Restore Hope), Haití (Uphold Democracy), Zaire (Guardian Retrieval), Guinea Bissau (Shepherd Venture), Kenia (Noble Response), Sierra Leona (Noble Obelisk), Afganistán (Enduring Freedom), y al terrorismo (Noble Eagle).

Las declaraciones de Bush sobre “la lucha a favor de la libertad por medio de la guerra” son una trampa: no es cierto que el mejor avión es el que asegura que los estadunidenses regresen sanos y salvos, mientras matan a miles de civiles. “Mata y serás un héroe”, es la cruel metáfora. La industria militar, ha alimentado el fuego de las más de 300 guerras que ha habido desde la década de 1950, sembrado más cadáveres que los de la Segunda Guerra Mundial. ¿Por qué los programas del FMI y el BM, no incluyen dentro de sus medidas la prohibición para comprar armas e invertir en ayuda social? La respuesta es sencilla: Estados Unidos produce un 50% de las armas; los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad, el 80%.

Las grandes potencias han dedicado el 75% de su tiempo a la guerra.

Los trabajos a favor de la paz, son siempre insuficientes bajo la fórmula mercadológica de las ganancias. El costo de un B52 es mayor a la ayuda que ha recibido Afganistán y, Médicos Sin Fronteras recién señaló que los afganos se encuentran cada día más y más desnutridos. La industria militar y sus guerreros ven a los países como mercados, a los grupos políticos y militares como compradores y, a la gente, simplemente no la ven. Cada vez que Israel reinvade Palestina, viene un nuevo pedido de armas (tanques, artillería, y cargadores personales de MPRI y Dyncorp); claro, con ello los árabes aumentarán sus compras también. Ambos reciben millones de dólares de Washington para comprar armas36. Un trillón de dólares se gastan anualmente en el mundo entre presupuestos de defensa y armas.

Tan sólo por el tráfico ilícito de armas pequeñas y ligeras, mueren al año quinientas mil personas, 24 mil niños en el mundo mueren de hambre cada día (ONU), 300 mil participan en guerras, 130 millones nunca han ido a la escuela (Debate, junio-julio de 2002). Los países subdesarrollados más pobres compraron el 68% de las armas convencionales (Stanton). Homo homini lupus: el hombre es el lobo del hombre. Y, al final, se pregunta uno, ¿con disparar qué cambia? La violencia sólo genera mayor violencia y ganancias para un muy pequeño grupo, mientras más de un 99% de la población sale perdiendo.

Oscar Arias, Premio Nóbel de la Paz en 1987, declaró: “Las prioridades del mundo están equivocadas. Con sólo una pequeña parte de lo que el mundo gasta en defensa, podríamos solucionar el problema de la pobreza, desigualdad, analfabetismo, enfermedades, contaminación ambiental y hambruna.” Debemos usar nuestro intelecto, no armas, para resolver nuestras diferencias. Así, resulta mejor ser una república bananera, que guerrera. Para demostrarlo, presento el siguiente glosario para entender la guerra de George W. Bush contra Iraq:

La guerra contra el terrorismo- contra los musulmanes en Afganistán, Filipinas, Palestina e Iraq… por lo pronto.

La lucha por la libertad- la de Bush y lo que representa, para hacer lo que se les venga en gana.

Causa noble- llenar sus bolsillos de dólares.

Guerra preventiva- haré lo que mi papi no acabó.

Some evidence- me cae mal.

Tiene armas de destrucción masiva- tiene petróleo por una broma de la geografía, pero me pertenece.

Coalición internacional- Estados Unidos y Gran Bretaña.

Es un dictador- no comparte el botín.

Inspectores- espías.

Cualquier acción necesaria- no importa lo que digan o hagan.

Usar bombas inteligentes- matar a 90% de los civiles.

En la trama, Saddam Hussein es visto como un Frankenstein, mientras Bush, se cree una reencarnación entre Lorenzo de Arabia e Indiana Jones. El mundo es visto en blanco y negro, sin admitir siquiera grises. ¿De qué sirvió, que Iraq haya abierto sus puertas sin condiciones para las inspecciones, si Washington ya estaba reclutando diez mil opositores para entrenarlos militarmente en Gran Bretaña? Peor aún, la oposición a Saddam Hussein fue encabezada por su antiguo jefe de Staff, el general Khazraji, que vive en Dinamarca y fue precisamente el responsable de usar armas químicas contra los kurdos en 1988. Y, ¿de qué sirvió, que se hayan opuesto Rusia, China, algunos países árabes, los kurdos chiítas, cuatro mil intelectuales estadunidenses, y hasta el derechista y exsecretario de Estado Henry Kissinger?

Ahora, aun si el Dalai Lama gobernara Iraq, desarrollaría armas nucleares; porque sus vecinos, Arabia Saudita, Kuwait, Irán, Siria, Jordania y Turquía, están armados hasta los dientes. Y, no entendemos por qué Israel, India y Pakistán, grandes aliados de Washington, no son cuestionados. Saddam no amenazaba a toda una civilización en 1990 ni en 2001. Porqué en 1991, bombardearon sus instalaciones de agua y las sanciones no le permitieron comprar cloro ni plantas de tratamiento de agua? ¿Porqué, en nombre del bien, 1.5 millones de iraquíes habían muerto antes de la guerra, y mueren cinco mil niños al mes según el UNICEF, como resultado de las sanciones impuestas contra Iraq?

Saddam y Bin Laden son grandes enemigos, pero el ilusionismo de Condolezza Rice, que para su lógica los malos están juntos, tuvo el descaro de relacionarlos. Recientemente se publicó un estudio que señala que el 50% de los estadunidenses son analfabetas funcionales, es decir, no leen más que el teleguía y las instrucciones de lo que compran. Desafortunadamente fueron ellos, o más bien algunos, los que votaron por Bush, porque recordemos que no ganó en el voto popular. A ellos les habla Bush, les dice: "vamos a agarrarlos, esos malévolos nos quieren matar, quieren acabar con la democracia… odian nuestra libertad…" Para ellos, la guerra significaba ver CNN, por eso la apoyaron.

Pero la libertad y la democracia, sólo son un método, no un status, no se alcanzan bombardeando ciudades. El estado de violencia sólo lleva a ideologías fanáticas… El mundo ha sido muy noble con Estados Unidos, que en promedio ha intervenido más de cinco veces al año en distintos países desde 1945; pero tal vez, y sólo tal vez, desde el 11 de septiembre del 2001 se cansó. Tal vez la guerra haya sido, entre unos terroristas y otros terroristas a nivel internacional.

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet