DESCUBRIMIENTO Y CONQUISTA:

Del nombre de los españoles


Pulse aquí para acceder al índice general del libro.

En esta página web no están incluidos los gráficos, tablas, mapas, imágenes y notas de la edición completa.

Pulsando aquí puede acceder al texto completo del Tomo I en formato PDF (125 páginas, 668 Kb)

Pulsando aquí puede acceder al texto completo del Tomo II en formato PDF (153 páginas, 809 Kb)

Alfonso Klauer

Monopolio estatal inverosímil

En coherencia con lo que venimos revisando, veamos otro aspecto de la economía de los dos virreinatos más grandes de América: los monopolios estatales.

Las sedes de ambos virreinatos, Perú y México, tienen hoy, proporcionalmente, los aparatos burocráticos estatales más grandes de sus respectivas regiones.

¿Es eso también una herencia de la Colonia –como seria y consistentemente sospechamos–, o deberá creerse que la macromegalia estatal actual es sólo una simple coincidencia? En la Colonia fueron objeto de monopolio estatal asuntos aparentemente tan fútiles y tan diversos como: pólvora, naipes, lotería, tabaco, papel sellado, peleas de gallos, pulque (aguardiente), cobre, estaño, plomo, alumbre (insumo de las tintorerías), sal, cordobanes (pieles curtidas), nieve y lastre y, por supuesto, el azogue (para el amalgamiento de la plata).

Y hubo monopolios estatales aún más extravagantes: “tan exóticos como el de la venta de nieve de las montañas de la región”.

La no menos exótica venta de “aire de Escocia” que se hace hoy, tuvo pues sus antecedentes en las colonias de América.

El imperio que diseñó Carlos V tuvo –como dice M. L. Laviana– “obsesión” por el monopolio. Para asegurarlo se establecieron hasta cuatro mecanismos: control oficial, colaboración privada, puerto único y navegación protegida.

En esas circunstancias, los únicos competidores del monopolio oficial fueron los contrabandistas españoles, aliados con los intereses de comerciantes españoles, pero también con los intereses de comerciantes ingleses, holandeses y franceses, cuyas naves rivalizaban con las de España en los mares del Atlántico y el Pacífico.

Es decir, en función de sus intereses, los comerciantes españoles radicados en América eran “internacionalistas”, su bandera no era la de España, sino, con gran sentido de oportunidad y de oportunismo, la del vendedor o del comprador de turno.

Los productos de contrabando se paseaban durante la Colonia –como hoy mismo– por las narices de las autoridades. Tal parece que ayer –como hoy– no eran suficientes los “grados excepcionales de virtud e integridad” de las autoridades.

Muy pocos habrían de ser los que estoicamente resistieran incólumes los poderosos cañonazos de las coimas que ofrecían los contrabandistas. ¿O pretende creerse que se hacían gratuitamente de la vista gorda? Así ha podido llegar a decirse, en textos escritos por historiadores españoles, que a fines del siglo XVII, hasta dos tercios del tráfico comercial estaba constituido por contrabando. ¡Dos tercios! Una de las mayores debilidades del estatismo –ampliamente reconocida hoy– es que, al margen de la voluntad de los líderes y de la burocracia misma, genera corrupción. Ello –es iluso no reconocerlo–, ocurría necesaria e invariablemente también antes.

Los reyes de España, que no eran precisamente unos santos en cuestiones terrenales, hubieran, pues, no obstante, tenido que estar en todos lados para impedir la evasión tributaria y el contrabando.

Siendo eso imposible, los negocios de cada rincón de los Andes quedaban a expensas de la suma aritmética que los subdelegados locales hacían entre su devoción por la Corona y su devoción por sus bolsillos. Según todo lo visto, eran devotos de aquélla –la Corona – pero fanáticos de éstos –sus bolsillos–.

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Biblioteca Virtual
Servicios
 
Todo en eumed.net:

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

15 al 29 de
julio
X Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

06 al 20 de
octubre
I Congreso EUMEDNET sobre
Políticas públicas ante la crisis de las commodities

10 al 25 de
noviembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Migración y Desarrollo

12 al 30 de
diciembre
I Congreso EUMEDNET sobre
Economía y Cambio Climático

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet